Especialistas advierten sobre graves amenazas a reserva comunal y otras áreas protegidas ante posibles inversiones extractivas

Foto: Climate Alliance

Este 29 de agosto, en Houston Texas, Perupetro -el organismo peruano encargado de promover la inversión en el sector de hidrocarburos- realizará una presentación para ofrecer ante inversionistas internacionales las oportunidades de exploración de hidrocarburos en el país, en el marco de su participación en The International Meeting for Applied Geoscience & Energy.

Se sabe que entre las 31 áreas voceadas, se encuentra el área promocional en oferta MD-XP-001, que se superpone a la Reserva Comunal Amarakaeri y la zona de amortiguamiento de los Parques Nacionales Manu y Bahuaja Sonene. Debido a ello, organizaciones civiles peruanas como Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR) han alertado sobre los riesgos que implica explorar y explotar hidrocarburos allí, ya que estas áreas albergan especies endémicas, por lo que son reconocidas internacionalmente por su aporte a la conservación de la biodiversidad del planeta y de los medios de vida de los pueblos indígenas que dependen de ellas.

En esa línea, es preocupante que este 21 de agosto, diversas autoridades peruanas, reunidas en el distrito de Villa Salvación, provincia de Manu, hayan acordado “respaldar el proyecto de exploración y explotación de la cuenca gasífera de Madre de Dios, que incluye el distrito del Manu y las áreas que fueran necesarias del Parque Nacional Manu y la Reserva Nacional Amarakaeri”.

Al respecto, Vanessa Cueto, Coordinadora del Programa de Sostenibilidad de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR), advierte que “actualmente el Gobierno peruano viene insistiendo en una serie de propuestas técnicas que debilitarían la sostenibilidad ambiental y social en los territorios, y que parten tanto de las autoridades como de entes privados, como es el caso de la actual propuesta de Perupetro que busca modificar la Ley de Áreas Naturales Protegidas (ANP)”.

Con ello se refiere a que el 23 de mayo último, el Ministerio de Energía y Minas envió al Ministerio del Ambiente para su evaluación, una propuesta de proyecto de ley, elaborada por Perupetro, que busca modificar la Ley de Áreas Naturales Protegidas (Oficio N° 0776-2023/MINEM-DGH) para impulsar la industria del petróleo y gas natural.

“Se debe explotar donde ya es permitido y no donde no lo es. Para ello es clave tener autoridades fortalecidas, eficientes y que den seguridad al Estado, al inversionista y a la población local; esto implica por ejemplo fortalecer con presupuesto y capacidad técnica a autoridades ambientales como SENACE y a los opinantes técnicos”, señala Cueto.

De aprobarse dicha modificación normativa, se debilitaría la protección de las ANP, al permitir el aprovechamiento comercial de recursos renovables y no renovables en ANP de uso indirecto (como los parques nacionales) que fueran declaradas de interés nacional y necesidad pública por decreto supremo, excepcionalmente; y en áreas de uso directo sin excepción (artículo Nº 21 de la propuesta), entre otros riesgos que previamente señaló DAR.

Al respecto, César Ipenza, abogado ambiental, señala que “la promoción de la inversión debe realizarse respetando el marco jurídico. Más aún cuando el Estado peruano está obligado a conservar las Áreas Naturales Protegidas de acuerdo a la Constitución. Ya en el pasado el Ministerio de Energía y Minas y PERUPETRO incumplieron el marco jurídico, y la Contraloría General de la República identificó incumplimientos por parte de las autoridades. Toca que los órganos de control asuman un rol de manera preventiva”.

Finalmente, Vanessa Cueto enfatiza “Esta alerta es la más reciente de una preocupante línea de propuestas políticas en Perú que tienen como centro el derrumbamiento de la institucionalidad ambiental. Este discurso ya se empleó hace años cuando se dio la expansión del Lote 88, sin embargo, esto no se ha traducido en beneficios para la calidad de vida de la población indígena local.

“El Perú necesita desarrollo y energía sin que esto signifique afectar compromisos ambientales y climáticos, como los del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, con la Unión Europea, o los del Acuerdo de París.”, subrayó Cueto.

Dato

La Reserva Comunal Amarakaeri fue creada en el 2002 con un área de 402 335,62 hectáreas sobre parte del territorio ancestral del pueblo indígena Harakbut para proteger las nacientes de los ríos Eori/Madre de Dios y Karene/Colorado, asegurando la estabilidad de las tierras y bosques, y mantener la calidad y cantidad de sus aguas y el equilibrio ecológico. Esta ANP garantiza el ambiente adecuado para la vida de las comunidades indígenas de los pueblos Harakbut, Yine y Matsiguenka, entre otros. En el 2018 fue incluida en la Lista Verde de Áreas Protegidas y Conservadas, estándar internacional de la Unión para la Conservación de la Naturaleza (IUCN).

1 El Mapa de áreas promocionales de Perupetro que se encuentra en la web, solo se visibiliza algunas áreas naturales protegidas. Pueden verse todas las áreas naturales protegidas en Perú y las áreas promocionales en este mapa generado por DAR.

 2 Cita textual del pronunciamiento de la reunión citada, la categoría correcta es reserva comunal Amarakaeri.

 3 En este tipo de ANP  no se permite la extracción de recursos naturales ni transformaciones del ambiente natural, pero sí se permite la investigación científica, la recreación y el turismo, según SERNANP.

 4ANP donde se permite el aprovechamiento o la extracción de recursos naturales, prioritariamente por las poblaciones locales, según el plan de manejo del área, según SERNANP.