Dueño de Nada

La Ubicua Verdad

Mi primera reacción fue escribir en Facebook dos palabras: “¡champán, champán!”. La última noticia que recibí por esa red antes...