Ecoparque La Soñada: Una terapia con productos orgánicos amazónicos

por Edgar Mandujano
208 ver

Caretas en alianza con INFOREGIÓN. ¿Estrés? ¿Cansado del alocado trajín urbano? En nuestra Amazonía tenemos una alternativa que nos conectará con la naturaleza. Es cuestión de darse un tiempo para tomar una pausa y darse la oportunidad.

Hablamos del ecoparque La Soñada, ubicado en la Laguna Azul, del distrito de Sauce en la región San Martín. “Venir acá es una terapia”, dijo a Inforegión, Michele Lettersten, quien dirige este ecoemprendimiento. Ella nos detalló los servicios que ofrecen con productos orgánicos amazónicos.

“El primer interés por estas tierras ha tenido que ver por su enorme cantidad de plantas medicinales. Eso es lo que nos pareció bien interesante porque lo que queríamos era que esto fuese un centro terapéutico”. Así nos dijo Michele al recordar cómo se inició la aventura de dar a luz al ecoparque. Este se ubica en la Laguna Azul, a 20 minutos en bote del pueblo de Sauce y a 53 Km. de la ciudad de Tarapoto.

Recordemos que Michele es hija de Gösta Lettersten, ciudadano sueco bajo cuyo impulso nació la mítica Feria del Hogar en Lima. Como se puede apreciar, Michele heredó de su padre ese impulso para gestionar espacios para el disfrute público. Por ello, dijo que la experiencia que le aguarda al visitante en el ecoparque es divertida e interesante.

Cómo funciona la naturaleza
Michele resaltó que un objetivo clave es estimular en el visitante la curiosidad por saber más acerca de cómo funciona la naturaleza. Para reconectarse con ella es que implementan una serie de experiencias con el visitante. Entre ellas mencionó “ejercicios para escuchar la música de la selva. A ver si tu corazón puede ser aceptado en esa música, en esa orquestación o si estás fuera”.

“No es un lugar donde uno tenga una experiencia de aventura extrema. Es un sitio tranquilo para que tus pulsaciones bajen y para que aprendas de la naturaleza”, subrayó Michele. En los recorridos, actividades e instalaciones del ecoparque se busca también inculcar el hecho que vivimos en un país megadiverso. Al respecto, Michele resaltó que ello supone una responsabilidad de todos para su cuidado.

Las casas Capirona
El nombre que llevan estas tres casas en el ecoparque es un homenaje a la Capirona. Este es un árbol típico de la zona. Al respecto, Michele dijo que las personas que se alojen tendrán a disposición una casa con diseño moderno y construida con técnicas ancestrales. Estas han sido hechas de barro, con techos de caña y hojas de shapaja (palmera). La mayor parte de los insumos son locales, precisó.

Michele afirmó que las casas tienen las comodidades necesarias para una buena estadía. Se prioriza el menor consumo de la energía a través de paneles solares o calentadores con gas. A modo de anécdota, recordó que en la zona se estila construir primero el techo y así se hizo con estas instalaciones. Cabe añadir que desde estas casas se aprecian hermosas vistas a la Laguna Azul.

Productos orgánicos amazónicos
“El cacao es un extraordinario alimento y tiene condiciones terapéuticas. Es un antioxidante, es un energizante, es un antidepresivo. Entonces para nosotros nuestra mirada a este alimento extraordinario es siempre desde ese punto de vista”, subrayó. Por tal razón, en el ecoparque el visitante encontrará un taller de chocolate. Allí se busca dar a conocer las bondades del cacao nativo, añadió.

Otra experiencia notable es la visita a la mina de sal rosada Amazónica. Para quienes aman caminar se tiene un recorrido para visitarla. Michele anotó que de allí se obtiene una sal que tiene los mismos minerales que tenemos los seres humanos. En ese sentido, “es por eso que esta sal también es terapéutica”, nos dijo Michele. Eso sí, precisó que su origen es diferente al de la sal marina o de Maras.

Esta sal y otros productos locales se pueden adquirir en una tienda instalada en el ecoparque. “Todo lo que vendemos allí es terapéutico”, citó. Además, el público puede adquirir el aceite de coco, “un humectante maravilloso”, en palabras de Michele. También se expende aceite de sacha inchi, entre otros productos locales.

Arte escultórico en homenaje a las comunidades indígenas
Michele también nos habló de las esculturas que realizó su hermano Felipe. Estas son 30 en total y están al alcance del público en la exposición denominada “Hijos de nuestra tierra”. Estas representan a las comunidades indígenas y su aporte en la conservación ambiental. Todas se ubican en el Mirador y desde allí hay una vista espectacular hacia la laguna.

Si no le convenció lo escrito líneas arriba, Michele nos dio una prueba contundente. “¿Sabes cómo se hace la prueba de que la gente la pasa bien acá? No sacan el celular para ver quién le ha llamado, para ver TikTok o no sé qué. No se acuerdan del celular hasta después cuando ya se van a dormir a las casas Capirona. Allí sacan su celular”.

Dato
La Laguna Azul está ubicada en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Cordillera Azul.

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 1321, Oficina 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00