Dolor lumbar crónico: cuatro consejos para evitar que afecte su funcionalidad

Se considera como dolor crónico cuando este perdura por tres meses o más y es una enfermedad en sí misma.

El dolor lumbar es la principal causa de discapacidad en el mundo. En los países de ingresos medios y bajos, como algunos de Latinoamérica, se estima que su carga se incrementará en los próximos años, en gran parte, debido a las dificultades que los sistemas de salud presentan para lidiar con este tipo de patologías.

Hugo Becerra, médico especialista en Medicina de Rehabilitación de la Clínica Sanna de Lima, indica que las actividades diarias laborales o del hogar, factores como el sobrepeso y malos hábitos como el sedentarismo, “predisponen a una complicación del dolor lumbar al punto de cronificarlo y convertirlo en una enfermedad en sí misma, que puede limitar la funcionalidad y calidad de vida”, indica el especialista. 

Por ello, es necesario que las personas tomen medidas que los ayuden a prevenir la cronificación del dolor lumbar. En esa línea, el doctor Becerra sugiere:

  1. Acudir a un médico para su evaluación oportuna: El especialista insiste en que debe evitarse normalizar el dolor y acudir por ayuda profesional, para que el médico determine la causa del dolor, así como los factores que lo perpetúan y se prevengan futuras complicaciones.  
  2. Mantener una alimentación saludable: Una dieta balanceada es fundamental, sobre todo si la persona tiene sobrepeso, ya que “en estos casos esta condición puede estar relacionada a enfermedades subyacentes, como la diabetes, y se puede requerir de la guía de un especialista de la nutrición. Adicionalmente, la columna puede verse afectada por realizar esfuerzo físico cuando se tiene un peso inadecuado”.
  3. Realizar actividad física moderada: Si bien hacer ejercicio es importante, cuando ya existe dolor lumbar, este debe ser moderado, bajo la supervisión de un profesional y evitando actividades de alto impacto que puedan provocar lesiones. “Se recomienda realizar estiramientos que relajen los músculos e incluir rutinas para fortalecer los abdominales que protegen la zona lumbar”, explica el especialista en rehabilitación.
  4. Mantener su tratamiento: El compromiso del paciente y la comunicación constante con su médico son primordiales para trazar un plan y objetivos reales que le permitan comprender el desarrollo de su afección y la relevancia de mantener el monitoreo desde una etapa inicial para aliviar el dolor que padece.

Por último, dado que el dolor lumbar es la principal causa de incapacidad laboral en personas menores de 45 años, y en Perú, es uno de los principales motivos de descanso médico, el Dr. Becerra resalta la necesidad de crear buenos hábitos que contribuyan al bienestar de los pacientes. “La educación del paciente es necesaria para mantener su tratamiento y trabajar en incorporar hábitos que reduzcan los factores de riesgo”, finaliza.

https://caretas.com.pe/cultura/bicentenario-2-0-cual-es-la-verdadera-relevancia-de-la-batalla-de-ayacucho-para-peru-que-en-2024-cumple-200-anos/