Xayire: moda desatada

La diseñadora peruana Xayire Fuentes se rebela ante las convenciones de la moda.

Para Xayire Fuentes el detalle es el capital de su genealogía modística. La sintonía con este universo la desarrolló prematuramente en la etapa escolar: cortar, diseñar, producir. El hábito fue madurando no solo en habilidad, sino también en el estilo, a tal punto que su colección de vestidos dio el salto internacional. Hoy la diseñadora, que tiene su atelier en Miraflores (Calle Juan Alfaro 294), es una referente y nos abre las puertas a su trayectoria, a su destreza para las fotos y a las claves en el vestuario de alta costura para este verano.

–¿Cómo descubriste tu pasión por la moda y qué te llevó a convertirte en diseñadora?

Tuve mucha curiosidad por la moda desde que era niña. Yo creo que por inspiración de mis abuelas. Una era modista y la otra estilista. Una me ayudaba a hacer vestidos para mis muñecas y mi abuela materna tuvo mucho estilo. Incluso yo hacía bisutería y la vendía en el colegio, también bordaba pedrería en mi ropa y me encantaba ir a la costurera con retazos de tela que mi mamá me compraba.

–¿Cuál ha sido tu proyecto más desafiante y satisfactorio?

Me puse como objetivo poner la marca en el extranjero. Planifiqué una colección de novias que funcione en Miami. Con mucho esfuerzo, pudimos lograrlo y ahora nuestra línea de novias se vende en The Bridal Project, una tienda multimarca especializada en novias de Miami.

–¿Qué elementos son fundamentales en tus creaciones y cuál es tu tejido favorito?

Creo que mis diseños se caracterizan por los detalles, tienen un estilo romántico, femenino y mágico. Destacan las elaboraciones de bordados, texturas, combinaciones de color y siluetas asentadoras. En cuanto a textiles definitivamente los encajes son nuestros favoritos.

–Cuéntanos la historia detrás del vestido viral que diseñaste para Luana Barrón…

Para Luana hicimos una pieza de nuestra colección Iridiscent Illusion a medida, escogimos el color rosa porque era el dress code que necesitaba para su evento con Lancômeen Panamá. Recibimos buenos comentarios de influencers. A pesar de ser un diseño más casual que los vestidos de alta costura que diseñamos, tenía detalles hechos a mano como las plumas con cristales bordados que llevaba la falda y mangas cosidas una a una.

–¿Algunas anécdotas memorables?

Creo que las experiencias más memorables son los desfiles. Es una montaña rusa de emociones. Crear una colección puede ser divertido, pero también frustrante. Es inevitable que pasen cosas en backstage. Es caóticamente divertido.

–¿Y cómo influye la riqueza cultural peruana en tu trabajo?

Para la marca es importante conservar el trabajo artesanal. Nos permite seguir contando con el talento de nuestras bordadoras. Además estamos planificando tener otra línea en la que podamos mostrar el talento de las tejedoras, que es algo único en nuestro país.

–Y para este verano, ¿cuáles son las tendencias?

En vestidos de novia y de fiesta, el cuento de hadas está en total tendencia. Las telas vaporosas, transparencias, maxi flores, corsés, encajes y texturas de ruffles son detalles que marcan esta tendencia y la convierten en la favorita. La tendencia glam de plumas, brillos y flecos de pedrería también sigue sobresaliendo en vestidos de fiesta, principalmente, y suelen mezclarse con telas como sedas y gasas. Por otro lado las siluetas sencillas, con drapeados y listones grandes han cobrado protagonismo, sobre todo los listones que se ven en faldas, velos y capas.

–La innovación es clave en el diseño. ¿Cómo buscas evolucionar y mantener fresca tu creatividad?

En este mundo globalizado es fácil estar al tanto de lo que está de moda. Sin embargo, intento que esto no influya tanto y que mi estilo siempre se vea reflejado, acompañado de los detalles que las clientas buscan. En cuanto a mi inspiración para mis colecciones, suele partir de emociones. Creo un concepto que refleja la mujer que quisiera ser en ese momento. Utilizo fuentes de la naturaleza o de la historia para estas ideas. En cada colección experimentamos nuevas técnicas.

–¿Cómo ves la influencia de las tendencias internacionales en la moda peruana y viceversa?

Considero que las marcas locales cada vez se están actualizando más y la influencia de las tendencias se ve rápidamente sobre todo en las marcas  comerciales. En las marcas de diseñador creo que tenemos representantes que han creado estilos tan únicos y con un ADN fuerte que han podido mostrar su trabajo y ganar premios como el LAFS (Latinoamerican Fashion Sumit). De hecho ya han puesto sus ojos en Perú y  nos han visitado con la idea de conocer más talento peruano. Marcas como Escudo, Annaiss Yucra, De Loreta, Butrich, entre otros, han sido increíbles representantes de la moda peruana.

–Mirando hacia el futuro, ¿cuál es tu visión para la marca Xayire?

Trabajamos en tener un stock ordenado y regular de nuestras colecciones. Siempre dimos prioridad a nuestras clientas a medida, pero ahora buscan las piezas ya listas. Por otro lado, en Miami solo vendemos la línea de novias y el objetivo de este año es poder tener un espacio donde vender nuestros vestidos de fiesta. Este año también esperamos lanzar nuestra línea resort y queremos explorar con una línea más comercial, sin dejar de que sea de alta calidad.