Coronel PNP Juan Colmenares, muestra parte de la droga incautada.
Coronel PNP Juan Colmenares, muestra parte de la droga incautada.
Edición 2589: Jueves, 9 de Mayo de 2019

Valparaíso Preñado

Por: Edgar Mandujano | Nueva ruta del narcotráfico al descubierto: toneladas de droga salen de puerto chileno en barco liberiano.

Coronel PNP Juan Colmenares, muestra parte de la droga incautada.
Coronel PNP Juan Colmenares, muestra parte de la droga incautada.

Una alta capacidad logística y operativa han demostrado tener las organizaciones internacionales dedicadas al narcotráfico. Vulnerar los controles de seguridad del puerto de San Antonio en Valparaíso no fue cosa fácil. Pero así quedó demostrado, tras el hallazgo de dos grandes cargamentos con cocaína detectados en puertos de otros países en buques que partieron con esta ilícita mercancía de San Antonio, considerado hoy como la nueva puerta de salida de la droga desde Sudamérica. Las mafias dedicadas al tráfico de tóxicos por vía marítima vienen utilizando en este terminal una vieja modalidad llamada ‘preñado de contenedor o gancho ciego’, usado por años en el puerto chalaco por los Ninjas del Callao. Es por eso que las autoridades chilenas investigan la posible participación de peruanos en este ilícito negocio.

Barco MSC Carlotta, de bandera liberiana, donde se halló dos toneladas de cocaina.
Barco MSC Carlotta, de bandera liberiana, donde se halló dos toneladas de cocaina.

MISMO PUERTO, MISMO BARCO
 ¿Extraña coincidencia o complicidad? La pregunta rondó por las autoridades portuarias  al detectar la salida de dos grandes cargamentos con droga del puerto de San Antonio en el barco MSC Carlotta, de bandera liberiana. El primer hallazgo de 1,455 kilos de cocaína ocurrió en Newark el 28 de febrero, valorizado en US$ 77 millones. Y el segundo cargamento de 2.2 toneladas de droga el pasado 24 de abril en el Callao.  En menos de dos meses, envíos de 3,6 toneladas en un mismo barco naviero, en un mismo puerto. Ahora están en el ojo de la tormenta. Los veintiún marineros de este buque portacontenedores vienen siendo investigados por tener algún grado de implicancia en la droga hallada en la modalidad del preñado.

Todo indica que el negocio de la droga en Nueva York volvió a niveles de apogeo. Lo deja entrever el cargamento más importante en 25 años y el segundo mayor de la historia de la ciudad más poblada de EE.UU. En esa oportunidad se encontró dentro de un viejo contenedor 1,455 kilos de cocaína pura que estaban acondicionados en 60 maletas en el puerto de Newark. La agencia antidroga de los Estados Unidos (DEA) dijo que si la mercancía aprehendida hubiera topado las calles de New York, su valor habría multiplicado en 80 millones de dólares.

Puerto chileno San Antonio nueva ruta del narcotráfico.
Puerto chileno San Antonio nueva ruta del narcotráfico.

Lo más resaltante de esta información es que este contenedor fue desembarcado del buque comercial MSC Carlotta que partió del puerto de San Antonio, Chile, la primera semana de febrero llegando al puerto de Newark el 28. Semanas después agentes de la Dirandro recibieron  información de las autoridades chilenas donde revelaban que la misma embarcación liberiana, ‘MSC Carlotta’, tendría en su interior mercancía ilícita subida en el puerto de San Antonio de Valparaíso. Esta nave iba a permanecer un día en el Callao, es por eso que autoridades del puerto deciden intervenir en el corto plazo. Agentes de la Dirandro a cargo del Coronel PNP Juan Colmenares, Jefe de la División Portuaria, personal de Aduanas y la fiscal antidroga Kelinda Janampa ordenó bajar veintiún contenedores subidos a bordo del barco en el puerto sureño. Dos contenedores fueron analizados y se detectó a simple vista que tenían los precintos de seguridad clonados, distintos al resto. Al ser abiertos, grande fue la sorpresa. En su interior se encontró 64 maletas con 1,851 paquetes que dieron positivo para cocaína.

Esta ilícita mercancía estaba dentro de un grupo de contenedores con papel reciclado que tenía como destino Bélgica. Algo que las autoridades vienen investigando es la procedencia de la droga y el grado de participación de peruanos en esta organización criminal. Treinta y cuatro días es lo que iba a tardar en llegar los tres mil contenedores de esta embarcación al puerto de Amberes en Bélgica, que en su interior llevaba mercancía ilegal valorizada en US$ 132 millones. La incautación de los 2.2 toneladas de cocaína puede ser estimada en el Perú como la mayor valija con droga proveniente del vecino país del sur, considerado la nueva ruta del narcotráfico.