La Fiscalía venezolana pedirá a España la extradición del opositor Antonio Ledezma por traición a la patria

Antonio Ledezma durante una protesta en Madrid - Europa Press/Contacto/John Milner - Archivo

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) –

La Fiscalía de Venezuela ha anunciado la interposición de una nueva órden de arresto contra el dirigente opositor Antonio Ledezma, acusado en esta ocasión de traición a la patria por unas declaraciones en las que supuestamente reconoce una conspiración contra el Gobierno de Nicolás Maduro, si bien el exalcalde de Caracas ya ha señalado que se trata de una nueva medida de presión política contra él.

El fiscal general venezolano, Tarek William Saab, ha comparecido este lunes para anunciar que solicitará formalmente a las autoridades de España, donde Ledezma vive exiliado, que tome medidas contra Ledezma, «por traición a la patria, conspiración, incitación a delinquir y asociación a delinquir».

Saab ha mostrado pruebas que, a ojos del chavismo, acreditarían que el dirigente opositor, «solapado en la cobardía», conspira para llevar a cabo un plan contra Maduro, según declaraciones recogidas por la televisión estatal.

«Aspiramos que las autoridades de España se pronuncien y respeten las leyes internacionales», ha señalado el fiscal, a pesar de que las instituciones españolas no han dado trámite a ninguna de las órdenes similares lanzadas en los últimos años desde Caracas contra algunas de las principales voces de la oposición.

De hecho, el propio Ledezma, en declaraciones a Europa Press, confía en que «ningún gobierno democrático se preste para tramitar órdenes de extradición que son completamente arbitrarias». En este sentido, ha recordado que no es la primera vez en que recibe acusaciones de esta índole: «No me he callado y no me van a callar».

«No se cansan de hostigarme, de perseguirme», ha denunciado, haciendo repaso de las medidas adoptadas contra él en sus sucesivos cargos políticos en Venezuela y también «ahora en el exilio». Ledezma ha señalado que «con miedo y paralizados de temores» no se va a poder «conquistar el porvenir» en el país sudamericano.