Sala Penal de la Suprema sesionará a partir de las 8 y 30 de la mañana. Derecha, José Lecaros, presidente del PJ.
Sala Penal de la Suprema sesionará a partir de las 8 y 30 de la mañana. Derecha, José Lecaros, presidente del PJ.
Edición 2597: Jueves, 4 de Julio de 2019

La Casación de Keiko

Sala de la Suprema realiza audiencia el viernes 5. Obstrucción a la justicia pende como espada de Damocles.

Sala Penal de la Suprema sesionará a partir de las 8 y 30 de la mañana. Derecha, José Lecaros, presidente del PJ.
Sala Penal de la Suprema sesionará a partir de las 8 y 30 de la mañana. Derecha, José Lecaros, presidente del PJ.

El viernes 5 de julio, la Sala Penal Permanente de la Corte Suprema realizará la audiencia del recurso de casación presentado por Keiko Fujimori. Se debieron dar dos recomposiciones, tras las inhibiciones de sus miembros César San Martín y Aldo Figueroa. Para el efecto, el último será reemplazado por la jueza Iris Pacheco. El presidente de la Corte Suprema, José Luis Lecaros, explicó que la Ley Orgánica del Poder Judicial establece que, en estos casos, la tarea le corresponde al magistrado menos antiguo de una sala que tenga la misma especialidad. Pacheco procede de la Primera Sala Penal Transitoria.
La casación no resolverá el fondo de un eventual juicio por lavado de activos. En ese escenario, añade, Lecaros, “y sin referirme a ningún caso concreto, lo que importará es demostrar que se metió en el circuito financiero recursos sabiendo que tenían origen ilícito. Por ejemplo, recursos de campaña aportados por Odebrecht”.

Sobre Keiko, en un primer momento, el juez de apelaciones César Sahuanay consideró que no existía peligro de fuga y anuló la detención preliminar. Luego, el juez Richard Concepción Carhuancho valoró el argumento de obstrucción a la justicia presentado por el fiscal José Domingo Pérez, y es por eso que está presa desde hace ocho meses. Poco han hecho los fujimoristas para revertir esa impresión, pues el programa Cuarto Poder reveló que Wilfredo Ponce de León, que se desempeñaba como jefe del área jurídica del Congreso, viajó en mayo a Tarapoto para encontrar supuestos vínculos familiares entre el fiscal coordinador del equipo Lava Jato, Rafael Vela, y el congresista Rolando Reátegui, exintegrante de Fuerza Popular que hoy colabora con la Fiscalía.

El recurso presentado por la abogada Giuliana Loza objeta el plazo de 36 meses de la prisión preventiva y cuestiona las exigencias procesales y jurisprudenciales.