Poder Judicial: Cómplices de violación u otros graves delitos contra menores serán castigados hasta con cadena perpetua

El juez superior, Edhin Campos Barranzuela, sostuvo que, en la comisión de estos graves delitos, el Código Penal establece la misma pena para el autor como al cómplice.
El magistrado, Edhin Campos Barranzuela, sostuvo que, en la comisión de estos graves delitos, el Código Penal establece la misma pena para el autor como al cómplice. “De comprobarse la complicidad podría dictarse la cadena perpetua dependiendo el caso y las penas son severas también para propietarios que permiten acceso a menores a establecimientos como hostales”, indicó.

El Poder Judicial advirtió que los propietarios de hoteles u hostales, de verificarse su complicidad en la comisión del delito de violación, trata o explotación sexual como negocio de una organización criminal, en que las víctimas son menores, podrían recibir la pena de hasta cadena perpetua.

“Al permitir el acceso de personas adultas con menores a hostales, habría de parte de los dueños de estos establecimientos complicidad o conspiración para la comisión de un delito o varios como violación, secuestro extorsivo, trata, explotación sexual”, afirmó el juez superior Edhin Campos Barranzuela.

El magistrado sostuvo que, en la comisión de estos graves delitos, el Código Penal establece la misma pena para el autor como al cómplice. “De comprobarse la complicidad podría dictarse la cadena perpetua dependiendo el caso y las penas son severas también para propietarios que permiten acceso a menores a establecimientos como hostales”, indicó.

Ello porque delitos como el de violación de menores de 14 años, explicó Campos Barranzuela, son penados con hasta cadena perpetua “porque ellos como los discapacitados no ofrecen consentimiento ya que aún no pueden expresar su libre personalidad o voluntad libre”.

Asimismo, expresó el magistrado que en este tipo de hechos ilícitos podrían concurrir otros delitos como el secuestro, explotación sexual, por lo que las penas pueden incrementarse al existir concurso real de delitos.

“Una conducta agravada es la de organización criminal, con tres o más personas que se distribuyen funciones y roles”, indicó.

De ese modo, consideró el juez que los hostales u hoteles al permitir el ingreso a los cuartos de los usuarios deben previamente identificar a estos solicitando el documento de identidad y así, tienen la obligación de verificar si los ingresantes al hostal son, efectivamente, mayores de edad.

Refirió, en ese sentido, que estos hostales pueden ser pasibles de una sanción administrativa con el cierre de los mismos porque “se está resquebrajando las normas municipales que prohíben este tipo de irregularidades”.

De ese modo, Campos Barranzuela señaló que los propietarios de hostales y hoteles pueden ser investigados penalmente por estar facilitando la comisión de un delito y la Fiscalía verificar las responsabilidades en el ilícito y exigir sanciones.