Hugo Bustios tenía 38 años cuando lo asesinaron. Abajo, periodista Eduardo Rojas lo acompañaba en la moto y resultó herido.
Hugo Bustios tenía 38 años cuando lo asesinaron. Abajo, periodista Eduardo Rojas lo acompañaba en la moto y resultó herido.
Edición 2586: Miércoles, 17 de Abril de 2019

‘Total Desprecio Por la Vida’

Corte Suprema ordena nuevo juicio a Daniel Urresti por asesinato de periodista Hugo Bustíos, de CARETAS.

Hugo Bustios tenía 38 años cuando lo asesinaron. Abajo, periodista Eduardo Rojas lo acompañaba en la moto y resultó herido.
Hugo Bustios tenía 38 años cuando lo asesinaron. Abajo, periodista Eduardo Rojas lo acompañaba en la moto y resultó herido.

La Sala Penal Permanente de la Corte Suprema de Justicia declaró nula la sentencia emitida por el Colegiado B de la Sala Penal Nacional, que en octubre pasado absolvió a Daniel Urresti de la acusación de coautor del asesinato del periodista Hugo Bustíos.

La Sala, integrada por los magistrados Zavina Chávez Mella, Iván Sequeiros Vargas, Hugo Príncipe, Carlos Arias Lazarte y César San Martín Castro, ordenó realizar un nuevo juicio oral del crimen, al que calificó de lesa humanidad.

Consideró que, “como es evidente, el Tribunal Superior no ponderó el sentido integral de los elementos de juicio que subyacen de las pruebas personales y documentales obtenidas durante el proceso penal”.
Advirtió, asimismo, que “se refleja con nitidez que la sentencia de mérito no valoró, en absoluto, como pruebas documentales, la Guías del Combatiente en la Zona de Emergencia de 1988 y 1990, y como pruebas personales, las declaraciones de los especialistas en temas militares”.

El Colegiado B de la Sala Penal Nacional que emitió la írrita sentencia exculpatoria estuvo constituido por Miluska Cano, Otto Verapinto y Omar Pimentel.

La sentencia de la Corte Suprema dice textualmente lo siguiente:

- Resulta evidente que el asesinato de Hugo Bustíos Saavedra y la tentativa de asesinato de Eduardo Yeny Rojas Arce, ejecutados por agentes estatales, en una época de represión absoluta, trascienden al ámbito de lo estrictamente aislado, fortuito e individual, y se adecúan plenamente a los presupuestos objetivos y adjetivos que identifican a los delitos de lesa humanidad.

Daniel Urresti era jefe de Inteligencia del cuartel de Castropampa en Huanta.
Daniel Urresti era jefe de Inteligencia del cuartel de Castropampa en Huanta.

-l Tales hechos se cometieron en el contexto de una política estatal, generalizada y sistemática, de eliminación de presuntos elementos terroristas
- En el presente caso, no se probó que Hugo Bustíos y Eduardo Rojas hayan formado parte de la organización criminal Sendero Luminoso. Al momento del ataque, ninguno de ellos estaba armado, no mostraron comportamientos agresivos o beligerantes y no representaron un peligro grave o inminente; por el contrario, tenían una posición desventajosa frente a los militares, quienes los superaban en número, desplegaron una logística precisa, y los atacaron con armamento de guerra sin previo aviso y sin mediar aviso alguno.

- Las circunstancias del fallecimiento de Hugo Bustíos reflejan un total desprecio por la vida humana de parte de sus ejecutores, pues aun cuando estaba tendido en el suelo con vida, pero sin posibilidad de ejercitar algún acto defensivo, se le colocó un explosivo en el cuerpo y falleció producto de la detonación […] Dada la coyuntura imperante en aquella época, era lógico que los militares que intervinieron en estos hechos delictivos estaban en condiciones cognoscitivas de comprender lo que ello implicaba.

Jueces Otto Verapinto, Miluska Cano, Omar Pimentel que en octubre lo exculparon.
Jueces Otto Verapinto, Miluska Cano, Omar Pimentel que en octubre lo exculparon.

- Existe una estrecha vinculación entre los actos incriminados y los ataques sistemáticos y generalizados del Estado. Teniendo en cuenta lo dictado por la Comisión de la Verdad y Reconciliación en sus conclusiones generales y específicos, las circunstancias detalladas se condicen con los lineamientos de actuación del Estado peruano en su combate contra el terrorismo en épocas pasadas.

- En consecuencia, existe suficiente evidencia para considerar que, desde el Derecho Penal Internacional, los delitos de asesinato y tentativa de asesinato, de Hugo Bustíos y Eduardo Rojas, respectivamente, son crímenes de lesa humanidad”.

El acusado Daniel Urresti reaccionó con su habitual cinismo ante la decisión de la Corte. A través de su cuenta Twitter, respondió: “Me absolvieron por unanimidad. La Corte Suprema anula el juicio. No pediré asilo, ni hablaré de la anemia, simplemente volveré a probar mi inocencia”.

Ya está demostrado —lo admite incluso la Sala Penal que absolvió a Bustíos— que los periodistas Bustíos y Rojas fueron atacados por militares y que Urresti era jefe de Inteligencia de la base militar de Castropampa, en Huanta, en 1988, el año del crimen.