Los Centros de Salud Mental Comunitarios son parte de una red de salud complementaria. Su prioridad es brindar servicios a domicilio.
Los Centros de Salud Mental Comunitarios son parte de una red de salud complementaria. Su prioridad es brindar servicios a domicilio.
Edición 2589: Jueves, 9 de Mayo de 2019

De Mente Abierta

Escribe: Claudia Escobar Tito | A finales del 2019, MEF mediante el MINSA abrirá 59 nuevos Centros de Salud Mental Comunitaria.

Los Centros de Salud Mental Comunitarios son parte de una red de salud complementaria. Su prioridad es brindar servicios a domicilio.
Los Centros de Salud Mental Comunitarios son parte de una red de salud complementaria. Su prioridad es brindar servicios a domicilio.

"Debemos tener un centro de salud mental por cada 100 mil habitantes”, dice el Dr. Yuri Cutipé, director de Salud Mental del Minsa. “De los 30 millones de ciudadanos, 10 están en EsSalud y 20 están en el SIS u otros seguros. Por eso la meta final es establecer 281 Centros de Salud Mental Comunitaria (CSMC) en los puntos estratégicos de todas las regiones”, explica. Pero esa meta implica un paso a paso progresivo. Desde que se empezaron a implementar allá por el 2015, los CSMC han llegado a 103, con al menos uno en cada región del país (33 se encuentran en Lima). A fines de mayo del 2019 el MEF debería aprobar el presupuesto de S/ 74 millones. Esta partida posibilitará abrir 59 nuevos CSMC, 59 hogares protegidos, 350 establecimientos de salud, 13 unidades de hospitalización de salud mental y dos unidades de hospitalización de día en hospitales generales. La necesidad apremia. Según cifras del 2012 del Minsa, “de cada 100 personas, 20 sufren de trastorno mental, 20 niños (as) tienen problemas mentales y 10 mujeres son víctimas de violencia física o sexual. Y solo dos de cada 10 personas con trastornos mentales reciben tratamiento”. Las cifras son alarmantes.

El más completo es el CSMC de La Victoria.
El más completo es el CSMC de La Victoria.

Según Cutipé, “8 o 9 de cada 10 suicidios están ligados a algún trastorno mental. Y de esos, 1 o 2 están asociados a situaciones críticas”. Finalmente, “el 60% de los casos son de niños y adolescentes, la mayor parte de ellos con trastornos de aprendizaje”.  Los CSMC se ubican prioritariamente en comunidades alejadas, ofreciendo servicios especializados permanentes y de menor costo. Es el caso de la ciudad de Ayacucho, que empezó teniendo un psiquiatra para toda la región y que ahora cuenta con CSMC en Morochuco, Huamanga, Huanta y Pampa Cangallo. “Estamos llegando a lugares alejados pero estratégicos, porque la gente tiene la idea que estos servicios son para gente con dinero”, explica Cutipé.

Ministra de Salud, Zulema Tomás: “Concluiremos el 2019 con más de 150 CSMC”.
Ministra de Salud, Zulema Tomás: “Concluiremos el 2019 con más de 150 CSMC”.

Para Cutipé, las enfermedades mentales que más se ven en el Perú son la depresión y el alcoholismo. La primera se presenta más en mujeres y la segunda en varones. Estas enfermedades tienden a traer como consecuencia el suicidio o una conducta simplemente autodestructiva “que encuentra como solución el morirse ante situaciones críticas”, advierte el director de Salud Mental del Minsa.  

Directora del hospital Larco Herrera. Derecha, aromas energizantes como métodos de relajación ante una crisis de ansiedad.
Directora del hospital Larco Herrera. Derecha, aromas energizantes como métodos de relajación ante una crisis de ansiedad.

La idea principal de crear más CSMC es ofrecer atención ambulatoria para trastornos mentales, sobre todo en casos que no requieran internamiento y alejamiento de sus familiares. “El internamiento actualmente es contraproducente para la propia salud mental de la persona, más aún si se prolonga excesivamente”, dice Cutipé. También menciona que hoy en día existen estudios que recomiendan que “aquellos trastornos mentales severos no deben cortar las actividades diarias”. Dice que “al contrario, lo que se prescribe es la continuidad pero con apoyo de los familiares y terapeutas, de modo que es más fácil que la recuperación sea más pronta, habiendo menos posibilidades que se instale una discapacidad”.

Psicóloga realiza estiramientos a pacientes para una adecuada respiración.
Psicóloga realiza estiramientos a pacientes para una adecuada respiración.

Para ello se contará con una red de salud que incluya, además de los CSMC, los Centros de Rehabilitación Psicosocial, los Centros de Rehabilitación Laboral, los Hogares Protegidos y el Hospital General, que tiene a su vez una unidad de hospitalización de salud mental y adicciones. La red “es lo más organizado hasta el momento”, y cuenta con cuatro servicios en niños, niñas y adolescentes, además de servicios en adultos que incluyen adicciones (enfocado en el alcoholismo). También existe la movilización comunitaria. Cada uno de estos servicios cuanta con un equipo de psicólogos, psiquiatras, enfermeras y trabajadores sociales. Uno de los ejemplos en Lima es el de San Gabriel Alto, en Villa María del Triunfo. Este es uno de los primeros CSMC, y con el tiempo ha ido aumentando tanto su personal especializado como su afluencia de personas. Un ejemplo, sin duda.

Director de Salud Mental del Minsa, médico psiquiatra Yuri Cutipé.
Director de Salud Mental del Minsa, médico psiquiatra Yuri Cutipé.
A diferencia de los servicios privados, los CSMC cuentan con especialistas para todo tipo de enfermedades mentales. “En los privados a lo mucho encuentras un psicólogo o un psiquiatra”, señala Cutipé. Sin embargo, él advierte que estos CSMC no reemplazan a los hospitales psiquiátricos. Y de paso aclara que los rumores de cierre de alguno de los tres hospitales psiquiátricos públicos de Lima es infundado. “En los países europeos con un servicio moderno de salud mental, los hospitales psiquiátricos dejan de ser necesarios y se cierran solos”, precisa. “En el caso peruano se pretende mejorar los servicios que se brindan a la población; el objetivo del Estado no es cerrarlos”.

Para algunos pacientes externos del Hospital Víctor Larco Herrera –como Lucía Nole (28), quien se atiende desde el 2011– los CSMC “son una buena alternativa, pero no sería una buena idea cerrar en un futuro el hospital (Larco Herrera), ya que es un centro cómodo y con especialistas”, explica Nole. Además, ella cuenta con un historial clínico en el Larco Herrera “y con mi médico de cabecera, así como un tratamiento continuo con mi psicóloga”, señala.

En un futuro cercano “se pretende llegar a las comunidades más alejadas de ciudades como Arequipa, Tacna, Tumbes y Puerto Maldonado, y no sea un problema que esté abierto o no un centro de salud. Eso es lo que nos preocupa”.

“En cada lugar en donde abrimos un CSMC hay una buena aceptación, porque hay una demanda contenida”, explica. “En los últimos 10 o 15 años la preocupación por una buena educación también se refleja en una preocupación por una mejor salud mental”, indica el director de Salud Mental del Minsa.

El Minsa espera captar al menos a 60 especialistas en psiquiatría para sus próximos CSMC.