Edición 2468: Jueves, 22 de Diciembre de 2016

“El fútbol se convertirá en un gran motor de cambio social”

Daniel Ahmed, Director General Unidad Técnica de Menores

En qué situación encontró el panorama del fútbol formativo en el Perú a su llegada a la Federación?
Cuando la Dirección Deportiva de la Federación, a cargo de Juan Carlos Oblitas, nos confió la tarea de desarrollar el plan para mejorar la situación del fútbol peruano hicimos un diagnóstico de la situación para encontrar los principales problemas a combatir. 

El primer problema que encontramos fue la ausencia de una línea de carrera para el jugador peruano. Nos encontramos con un vacío formativo y competitivo que interrumpe el desarrollo del talento y perjudica las oportunidades de los futbolistas. Esto hace que muchos chicos se vean obligados a abandonar la práctica del fútbol con fines profesionales.  También nos dimos con la sorpresa de que el sistema no promovía la aparición de nuevos valores al no existir obligatoriedad hacia los clubes de contar con divisiones menores. A ello se suma que, el poco trabajo orientado a la formación del talento, estaba centralizado en la capital. Eso ha provocado que durante las tres últimas dédacas alrededor del 80% de jugadores que han integrado la Selección Peruana sean nacidos en Lima, una cifra que le da la espalda al resto del país y que no corresponde con la realidad peruana. 

Lea lo que dice Ricardo Gareca

¿Qué medidas ha tomado la Federación para darle vuelta a esta realidad?
Como primer paso lo que estamos buscando es reconstruir esa línea de carrera. Llenar ese vacío que existe entre los 13 y los 20 años.  Hemos diseñado un plan nacional de  desarrollo futbolístico que se enfoque en las categorías entre las edades en mención. Luego creamos un sistema nacional de visorías. Actualmente contamos con cinco equipos que viajamos por todo el país buscando talentos y brindándole oportunidades a chicos de todas las provincias del Perú.  Para complementar ese trabajo hemos instalado 21 Centros de Alto Rendimiento (CAR) en 21  de las 25 regiones del país, con la idea de que el talento que vamos descubriendo sea trabajado y potenciado en su propia región, evitando que el jugador tenga que ir a Lima y separarse de su entorno familiar. 

¿Qué impacto genera la descentralización del fútbol en la línea de carrera de estos chicos?
Hace un momento mencionábamos a los equipos y la falta de obligatoriedad hacia el trabajo en menores. Bueno, desde este año se viene aplicando el Sistema de Licencias FIFA para clubes profesionales, siendo el Perú el primer país de la región en implementarlo. Este sistema obliga a los clubes, a los que llamamos universidades del fútbol, a contar con categorías sub 15 y sub 17, además de la reserva (sub 20), como requisito para participar en el torneo de primera división y entra en vigencia para el campeonato de 2017. 

 

¿Y cómo se asegura la FPF de que los clubes cumplan con formar estas categorías juveniles en tan corto tiempo?
Precisamente, la manera de que los clubes, tengan un universo de jugadores con los cuales formar sus equipos menores para el próximo año es a través del trabajo que venimos realizando con el sistema nacional de visorías. La idea es que los clubes se nutran con lo mejor de las 21 selecciones sub 14 y sub 16 que vienen entrenando en los CAR. Esto a la larga va a generar identidad hacia los mismos equipos, ya que sus canteras, y, a la larga, su equipo profesional, va a estar integrado por jugadores de su región. 

Entonces podemos decir que la Federación está asumiendo el rol formativo que le corresponde a los clubes. ¿Por qué?
Porque nos encontramos con ese vacío y nadie lo estaba cubriendo. La Federación como ente rector del fútbol peruano tenía que encontrar la solución a esa problemática. Por ello estamos invirtiendo en la búsqueda del talento en beneficio del jugador, pero también de los clubes que tienen que entender que la formación integral del jugador es el camino para encontrar la auto sustentabilidad dentro del fútbol.  En lo inmediato, gracias a este trabajo, el próximo año, todos los clubes van a poder contar con las tres categorías obligatorias además del equipo principal para participar del Torneo Descentralizado. 

Y esto ¿se viene haciendo desde Lima?
Para que el plan que venimos ejecutando funcione, la Federación ha seleccionado, capacitado y monitoreado a un equipo base en cada una de las 21 egiones en las que se viene desarrollando la captación del talento. Eso quiere decir que cada CAR cuenta con un coordinador deportivo, un asistente técnico y un administrador para que sean los encargados de  dirigir el trabajo desde su región y realizar la gestión para buscar la infraestructura deportiva adecuada para sostener su trabajo. 

¿Con qué sistema y estructura de torneos se va a complementar el trabajo formativo?
A nivel de competencias hay dos hitos muy importantes. Este año estamos realizando el Reto Regional que es el primer campeonato regional de selecciones sub 14 y sub 16. El torneo inició el 15 de noviembre y va a estar dividido en cuatro zonas: norte, sur, centro y Lima. La gran final se jugará en la capital con las 8 mejores selecciones regionales de cada categoría. 

Además de esto, como los clubes van a tener sus nuevas divisiones menores, la Federación está organizando los torneos nacionales de clubes Sub 17 y Sub 15 desde el 2017 y continuar con el Torneo de Reserva (Sub 20) dentro de la estructura paralela al campeonato profesional. Haciendo  una inversión sin precedentes en el trabajo de menores en el Perú.