Aumentan a más de 35 000 los muertos en Gaza por la ofensiva israelí

Al menos 493 sanitarios han muerto desde el inicio de los ataques israelíes sobre el enclave.
Heridos en un hospital de la Franja de Gaza - Europa Press/Contacto/Saher Alghorra

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) –

Más de 35 000 personas han muerto en la Franja de Gaza por la ofensiva militar lanzada por Israel hace 219 días, según un nuevo balance difundido este domingo por el Ministerio de Sanidad gazatí y que actualiza la cifra de fallecidos con 63 nuevos casos y 114 heridos en las últimas 24 horas.

El Gobierno de la Franja, vinculado a Hamás, tiene así constancia de 35 034 fallecidos y 78 755 heridos. Se trata en cualquier caso de un balance provisional, ya que las autoridades han advertido de que sigue habiendo víctimas bajo los escombros o en zonas inaccesibles para los servicios de emergencia.

El Ministerio de Sanidad gazatí ha informado además de al menos 493 trabajadores sanitarios muertos y 310 detenidos en el marco de la ofensiva militar israelí sobre el enclave palestino. Decenas de los detenidos continúan desaparecidos.

DÍA INTERNACIONAL DE LA ENFERMERÍA

Las autoridades gazatíes denuncian asimismo que las fuerzas israelíes han dejado 33 hospitales y 55 centros de salud inoperativos, lo que supone la «destrucción del sistema sanitario» en un balance publicado con motivo de la celebración este domingo del Día Internacional de la Enfermería.

«Recordamos al mundo que la ocupación israelí ha destruido todo el sistema de salud. Ha atacado a 130 ambulancias, controla los pasos fronterizos e impide la entrada de medicamentos y combustible, así como la salida de miles de pacientes», ha apuntado la oficina de prensa del Ministerio de Sanidad gazatí en un comunicado publicado en su cuenta en Facebook.

«En el Día Mundial de la Enfermería, recordamos al mundo que estamos empezando a perder lo que queda de nuestros servicios sanitarios como resultado de la agresión continua y la falta de combustible para hospitales y ambulancias», ha añadido.

Asimismo ha denunciado el enterramiento de cientos de personas en fosas comunes en los recintos de los hospitales. «Exigimos a todas las organizaciones internacionales que protejan los hospitales y centros de salud y les proporcionen combustible y medicamentos (…). Exigimos a las instituciones internacionales y legales de todo el mundo que presionen a la ocupación con el fin de liberar al personal sanitario», ha concluido el Ministerio.

Israel inició la ofensiva como respuesta a los atentados del 7 de octubre, que se saldaron con unas 1.200 víctimas mortales y alrededor de 240 secuestrados.

Las partes mantienen negociaciones indirectas para un posible alto el fuego, si bien el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sigue barajando la opción de un asalto a gran escala sobre la ciudad de Rafá, donde se agolpan más de un millón de palestinos.