UE/Mercosur | La UE ve el trabajo técnico muy avanzado y espera empuje político para cerrar acuerdo con Mercosur este año

Mercosur y UE - TWITTER - Archivo

BRUSELAS, 27 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Unión Europea se mantiene optimista respecto a las opciones de concluir las negociaciones que permitan desbloquear el acuerdo de libre comercio con Mercosur en las próximas semanas, toda vez que las conversaciones a nivel técnico están muy avanzadas y listas para el «empuje político» que permita cruzar la línea de meta antes de que acabe este 2023.

«Seguimos plenamente comprometidos para llevar el acuerdo UE-Mercosur hasta la línea de meta antes de que acabe el año», ha dicho el vicepresidente económico de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, que en materia comercial habla en nombre de los Veintisiete.

Tras una reunión con los ministros europeos encargados de Comercio en Bruselas, durante cuyo almuerzo han abordado el estado de las negociaciones de pactos clave como el de Mercosur, Dombrovskis ha valorado positivamente los avances que se están dando en los contactos técnicos para afinar el «instrumento adicional» sobre sostenibilidad con el que se busca salvar los últimos escollos.

La Comisión Europea y Mercosur anunciaron en 2019 un principio de acuerdo para el nuevo marco de las relaciones comerciales entre los dos bloques pero el pacto no ha llegado a sellarse por las diferencias entre las partes y dentro del seno de los Veintisiete, con países como Francia muy reticentes y que exigen cláusulas «espejo» en materia agrícola.

Bruselas se niega a reabrir el acuerdo pero busca acercar a las partes en torno a una declaración adjunta que refuerce las salvaguardas en materia medioambiental, en especial contra la deforestación, que «afronta las preocupaciones» y responde también a las cuestiones que Mercosur añadió a la última oferta de acuerdo.

En este contexto, también la secretaria de Estado española de Comercio, Xiana Méndez, ha considerado que las partes están «más cerca que nunca» para pactar la declaración que complete el acuerdo «equilibrado» que se alcanzó en 2019 y ha defendido que, desde el punto de vista técnico, «son muy pocas las líneas rojas» y «muchas áreas de acuerdo».

«No se puede decir que esté cerrado hasta que todo esté cerrado», ha aclarado la secretaria de Estado, quien ha destacado que el trabajo técnico se ha sido «acelerado» y habrá reuniones físicas la próxima semana, con el reto de poder llegar a «buenos resultados» en un plazo de «dos semanas».

El 7 de diciembre, en efecto, es la fecha marcada en el calendario tanto por los países del Cono Sur como de la Unión Europea porque será entonces cuando se celebre en Brasilia una cumbre de Mercosur que podría dar su acuerdo definitivo.

Con todo, se mantiene la incógnita sobre las consecuencias que esta tendencia positiva en las conversaciones pueda tener el cambio de Gobierno en Argentina y fuentes diplomáticas en la UE piden cautela hasta que el ultraderechista Javier Milei tome posesión. En declaraciones durante un viaje a Brasil, la designada como futura ministra de Exteriores de Argentina, Diana Mondino, ha asegurado que el nuevo Ejecutivo no será «obstáculo» para la firma del tratado comercial.