Notable Premio Pulitzer

Por: Ricardo González Vigil | "Fortuna" explora el poder y la verdad con maestría.

por marcerosalescordova@gmail.com
325 ver

Desde su primera novela, A lo lejos, Hernán Díaz (Buenos Aires, 1973) mostró un talento fuera de serie, quedando finalista en los prestigiosos premios Pulitzer y PEN / Faulkner. Un fruto todavía más admirable constituye su segunda novela, Fortuna (Anagrama, 2023; 434 pp.), brillante ganadora del Pulitzer de Ficción 2023. Argentino de nacimiento, Díaz ha pasado su infancia en Suecia y luego la mayor parte de su vida en los Estados Unidos, de modo tal que, aunque domina el español al hablar, cuando escribe se siente más a gusto en inglés.

El título original de Fortuna sintetiza su trama compleja: Trust, en la doble acepción de monopolio (aplicable tanto al control de la economía, como al poder socio cultural con que los hombres someten o marginan a las mujeres) y de veracidad, manipulada esta, conscientemente o no, por los intereses actuantes en los diversos puntos de vista. Aunque también el título español Fortuna juega con una doble acepción (razón por la que Díaz lo autorizó), una de ellas económica (connota también la opulencia propia de un trust exitoso, pero sin subrayar el afán de monopolizar la ganancia y la verdad); pero la segunda acepción va por otro lado: la fortuna como destino o suerte, aquí cabría entenderla como rueda de la fortuna (ascensión y caída).

La novela pone en contraste cuatro textos atribuidos a autores muy diferentes en estilo y óptica vital:

1) La novela Obligaciones (publicada en 1937), en la que Harold Vanner ficcionaliza la forma cómo Benjamin Rask (reelaboración irónica del magnate Andrew Bevel, especialmente grotesca al abordar la enfermedad y muerte de su esposa Mildred), se enriqueció inescrupulosamente siendo su cumbre malsana el beneficiarse del crack estadounidense de 1929.

2) La autobiografía Mi vida (1938), un título egolátrico (propio de los “grandes hombres”) el que Andrew Bevel, irritado porque Vanner alude arteramente a él y su esposa, pretende presentar su enriquecimiento como una decisiva contribución a la grandeza de Estados Unidos. Ensalza a su esposa Mildred como mesenas y filántropa.

3) Una obra de no ficción: Recuerdos de unas memorias. La escribe la talentosísima Ida Partenza, casi medio siglo después de que, siendo secretaria de Andrew Bevel, le ayudó a redactar Mi vida, tallando su prosa grandilocuente. Desnuda la deformación de los hechos perpetrada por Mi vida y, también, Obligaciones, puesto que ha descubierto el diario que Mildred compuso antes de morir.

4) El diario Futuros, de Mildred Bevel. Contiene anotaciones de una mujer realmente superior (en intuición, razonamiento, cultura y sensibilidad estética), guía de las operaciones financieras de su esposa. El rótulo Futuros remite a uno de sus pensamientos: “Hay diarios que se escriben con la esperanza implícita de que se descubran mucho después de la muerte del autor (…) Y otros se dirigen a la encarnación futura del autor: un testamento para que se abra durante la propia resurrección” (pp. 406-407). Precisamente, Ida Partenza busca “resucitar” a la verdadera Mildred, desenmascarando el machismo de Harold Vanner y Andrew Bevel.

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 1321, Oficina 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00