Caretas Lab | Decisión Fértil

La opción de la criopreservación en el Perú, empoderada por la tecnología y la disponibilidad de información.
La doctora Alicia Seminario señala que el proceso es muy sencillo y tiene una duración de 12 a 14 días como máximo.

La criopreservación de óvulos equivale a una verdadera revolución, que le brinda a la mujer, entre otras ventajas, la posibilidad de planificar su maternidad, en medio de un mundo cambiante, y la realización de sueños que antes parecían remotos. Las cifras de estos procedimientos se incrementan en todo el mundo y el Perú no es la excepción. La doctora Alicia Seminario, ginecóloga de la clínica Ricardo Palma, especialista en fertilidad explica las particularidades de un proceso que despierta cada vez más interés.
–¿Cómo ha cambiado la perspectiva de la mujer peruana frente a la criopreservación en los últimos años?
La perspectiva ha ido evolucionando en los últimos años, debido a que la mujer peruana hoy en día tiene otras prioridades en mente, busca independencia económica, estabilidad, progresar en el ámbito profesional, por lo que se siente más segura y empoderada a la hora de querer tomar las decisiones sobre su fertilidad. Además, existe mayor conciencia sobre la tecnología reproductiva, y la disponibilidad de información ha contribuido a este cambio de perspectiva. Sin embargo, otros factores como culturales, sociales y económicos aún influyen en la decisión de algunas mujeres.

–¿Cuáles son los perfiles de las mujeres que toman esta decisión?

Existe un amplio rango de perfiles, desde mujeres jóvenes que desean aprovechar el momento para mejorar sus posibilidades a futuro, como mujeres de mayor edad, que continúan sin desear un embarazo a corto plazo. Normalmente son mujeres profesionales que desean posponer la maternidad para avanzar en sus carreras o hacer una maestría; aquellas con alguna enfermedad que podría afectar su fertilidad en el futuro, como algún tratamiento oncológico; o mujeres con endometriosis que desean preservar sus opciones reproductivas antes de alguna cirugía.

–¿Qué tan complejo es el procedimiento?

Es muy sencillo, tiene una duración de 12 días promedio, donde se realiza una estimulación ovárica controlada mediante medicamentos para aumentar el crecimiento de múltiples folículos, seguida de la extracción de los óvulos mediante un procedimiento ambulatorio llamado aspiración folicular. Una vez obtenidos los óvulos, se procesan y se congelan a muy bajas temperaturas para su almacenamiento a largo plazo. La ventaja es que actualmente contamos con tecnología asistida por inteligencia artificial que permite estimar las probabilidades futuras de fecundación del óvulo y así tener un embarazo exitoso.

–¿Usualmente cuánto tiempo después de la preservación la mujer opta por la maternidad?

El momento es variable. Algunas mujeres pueden decidir utilizar los óvulos dentro de unos pocos años, mientras que otras pueden esperar más tiempo, incluso una década o más o pueden utilizarlos para un segundo hijo. Esto puede depender de factores como: estabilidad económica de la pareja, el deseo de progresar de forma profesional, el tratamiento de alguna enfermedad, entre otros. Pero ese es el beneficio que ofrece la criopreservación: permite a las mujeres poder tener esa flexibilidad para planificar y tomar decisiones reproductivas en cualquier momento de la vida, a su ritmo.