El líder surcoreano Moon Jae-in y su homólogo norcoreano Kim Jong-un terminaron la cumbre en un ambiente de optimismo desbordado.
El líder surcoreano Moon Jae-in y su homólogo norcoreano Kim Jong-un terminaron la cumbre en un ambiente de optimismo desbordado.
Edición 2561: Miércoles, 17 de Octubre de 2018

Un nuevo comienzo

Después de décadas de conflicto, la Cumbre intercoreana de 2018 marcó una nueva etapa de paz en la península.

El líder surcoreano Moon Jae-in y su homólogo norcoreano Kim Jong-un terminaron la cumbre en un ambiente de optimismo desbordado.
El líder surcoreano Moon Jae-in y su homólogo norcoreano Kim Jong-un terminaron la cumbre en un ambiente de optimismo desbordado.

La imagen del controvertido líder norcoreano Kim Jong-un cruzando la línea de frontera hacia territorio surcoreano, de la mano de su homologo Moon Jae-in, marcó un hito histórico de paz entre ambas naciones desde su separación en la década de 1950. Este momento se vivió durante la Cumbre Intercoreana 2018, ocurrida en abril, y representó el paso hacia un periodo de paz que ambos países esperaron durante décadas.

 Luego de meses de altísima tensión internacional, producida por amenazas del líder norcoreano de un ataque nuclear contra su contraparte sureña, la península coreana vive sus momentos más felices con el eslogan “Paz, un nuevo comienzo”.

Fue la tercera cumbre intercoreana de la historia y la primera en once años. También fue la primera vez desde la Guerra de Corea que el máximo dirigente de Corea del Norte entra en el territorio de Corea del Sur. La cumbre se centró en el Programa nuclear de Corea del Norte y la desnuclearización de la Península de Corea.

Los líderes de ambos países conversaron durante horas sobre el futuro de sus naciones. La unificación es un tema pendiente.
Los líderes de ambos países conversaron durante horas sobre el futuro de sus naciones. La unificación es un tema pendiente.
Los líderes de ambos países se reunieron en la Casa de la Paz, localizada justo al sur de la línea de demarcación militar en el Área de seguridad conjunta de Panmunjom, donde Kim firmó el libro de visitas, escribiendo: “Una nueva historia comienza ahora, el punto de partida de una era de paz. Además de las conversaciones, ambos líderes realizaron una ceremonia de plantación de un árbol, usando tierra y agua extraída desde ambas naciones, y luego asistieron a un banquete.

Una semana antes, el líder norcoreano había declarado que su país no necesitaba realizar más pruebas nucleares ni lanzamientos de misiles. Asimismo, aseguró que Pyongyang no usará armas nucleares, siempre que no surjan amenazas o provocaciones de ese tipo contra Corea del Norte. Esta posición norcoreana allanaba el camino hacia la desnuclearización de la península, uno de los objetivos más sensibles de esta cumbre.

Acuerdos históricos

La histórica Cumbre Intercoreana 2018 permitió una serie de acuerdos bilaterales que trascienden la península y permiten soñar con la paz global.        

Niños de ambas Coreas representan el futuro de paz en la península y el mundo.
Niños de ambas Coreas representan el futuro de paz en la península y el mundo.
Uno de los principales acuerdos fue cesar por completo todos los actos hostiles entre sí en todos los ámbitos, incluyendo tierra, aire y mar, que son fuente de tensión y conflicto militar. En este sentido, el principal objetivo de ambas naciones será lograr una península coreana sin armas nucleares mediante una completa desnuclearización.

También establecerán una nueva oficina de enlace conjunta en la ciudad fronteriza de Kaesong de Corea del Norte, con el fin de facilitar consultas estrechas entre las autoridades, así como para allanar los intercambios y la cooperación entre los pueblos.

Las Coreas buscarán volver a conectar las relaciones de sangre de ambos pueblos y prometieron buscar mecanismos que faciliten la unificación intercoreana.

Loading...