Placer de narrar y necesidad impostergable

por Diana
48 ver

Fruto de tres décadas de dominio creciente de los recursos narrativos, Aliento frío (Lima, Colmena Editores), de Rosario Arias Quincot, constituye un contundente primer libro de cuentos que sitúa a su autora entre las voces más significativas de nuestra narrativa femenina actual.

La variedad temática de Aliento frío calza con una visión prismática (rica en niveles subyacentes), compleja y perturbadora de la existencia, especialmente cuando aborda el potencial cuestionador de la escritura, tanto la que producen sus personajes (en un caso, “Al margen por contrato”, incluye textos expositivos, no literarios) como la que leen identificándose con las páginas que devoran encandilados, sorprendidos de las coincidencias y semejanzas.

Y es que Rosario Arias comprende cabalmente el rol fundamental que cumple la tradición literaria universal en las “entrañas” de un creador. Bien lo sabe la escritora de “La deuda”: “esa historia (…) estaba ahí como una presencia, pero no lograba sentirla en las entrañas como deben sentirse las historias para contarlas. Entre el sueño y la vigilia, en ese estado en el que nuestras ideas no son enteramente nuestras, comprende que todo se encuentra conectado y tejido dentro de los recovecos de una narrativa que es más grande que nosotros mismos” (p. 27). Ejemplos soberanos son “El encuentro”, memorable variación (en el sentido musical) del célebre cuento “Tristes querellas en la vieja quinta” de Julio Ramón Ribeyro; y “Capítulo VIII: la venganza”, vivida como una reencarnación de la venganza de Aguirre narrada por el Inca Garcilaso.

Desde textos con desenlaces imprevistos (los caballerescos finales de “La deuda” y “La revancha”, la trastocadora revelación erótica de “La favorita”, el descubrimiento de la maternidad reprimida de una religiosa, en “Olor a santidad”, y la manipulación institucional en “Al margen por contrato”) hasta tramas abiertas (dos muestras antológicas: “Sabor a sal” y “Sin reservas”), el conjunto rebosa humor, ironía, “placer de contar historias” y “necesidad impostergable” (p. 149) de expresarse.

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 1321, Oficina 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00