Amnistía Internacional recuerda que un «alto el fuego» es la única forma de poner fin al conflicto tras la orden de la CIJ

MSF resalta que la decisión es "un paso importante y refuerza la necesidad de un alto el fuego inmediato y sostenido".
La Franja de Gaza (Archivo) - Gil Cohen Magen / Xinhua News / Contactophoto

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) –

Amnistía Internacional (AI por sus siglas en inglés) ha instado al Gobierno de Israel a acatar el dictamen de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), pero recuerda que un «alto el fuego», no incluido en la decisión del tribunal de la ONU, es la única forma de «poner fin» al conflicto.

«Un alto el fuego inmediato de todas las partes sigue siendo esencial y, aunque no lo haya ordenado la corte, es la condición más eficaz para implementar las medidas provisionales y poner fin al sufrimiento civil sin precedentes», ha afirmado su secretaria general, Agnès Callamard.

LEER: La CIJ ordena a Israel «tomar todas las medidas posibles» para prevenir un genocidio en Gaza

En este sentido, ha sentenciado que «el Gobierno israelí debe cumplir con la orden de la CIJ inmediatamente». «Todos los estados, incluyendo los que eran críticos o se oponían a la denuncia de Sudáfrica, tienen un deber claro de asegurar que estas medidas se implementen», ha agregado.

Por ello, ha hecho un llamamiento a Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y otros estados europeos a que hagan «todo lo que esté en su mano para cumplir con su obligación de prevenir el genocidio», ya que de no hacerlo esto supondrá un «duro golpe a la credibilidad y la confianza en el orden jurídico internacional».

Callamard también ha dicho que el dictamen «envía un mensaje claro de que el mundo no permanecerá en silencio mientras Israel lleva a cabo una implacable campaña militar para diezmar a la población de la Franja de Gaza», si bien ha recordado que esta no puede ser la única decisión que sustente el fin de las «atrocidades y la devastación» en el enclave palestino.

«Los signos alarmantes de genocidio en Gaza y el flagrante desprecio de Israel por el Derecho Internacional resaltan la necesidad urgente de ejercer una presión efectiva y unificada sobre Israel para que detenga su ataque contra los palestinos», ha agregado.

De la misma forma, el director asociado de Justicia Internacional de la ONG Human Rights Watch (HRW), Aid Balkees Jarrá, ha recordado que «hay vidas que penden de un hilo» y que esta decisión, que ha tildado de «punto de inflexión», es un «reconocimiento de la terrible situación que vive Gaza».

Asimismo, ha asegurado que manda un mensaje tanto a Israel como a sus socios. «La orden clara y vinculante del tribunal aumenta la posibilidad de que los aliados de Israel respalden su compromiso con un orden global basado en normas, ayudando a garantizar el cumplimiento de este fallo decisivo», ha dicho.

Así, ha reiterado que los gobiernos «deben usar urgentemente su influencia para asegurar que la orden se aplica». «La escala y la gravedad del sufrimiento de los civiles dados los crímenes de guerra israelíes no demandan menos», ha argüido.

Por su parte, la directora regional para Oriente Próximo de Oxfam Intermón, Sally Abi Jalil, ha recordado que todos los estados, incluyendo aquellos que apoyan Israel militarmente, «deben respetar por igual el fallo y abstenerse de cualquier acción que lo socave».

«Instamos a todos los países a hacer todo lo que esté a su alcance para garantizar un alto el fuego inmediato, garantizar que los responsables de violaciones en ambos lados rindan cuentas y poner fin a la ocupación israelí del territorio palestino que dura décadas», ha señalado.

Además, ha tildado la decisión de «paso crucial» para «reconocer las atrocidades que se están cometiendo en Gaza y detener el derramamiento de sangre y los horrores inimaginables que ya han sufrido 2,3 millones de palestinos».

«Después de más de 100 días de bombardeos indiscriminados en los que han matado a más de 25.000 personas, provocado un horrible desplazamiento masivo de civiles, utilizado el hambre como arma de guerra y negado sistemáticamente el acceso a la ayuda adecuada, el gobierno israelí debe acatar inmediatamente el fallo judicial», ha pedido Abi Jalil.

De la misma forma, la ONG Médicos sin Fronteras (MSF) ha aseverado que la orden «supone un paso importante y refuerza la necesidad de un alto el fuego inmediato y sostenido», ya que sin el cese permanente de las hostilidades dichas medidas provisionales «no pueden aplicarse».

«Solo un alto el fuego sostenido puede detener la pérdida de más vidas civiles y permitir el flujo de ayuda humanitaria y suministros vitales para los 2,2 millones de personas que viven en el enclave», ha indicado, agregando que «el sufrimiento de la población de Gaza debe cesar ya».

Asimismo, ha resaltado que mientras se emitía el fallo, «los equipos de MSF sobre el terreno seguían siendo testigos de cómo los pacientes no podían acceder a la atención médica que necesitaban debido a los repetidos y persistentes ataques contra las instalaciones sanitarias y sus alrededores»?