Presidente de la COP pide «flexibilidad» a los negociadores para obtener logros climáticos «sin precedentes»

En ese sentido, ha celebrado que esta será la primera COP que albergue una reunión ministerial sobre salud climática y ha reiterado la importancia de descarbonizar el actual sistema energético. El sultán Al Jaber, ha pedido a los negociadores de los 198 países que desde este jueves, 30 de noviembre, hasta el 12 de diciembre, se reúnen en Dubai, "flexibilidad" para llegar a puntos en común, lograr soluciones y que alcancen el consenso.
Para Al Jaber "ahora es el momento" de hallar un "nuevo camino" lo suficientemente ancho y "libre de los obstáculos y desviaciones del pasado". En su opinión, ese nuevo camino comienza con una decisión sobre el Balance Mundial, que debe ser "ambiciosa", corregir el rumbo y acelerar la acción hasta 2030. Foto Europa Press.

MADRID, 30 Nov. (EUROPA PRESS) –

El presidente de la XXVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU (COP28), el sultán Al Jaber, ha pedido a los negociadores de los 198 países que desde este jueves, 30 de noviembre, hasta el 12 de diciembre, se reúnen en Dubai, «flexibilidad» para llegar a puntos en común, lograr soluciones y que alcancen el consenso.

«Que nunca pierdan de vista nuestra estrella polar del 1,5ºC», ha apelado Al Jaber en la sesión inaugural de la COP28, donde ha instado a los países de la convención marco de la ONU a adoptar decisiones «audaces» y lograr durante las próximas dos semanas resultados «sin precedentes» en favor de la lucha contra el cambio climático.

No obstante, Al Jaber, tras ser nombrado oficialmente presidente de la COP28 por su predecesor en 2022 en la COP27 de Egipto, Sameh Shoukry, ha admitido que «no va a ser fácil» pero ha reclamado a los países que tomen «medidas inmediatas y ambiciosas» y logran un «rápido consenso sobre la agenda» y pasar rápido del texto a la acción.

«La ciencia ha hablado. Ahora es el momento de encontrar un nuevo camino», ha incidido Al Jaber a los países a los que ha insistido en que deben lograr una «visión completa» para un futuro sistema energético que maximice en esta COP28 el impulso a la mitigación.

«Recordemos que nuestra tarea no es sólo negociar textos o plasmar palabras en papel, sino también mejorar vidas. Se trata de personas», ha expresado, al tiempo que ha asegurado que la Presidencia emiratí está comprometida a desbloquear la financiación para garantizar que el sur global no tenga que elegir entre el desarrollo y la acción climática.

Para Al Jaber «ahora es el momento» de hallar un «nuevo camino» lo suficientemente ancho y «libre de los obstáculos y desviaciones del pasado». En su opinión, ese nuevo camino comienza con una decisión sobre el Balance Mundial, que debe ser «ambiciosa», corregir el rumbo y acelerar la acción hasta 2030.

EXPRESIÓN DE COMPROMISO

Al mismo tiempo, se ha comprometido a propiciar durante estas dos semanas «intensas» negociaciones sobre clima a llevar a cabo un «proceso inclusivo y transparente, que fomente el debate libre y abierto entre todas las partes».

Como representante del gobierno de Emiratos Árabes Unidos, ha defendido que su país es joven y con «grandes ambiciones» que se aferra «firmemente» a los principios de la colaboración, el optimismo, la verdadera asociación, la determinación y el compromiso».

Ha asegurado que estos ingredientes forman parte del ADN de Emiratos Árabes Unidos y cree que esos valores fundamentales de «confianza, propósito, asociación y pragmatismo» deben ahora definir la COP28.

Otro de los aspectos a los que el sultán ha apelado al esfuerzo de los países es a cerrar la brecha de financiación a la adaptación climática y ha instado a las partes a «cumplir la promesa» de un fondo de pérdidas y daños «completamente operativo».

«Pongamos la naturaleza, las vidas y los medios de subsistencia en el centro de nuestros planes nacionales», ha apelado Al Jaber, que ha recordado que agua, alimentación, agricultura y saludo son «fundamentales» para la adaptación.

En ese sentido, ha celebrado que esta será la primera COP que albergue una reunión ministerial sobre salud climática y ha reiterado la importancia de descarbonizar el actual sistema energético.

Así, Al Jaber, a la par presidente de la empresa estatal petrolera de Emiratos Árabes Unidos ha señalado que esta Presidencia de la COP tomó la decisión «audaz» de colaborar proactivamente con las empresas de petróleo y gas con las que ha tenido «muchas discusiones» que no fueron fáciles, pero que ahora muchas de estas empresas se están comprometiendo «por primera vez» a reducir a cero sus emisiones de metano en 2030 y que muchas compañeras petroleras nacionales han adoptado «objetivos netos cero para 2050 por primera vez».

«Sé que hay opiniones firmes sobre la idea de incluir texto sobre combustibles fósiles y energías renovables en el texto negociado. Tenemos el poder de hacer algo sin precedentes. Les pido que trabajen juntos», ha solicitado a los delegados.

Al discurso de Al Jaber precedió la intervención del presidente saliente de la COP27, Sameh Shoukry, que ha enumerado los avances logrados en la cumbre en Sharm El Sheik hace un año y ha afeado que a pesar de que los países se han comprometido con aportar 100.000 millones de dólares al fondo de pérdidas y daños, «en realidad» la financiación está disminuyendo.

«Si tenemos en cuenta los costes elevados de la financiación para los países en desarrollo, el fondo de adaptación y el fondo verde para el clima verde son dos ejemplos de esta tendencia preocupante, es decir, que se reducen los flujos», ha advertido.

Asimismo, Shoukry ve con preocupación que se amplíen los proyectos de exploración y producción de combustibles fósiles, sobre todo de carbón, en países que antes se habían comprometido a reducir los combustibles fósiles, sobre todo el carbón en aquellos países que antes se habían comprometido a reducir de forma gradual e incluso a eliminarlo completamente.

También ha criticado la «gran brecha» entre la expansión de las renovables y su disponibilidad así como la tentación de incentivos o impuestos que «desvían la competencia justa» y afectan al multilateralismo.

«Aunque los resultados que conseguimos en Sharm El Sheik hacen que demos un paso hacia adelante en el buen camino, estas tendencias preocupantes deben abordarse de forma inmediata y efectiva si queremos estar en la parte buena de la historia y conseguir que nuestros esfuerzos no sean en vano», ha concluido antes de trasladar el mazo de la Presidencia al sultán emiratí.