Mateo Castañeda envía carta y niega ser miembro de Los Waykis en la Sombra

El abogado de Dina Boluarte señala que todas las acusaciones en contra han sido "orquestadas".
Castañeda habría intentado corromper a policías. (Foto; DIFUSIÓN)

Mateo Castañeda, abogado de la presidenta Dina Boluarte y detenido el viernes pasado por la Fiscalìa, publicó una carta escrita a puño y letra donde niega pertenecer a una organización criminal liderada por Nicanor Boluarte.»A la opinión pública: Soy un abogado litigante en ejercicio, no soy un asesor, consejero ni funcionario del Gobierno, no soy miembro de ninguna organización criminal. Por eso, no conozco a ninguno de sus 21 miembros, excepto únicamente al Dr. Nicanor Boluarte, porque soy el abogado de su hermana, la señora presidente de la República», indica en la misiva.

En esta carta Castañeda rechaza las acusaciones en su contra a las que considera que son “orquestadas” para manchar su reputación como abogado y representante cercano de Dina y Nicanor Boluarte. En esa misma línea, el abogado aseguró que no hay necesidad que la Fiscalía lo detenga.

En esta carta publicada en X (antes Twitter) hace un llamado a sus colegas del Colegio de Abogados de Lima a que intervengan en este caso que él considera como abuso y lo considera como un exceso en contra el libre ejercicio de su profesión.

Mateo Castañeda confirmó reunión con Harvey Colchado y señala que «una emboscada»

Al ser detenido, y después de la audiencia de control de identidad, Mateo Castañeda confirmó haberse reunido con el coronel PNP Harvey Colchado y señaló que eso encuentro fue “una emboscada”.

La Fiscalía investiga al abogado por presunto tráfico de influencias y por su supuesta participación en una organización criminal.

“Yo rechazo todos los cargos. Si hay algo que investigar, se investigará pero esto ha sido una emboscada del coronel Harvey Colchado, que me ha citado a dos reuniones a través del general Carlos Morán (…)”. Castañeda señala que asistió a esas reuniones “sin sospechar” que “estaban grabando las conversaciones”.

De acuerdo a la investigación de Fiscalía, Casteñada sostuvo reuniones con los coroneles de la policía nacional, Harvey Colchado y Walter Lozano y donde les habría ofrecido beneficios, como promociones y “resguardo” a cambio que el Equipo especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (Eficcop) archivara el caso con Nicanor Boluarte.