De Venecia 2022 a Lima 2023: “LA PAZ ES UNA PROMESA CORROSIVA” – Re-instalación

por gruiz
8 ver

Gracias al Patronato Cultural del Perú, ente privado, autónomo y sin fines de lucro, LA PAZ ES UNA PROMESA CORROSIVA fue exhibida en el Pabellón del Perú, en la 59ma Bienal de Arte de Venecia, Italia, el evento internacional de arte contemporáneo más importante del mundo. Desde fines de abril hasta fines de noviembre de 2022, la Bienal fue visitada por más de 850,000 personas, y tuvo casi 80,000 visitantes más que la Bienal anterior, en 2019, un incremento que ha sido atribuido al hecho de haber sido la primera versión del evento después de la pandemia de COVID 19, que asoló a la población del planeta en 2020-2021. 

LA PAZ ES UNA PROMESA CORROSIVA fue una exposición de obras del artista Herbert Rodríguez (n. 1959), realizadas entre 1985 y 1990, escogidas por Viola Varotto y Jorge Villacorta, así como un video presentado en monitor, en el que se utilizaron diapositivas artesanales fabricadas por el artista durante el mismo período. El conjunto de lo expuesto hizo posible seguir el recorrido del artista en su primera década de producción tras haber abandonado la Escuela de Artes Plásticas (hoy Facultad de Arte y Diseño) de la Pontificia Universidad Católica del Perú, en 1981.

Casi un año después de que la 59ma Bienal cerrara a fines de noviembre de 2022, LA PAZ ES UNA PROMESA CORROSIVA será re-instalada en la Sala Juan Pardo Heeren, de la sede de Lima Centro del Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA), principal auspiciador el Pabellón del Perú desde el año 2019. Esta re-instalación, que es una nueva versión del Pabellón del Perú en Venecia en 2022, estará hasta el 20 de noviembre, y contará, una vez más, con el apoyo del Patronato Cultural del Perú.

Herbert Rodríguez. (FOTO: KAREN ZÁRATE/ICÓNICA).

Herbert Rodríguez (n. 1959) vivió el momento en 1980 en que Sendero Luminoso le declaró la guerra al Estado peruano como un joven estudiante de artes plásticas, activo en la escena del arte crítico de Lima por su participación en Huayco EPS, un colectivo de artistas jóvenes que fue muy influyente y cambió radicalmente la noción del arte en Lima. Rodríguez había recibido un reconocimiento temprano. El Instituto Nacional de Cultura lo eligió como uno de los tres artistas representantes del Perú en la Bienal Internacional de Arte de Sao Paulo de 1983, en Brasil.

Para 1985 ya pertenecía a los jóvenes insatisfechos e indignados de LIma: los subterráneos (la escena underground), que habían adoptado su propio rumbo de pensamiento anarquista teñido por el ethos punk, y rechazado el estado de cosas en el Perú. Rodríguez produciría todo tipo de material de agitación-propaganda (agit-prop), diseñado para conciertos alternativos, hecho en papel barato y destinado a ser efímero. Empleó las técnicas del collage y el fotomontaje, así como la serigrafía y el stencil. Recurría a las imágenes más sangrientas de la fotografía de prensa de la época para este trabajo. Hizo uso de las imágenes de mujeres desnudas, de calatas que llenaban páginas enteras de los tabloides, y de la pornografía barata en revistas, que recortadas eran un medio para revelar la hipocresía de las generaciones anteriores, vista como la defensa de un statu quo, en el que la permisividad apenas disfrazaba la voluntad de dominar y controlar.

Rodríguez abandonó la escena ‘subte’ cuando la ambigüedad con respecto al conflicto militar interno le pareció inaceptable, y en 1989 empezó a responder personalmente a Sendero Luminoso. Esta vez el teatro de guerra fue el campus universitario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, la primera fundada en América, y bastión de SL en Lima. Su proyecto Arte-Vida significó la creación de periódicos murales en un modo directamente derivado de las prácticas de agit-prop. Estaba arriesgando su vida y lo sabía. Clamaba por la paz; y fiel a la contracultura, la paz tiene que ser corrosiva porque sino no cala hasta la médula.

Esta re-instalación, que es una nueva versión del Pabellón del Perú en Venecia en 2022, estará hasta el 20 de noviembre, y contará, una vez más, con el apoyo del Patronato Cultural del Perú. (FOTO: KAREN ZÁRATE/ICÓNICA).

Una serie de actividades han sido especialmente programadas con motivo de la re-instalación de LA PAZ ES UNA PROMESA CORROSIVA en la sede Lima Centro del ICPNA. Permanecerá abierta al público hasta el 22 de diciembre.

MIÉRCOLES 26 DE OCTUBRE: El artista Herbert Rodríguez ofrecerá una charla y conducirá una visita guiada a las 6:30 pm en la Sala de Exposiciones.

LUNES 30 DE OCTUBRE: Conversatorio con participación de los curadores Viola Varotto y Jorge Villacorta, a las &:30 pm en la Sala de Exposiciones.  

JUEVES 9 DE NOVIEMBRE: Conversatorio moderado por Issela Ccoyllo sobre experiencias de curadores que han tenido a su cargo anteriormente montajes en el Pabellón del Perú, a las 6:30 pm en la Sala de Exposiciones.

MIÉRCOLES 20 DE DICIEMBRE: Última visita guiada a cargo del artista y los curadores con motivo del cierre de la muestra, a las 6:30 pm en la Sala de Exposiciones.

(ndp).

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 132, int 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00