Los mayores de 50 años, casados o en pareja, los más satisfechos con su vida sexual

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) –

Los mayores de 50 años se encuentra entre los españoles más satisfechos con su vida sexual, mientras que los menores de 35 años son los que se muestran más insatisfechos con su vida sexual; asimismo la gente casada o con pareja, así como los hogares con mayores ingresos, también se muestran más satisfechos con su vida amorosa que el resto.

Estos datos se desprenden de un estudio internacional realizado por Ipsos por segundo año consecutivo en 31 países, entre ellos España, entre 24.269 adultos con motivo del Día de los Enamorados, que se celebran este miércoles 14 de febrero.

En el aspecto romántico, de media global, un 74 por ciento dicen sentirse amados, un porcentaje que aumenta hasta el 81 por ciento en el caso de España, siendo el segundo país europeo donde más gente se siente más querida, solo por detrás de Holanda con un 82 por ciento. Estos porcentajes descienden en lo relativo a las cuestiones vinculadas con la vida sexual. A nivel global, de media, un 62 por ciento asegura sentirse feliz con su vida sexual, de nuevo, el porcentaje en España es superior, liderando el ranking europeo con un 70 por ciento. Le siguen Holanda (64%) y Gran Bretaña (63%).

Al analizar los datos por edades, a nivel global, de media, son las personas entre 45 y 49 años los más satisfechos con su vida sexual, con un 64 por ciento que así lo declaran, seguidos muy de cerca de los menores de 35 años (62%) y, por último, encontramos a los mayores de 50 donde el porcentaje desciende hasta un 59 por ciento.

Una tendencia que no se corresponde con la de España donde un 72 por ciento de la gente mayor de 50 años se muestra satisfecha con su vida romántica o sexual, casi al mismo nivel que los comprendidos entre 35 y 49 años (73%). Por su parte, los más descontentos son los menores de 35 años (65%).

Mientras, las personas en pareja y con rentas altas, las más satisfechas sexualmente. A nivel global, el 70 por ciento, de media, de las personas que viven en hogares con mayores ingresos están satisfechas con su vida sexual, frente al 51 por ciento en hogares de renta más baja. Una tendencia que se repite en el caso de España, donde los hogares de renta más alta presentan un porcentaje de satisfacción del 81 por ciento frente al 67 por ciento de los hogares más humildes.

Este escenario se repite también si nos paramos en el estado civil, donde las diferencias son notables. A nivel global, de media, un 74 por ciento de la gente casada o en pareja se muestran satisfechas con su vida sexual frente a un 52 por ciento de la gente sin pareja.

En España, es algo aún más acentuado, mientras que el 84 por ciento de la gente que comparte su vida con alguien dice sentirse feliz con su vida sexual, la gente que no tiene pareja se muestra mucho menos satisfecha, bajando el porcentaje hasta un 58 por ciento.