Luis Davelouis fue acusado de maltrato físico y psicológico por su expareja.
Luis Davelouis fue acusado de maltrato físico y psicológico por su expareja.
Edición 2592: Jueves, 30 de Mayo de 2019

Del Acoso al Agravio

Escribe: Rodrigo Chillitupa | Ola de denuncias anónimas contra periodistas y músicos atizan debate sobre acoso sexual y protocolo de denuncias en redes sociales.

Luis Davelouis fue acusado de maltrato físico y psicológico por su expareja.
Luis Davelouis fue acusado de maltrato físico y psicológico por su expareja.

Todo parece indicar que el llamado ‘Caso Davelouis’ se resolverá por la vía civil. Según fuentes cercanas al proceso, las agresiones narradas por la también periodista Marissa Chiappe la noche del 7 de abril a través de su cuenta de Twitter no tipifican para sancionarse en el marco de la ley 30364. Los hechos sucedieron antes de que se incluyeran en el 2017 algunas modificaciones a esta ley que previene y erradica la violencia contra la mujer.

Como se recuerda, la denuncia de Chiappe provocó que el Ministerio Público le abriera una investigación preliminar por 30 días a Davelouis. El pasado mes de abril ambas partes fueron a la audiencia con sus respectivas abogadas. Luego de ello, Davelouis ha ido dos veces más para rendir exámenes y tests psicológicos. Trascendió que, de tener un resultado favorable, el periodista le pedirá a su expareja que se rectifique mediante una carta. Pero el tema podría tomar años.

Mientras tanto, la ola de casos sigue creciendo. El pasado 30 de abril, una denuncia anónima sobre una presunta violación sexual apuntó al periodista Christian ‘Zejo’ Cortez. Según la denuncia, ‘Zejo’ se habría aprovechado hace cuatro años de una estudiante de la Universidad César Vallejo para tener relaciones sexuales con ella dentro del baño de un grifo. El poeta se defendió en sus redes sociales. La justificación no le sirvió: otras mujeres salieron a denunciarlo por hostigamiento sexual y laboral. Una de ellas fue la músico Fátima Foronda.

Cortez posa para premonitorio reportaje sobre acoso. Izquierda: Foronda lo denunció.
Cortez posa para premonitorio reportaje sobre acoso. Izquierda: Foronda lo denunció.

“Antes que abusara de mí, ‘Zejo’ sabía que pasé por otras agresiones sexuales”, le cuenta Foronda a CARETAS. La cantante conoció a Cortez, quien quería hacerle una nota a su fundación Pasito a Pasito Perú en el 2016. El periodista no publicó ninguna información. Su real intención era acercarse a ella y lo consiguió. En noviembre del 2017, Cortez la invitó a celebrar el aniversario del diario La República en el bar Queirolo. Foronda terminó desnuda en un hotel del Cercado. “A pesar de que se disculpó, perdió mi respeto y me distancie de él”, acotó. Sin embargo, Foronda reveló que el periodista buscó nuevamente acercársele. “Viajamos a Áncash para hacer un reportaje que promocionaría los bosques de piedras de Huambo”, recuerda. “Pero me percaté que solo buscaba ‘remediar’ el daño. No logró nada”. La cantante señaló en una reciente entrevista con RPP que “más de 14 mujeres habrían sido violentadas por Cortez de diferentes maneras: abuso sexual, agresión física, manipulación y hostigamiento”. CARETAS supo de dos casos más que redondean el modus operandi de Cortez. Citas a solas, recitales poéticos, regalo de libros, alcohol. El periodista es investigado preliminarmente por el Ministerio Público por este tema desde el 3 de mayo. Al igual que Davelouis, Cortez ha perdido  su trabajo en La República y en dos universidades.

El pasado 20 de mayo la página Ni Una Menos Perú compartió una denuncia más contra otro periodista: el videorreportero Jerónimo Centurión. Una joven costarricense lo acusó de agresión sexual. “Nadie me ha acusado de agresión sexual”, replica Centurión a CARETAS. Él evalúa entablar “acciones penales contra las personas o medios que sigan divulgando este tema sin verificar la información”.
Al cierre de edición había al menos tres denuncias más contra periodistas y cuatro casos que involucran a músicos. Además, un episodio de presunta violación colectiva a una joven en Lurín que implica a dos  futbolistas (Christian Adrianzén y Josué Rodríguez). Ambos son investigados por la Fiscalía.

Futbolistas denunciados por violación.
Futbolistas denunciados por violación.

Los músicos no se salvan. La página Me Too Perú ha publicado al menos cuatro episodios. Uno de los aludidos fue Salim Vera. “Fue una denuncia irresponsable que buscaba dañarme”, respondió el cantante a CARETAS. El líder de Líbido criticó que Me Too Perú postee denuncias “sin pruebas fehacientes”. “Todo es anónimo y eso es inaceptable”, señaló. Esta postura es compartida por su colega Rafo de la Cuba. “Interpondré querellas por difamación contra la página”, declaró. Ambas publicaciones fueron retiradas de la página.

Me Too Perú nació de dos disidentes del colectivo Ni Una Menos. Todo empezó cuando una de ellas quiso denunciar al portero de su edificio por comportamiento indebido. CARETAS se comunicó vía e-mail con el portal para conocer el criterio utilizado para filtrar las denuncias. Los encargados de la página declinaron de dar una entrevista.

La seriedad debe primar en las denuncias. El derecho al anonimato no implica descuidar la constatación de cada caso. Los escritores Gabriela Wiener y Víctor Hurtado Oviedo polemizaron sobre posibles soluciones al acoso en prensa. Hay debate para rato.