Casacor Perú

Por: Cristina Dreifuss | Casacor muestra creatividad y vanguardia en arquitectura, invitando a repensar el diseño diario.

por marcerosalescordova@gmail.com
864 ver

La exposición Casacor ha abierto sus puertas nuevamente. Se trata de un evento anual que
exhibe ejemplos de arquitectura y diseño de interiores que buscan ser originales, creativos
y, en algunos casos, incluso vanguardistas. Para los visitantes, es un llamado a sumergirse
en un mundo de arte, diseño, colores, texturas, formas que salen de lo que vemos y vivimos
en nuestro día a día.

Casacor es también una convocatoria a artistas, diseñadores, arquitectos y proveedores a
explotar creativamente alternativas que pocas veces serían factibles en un “mundo real” de
presupuestos limitados y clientes que podrían tener opiniones y gustos muy distintos a los
suyos.

El principal valor de la muestra es este: que los “creativos” tienen la posibilidad de hacer del
espacio su patio de juegos, de gozar de una libertad pocas veces posible en el ejercicio
diario de las respectivas profesiones, y de nutrirse de un ambiente en el que se respira un
mismo aire: una suerte de “retiro creativo” en el que las mentes pueden alimentarse unas de
otras.

En este contexto, hay dos cosas que pueden pasar. Una, que los diseñadores sorprendan y
nos lleven a cuestionar nuestro modo de percibir el espacio, la luz, los materiales (como es
el caso de “El bosque aparece” de Augusta Pastor y Santiago Roose, “Donde habitan los
sueños” de Cinthya Arana y Nube Alfaro, o “Librería” de Jose Monteverde y Lorena
Rotalde). La segunda, que usando objetos caros, logren situaciones que bien se podrían
lograr de otros modos y, en tal caso, el espacio es más bien un espacio para el objeto (un
contenedor-pedestal tridimensional) y la arquitectura y el diseño están a su servicio.
Y, dentro de esto, también está lo absurdo como bancas de fierro forjado que son
incomodísimas, ubicaciones de muebles que generarían tortícolis o, simplemente,
superficies imposibles de limpiar.

Creo que el objetivo de Casacor se logra con la primera situación, la que es
verdaderamente experimental para los diseñadores. El resultado final, en este caso, es
similar a lo que sucede en un museo. Como espectadores, estamos frente a algo distinto,
que nos genera sensaciones nuevas, que nos cuestiona en nuestra relación con los
espacios y los materiales que los conforman.
Me quedo con una inquietud que es también un reto: ¿sería posible hacer un Casacor low-
cost, en donde las soluciones, sin perder creatividad, deban ajustarse al presupuesto de un
cliente promedio?

También te puede interesar

 Av. Guardia Civil 1321, Oficina 1802, Surquillo, Lima – Perú

Copyright ©caretas.pe | Por Revista Caretas

Todos los derechos reservados

Ilustración Peruana

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más

Política de privacidad y cookies
¿Estás segura de que quieres desbloquear esta publicación?
Unlock left : 0
Are you sure want to cancel subscription?
-
00:00
00:00
Update Required Flash plugin
-
00:00
00:00