Día Mundial del Emprendimiento: Perú tiene la tasa más alta de empresas por habitantes 

por Diana
11 ver

Perú destaca por tener la mayor proporción per cápita de habitantes por empresa, con una empresa formal por cada 13 personas[1]. Esta estadística refleja un panorama empresarial dinámico en el país, donde la actividad comercial juega un papel significativo en la economía y en la generación de empleo. Además, es el país con mayor espíritu emprendedor en la región de Latinoamérica, ocupando el quinto lugar a nivel mundial según el Global Entrepreneurship Monitor (GEM)[2].

Para Omar Rosales, decano de las carreras de Negocios de la Universidad Científica del Sur, esta tendencia se atribuye, en gran medida, a que el Perú presenta dos de las principales motivaciones para emprender: la oportunidad y la necesidad. “Podemos ser testigos de cómo, debido a la coyuntura o situación actual, muchos peruanos han buscado capitalizar y emprender negocios. Este fenómeno se ve alimentado, además, por el preocupante índice de pobreza en el país, lo que incentiva a las personas a establecer ideas de negocio como una vía para generar ingresos con un capital inicial reducido”.

Sin embargo, el decano advierte que la falta de capacitación y la limitación en el acceso al financiamiento pueden generar problemas a corto, mediano y largo plazo, las cuales son dos de las barreras más importantes para emprender en el Perú.[3] “La ausencia de una planificación adecuada de acciones de venta, estrategias integrales y el conocimiento limitado del mercado resultan en una gestión deficiente del negocio, lo que en muchos casos ocasiona el cierre de este”, señala Rosales.

Por ello, en el marco del Día Mundial del Emprendimiento, el vocero de la Universidad Científica del Sur destaca algunos indicadores clave, fundamentales para tomar decisiones informadas, establecer objetivos claros y detectar áreas de mejora, lo que contribuye a una gestión eficaz y al crecimiento sostenible y exitoso del emprendimiento:

  1. El retorno sobre la inversión constituye una medida financiera que evalúa la ganancia o pérdida en relación con la inversión inicial, y se calcula mediante una fórmula: la ganancia menos la inversión, dividida por la inversión. Obtener como resultado un número en positivo es un indicador de rentabilidad. Esta métrica no solo permite comparar distintas oportunidades de capitalización, sino también tomar decisiones informadas sobre dónde asignar recursos.  
  2. La tasa de crecimiento de clientes es otro indicador importante que refleja la aceptación del mercado y el potencial de expansión de un emprendimiento. Para impulsar esta métrica, se pueden considerar estrategias como la apertura de tiendas físicas o la diversificación de la línea de productos para adaptarse a las necesidades cambiantes del negocio.
  3. La tasa de retención de clientes es fundamental como la adquisición de nuevos, ya que es un indicador de la satisfacción del cliente y la calidad del producto o atención ofrecida. Para lograr una fidelización óptima, es esencial establecer expectativas claras sobre el servicio, construir confianza y recopilar opiniones para realizar mejoras continuas.
  4. El margen de utilidad sobre ventas es un indicador financiero que muestra la relación entre el beneficio neto y sus ingresos totales por ventas, lo que permite evaluar la eficiencia operativa como la rentabilidad general. Además, facilita la determinación del precio de venta y la identificación de aquellos elementos que generan un rendimiento reducido, contribuyendo así a tomar decisiones informadas sobre la producción y la comercialización.
  5. El nivel de satisfacción de clientes es un reflejo de la calidad del producto o la eficacia del servicio al usuario. Se puede evaluar mediante encuestas, comentarios directos, reseñas en línea y análisis de datos de ventas repetidas. Esto permite determinar si un consumidor volverá a realizar una compra, identificar aspectos que te diferencien de la competencia y fomentar las recomendaciones positivas boca a boca.

Asimismo, el experto señala la importancia de una formación continua para quienes deseen emprender, ya que hay diversas barreras que los emprendedores deben vencer al iniciar un negocio. Entre ellas, la carencia de conocimientos y habilidades necesarias para gestionarlo y expandirlo adecuadamente. “Superar limitaciones a corto plazo es esencial para el éxito de un emprendimiento. Se recomienda llevar programas especiales o carreras para personas que trabajan, tomar cursos, asistir a talleres o buscar mentorías. Además de mantener una disposición constante para el aprendizaje y adaptarse a las nuevas tendencias y tecnologías emergentes”.

Finalmente, Rosales resalta que es fundamental fortalecer el ecosistema emprendedor y fomentar el desarrollo económico del país, pues genera oportunidades de empleo.

[1] Perú: el país más empresario del mundo. Rolando Arellano. Disponible en: Peru-El-pais-mas-empresario-del-mundo_Rolando-Arellano.pdf. Última revisión: abril, 2024.

——————————————-

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 132, int 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00