La crisis en el Mar Rojo y la sequía disparan 100% el precio del flete marítimo

Caretas en alianza con Youtrading | El incremento de las tarifas marítimas en ambos índices se explica en gran parte por el conflicto en el Mar Rojo y la sequía en Panamá, detalla el organismo argentino. 
La Autoridad del Canal de Suez reconoce un impacto «significativo» por los ataques de los hutíes en el mar Rojo.

En tres semanas de enero de 2024, los precios de flete marítimo aumentaron más del doble por los ataques de los hutíes, un grupo insurgente yemení, en las proximidades del estrecho de Bab el-Mandeb en la entrada del Mar Rojo, así como por la restricción del número de tránsitos diarios de barcos por el Canal de Panamá. 

“El Shanghai Containerized Freight Index (SCFI)13, —índice que se compone de datos recopilados de 15 rutas de transporte diferentes—, promedió en las primeras tres semanas de enero 2 mil 114 dólares por TEU, que equivale a (un contenedor de 20 pies de longitud)”, revela la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.  

Al 24 de enero de 2024, el costó del flete registró un incremento de 102 por ciento con respecto al 31 de diciembre de 2023 o un aumento del 103.1 por ciento si se observa la variación interanual, explica la entidad encargada de promover los productos argentinos en el mundo.

En las primeras tres semanas de enero del año, el Freightos Baltic Index (FBX)11, —un índice global de transporte de fletes—, promedió un tarifa de mil 364 dólares por TEU, lo que representa un aumento del 115 por ciento intermensual y un 24 por ciento interanual.

Durante la tercera semana de diciembre de 2023, el costó del flete marítimo Shanghai Containerized Freight Index era de mil 046 dólares por TEU. Mientras que el Freightos Baltic index estaba en 635 dólares. 

El incremento de las tarifas marítimas en ambos índices se explica en gran parte por el conflicto en el Mar Rojo y la sequía en Panamá, detalla el organismo argentino. 

Con respecto al primer episodio, los ataques de los hutíes a buques navieros cerca de las costas de Yemen han generado que las grandes compañías navieras suspendan rutas en esta zona y comiencen a buscar alternativas más largas y costosas, como el paso por el Cabo de Buena Esperanza.

“El cambio de ruta prolonga el viaje entre 7 y 20 días, sino que también eleva los costos de transporte”, según el monitor de exportaciones argentinas. 

Además, los incidentes han resultado en que la cantidad de contenedores transportados por el Mar Rojo haya disminuido en casi un 70 por ciento si se la compara con el volumen transportado durante noviembre, detalla. 

A principios de noviembre de 2023 los rebeldes hutíes comenzó a bombardear objetivos israelíes y norteamericanos en apoyo al grupo palestino Hamás. Sus ataques, que se han extendido al tráfico comercial que se aventura a transitar la zona, buscan provocar un colapso que fuerce a Israel a detener su ofensiva en Gaza.

Frente a la que provoca los ataques de los hutíes, un grupo insurgente yemení, en las proximidades del estrecho de Bab el-Mandeb, en la entrada del Mar Rojo, camino de los mercados europeos a través del canal de Suez.

La Autoridad del Canal de Suez reconoce un impacto «significativo» por los ataques de los hutíes en el mar Rojo.

El Canal de Suez y el Canal de Panamá están experimentando cambios que obligan a las grandes compañías navieras a replantear sus itinerarios habituales.

“Por el lado de Panamá, el país está atravesando una sequía histórica debido al fenómeno del Niño, lo que ha llevado a las autoridades del Canal de Panamá a restringir el número de tránsitos diarios de barcos: esto ha provocado largas colas y tiempos de espera extendidos para las embarcaciones”, apunta la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional.