Aplicación de la OMEC da tiempo para recuperación o búsqueda de trasplantes.
Aplicación de la OMEC da tiempo para recuperación o búsqueda de trasplantes.
Edición 2495: Jueves, 6 de Julio de 2017

Apoyo al Bobo

Novedosa técnica médica que asiste a corazón y pulmones dañados en pleno vuelo.

Aplicación de la OMEC da tiempo para recuperación o búsqueda de trasplantes.
Aplicación de la OMEC da tiempo para recuperación o búsqueda de trasplantes.

Los males no escatiman ni discriminan. En diciembre pasado, un paro cardíaco en pleno vuelo de avión llevó a la actriz Carrie Fisher (la inolvidable princesa Leia del universo intergaláctico de Star Wars) a cuidados intensivos. Pocos días después fallecería tras una apnea de sueño. Hoy por hoy, y gracias al galopante avance de la tecnología médica, los corazones y pulmones dañados tienen una oportunidad más para recuperarse. La última para dar media vuelta antes de llegar al final del túnel. La Oxigenación por Membrana Extracorpórea (OMEC) –ECMO por sus siglas en inglés– es casi tan compleja como su nombre. La máquina con la cual se aplica la técnica hace las veces de los órganos vitales del cuerpo y “le da al paciente hasta noventa días, que es tiempo suficiente para que sus órganos puedan recuperarse o conseguir un donante para el trasplante”, explica el cardiólogo Walter Mogrovejo. El primer uso de la técnica en Perú se remonta al 2014 y se sitúa en el puerto del Callao. La paciente Dorlisca Montes había sufrido tres paros cardíacos y no salía del último. “Lo que hicimos fue colocarle la máquina de la OCME como puente de la recuperación, pero el corazón estaba severamente afectado.

Cardiólogo Walter Mogrovejo.
Cardiólogo Walter Mogrovejo.

Entonces le hicimos un trasplante y se recuperó. Ella está viva”, recuerda el cardiólogo, quien suma ocho pacientes –todos con males al corazón– a quienes les pudo salvar la vida. Luego de ponerle tubos al paciente para aspirar su sangre, esta es expulsada con una bomba hacia un oxigenador y, posteriormente, devuelta a la vena o arteria, según corresponda. “Se devuelve a la arteria si la falla es cardíaca y a una vena si es pulmonar. Con eso se sustituye de manera transitoria la función de esos órganos”, detalla Mogrovejo. La novedosa técnica –que no puede ser comparada con el masaje cardíaco, ya que éste restituye la función del corazón en 30% y solo por un máximo de 30 minutos– cuesta un promedio de US$ 50 mil el primer día y US$ 10 mil del segundo hacia adelante. Cada segundo cuenta.   

Fisher: paro cardíaco en pleno vuelo.
Fisher: paro cardíaco en pleno vuelo.

Loading...