EEUU espera ver «resultados concretos» de la investigación independiente sobre los trabajadores de la UNRWA

Manifestantes palestinos en la oficina de la UNRWA en Líbano - Marwan Naamani/dpa

MADRID, 5 Feb. (EUROPA PRESS) –

Estados Unidos espera ver «resultados concretos» de la investigación independiente encargada por el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, a la exministra de Exteriores francesa Catherine Colonna sobre los trabajadores implicados en los ataques llevados a cabo por Hamás el 7 de octubre.

«Desde la perspectiva estadounidense, esperamos ver resultados concretos de estos enfoques y mientras continuaremos consultando estrechamente con otros donantes sobre cómo seguir satisfaciendo las necesidades humanitarias urgente en Gaza», ha dicho en rueda de prensa el portavoz adjunto del Departamento de Estado, Vedant Patel.

Asimismo, Patel ha explicado que la Administración Biden debate las diferentes opciones para suministrar fondos que ayuden a la población en la Franja de Gaza a través de otras organizaciones, como el Programa Mundial de Alimentos (PMA) o el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

El portavoz del Departamento de Estado también se ha referido al proyecto de ley que se debate en el Congreso de 100.000 millones de dólares (93 millones de euros) sobre ayuda humanitaria, tanto para Ucrania como para Oriente Próximo, con una cláusula que impide que dichos fondos se deriven hacia la UNRWA.

«En esta legislación pendiente hay 10.000 millones de dólares para ayuda humanitaria, de los cuales 1.400 millones son para ayuda humanitaria a Gaza», ha indicado, agregando además que Estados Unidos ha sido «inequívoco» con el «trabajo crítico que realiza la UNRWA» no solo en Gaza, sino en otros puntos de la región.

La exministra de Exteriores francesa liderará un grupo ajeno a Naciones Unidas en el que también participarán el Instituto Raoul Wallenberg de Suecia, el Instituto Chr. Michelsen de Noruega y el Instituto Danés para los Derchos Humanos. Comenzarán su trabajo el 14 de febrero y entregarán un primer análisis a Guterres a finales de marzo, según un comunicado la oficina del secretario general.