Acelerador lineal de última generación para el tratamiento de cáncer.
Acelerador lineal de última generación para el tratamiento de cáncer.
Edición 2585: Jueves, 11 de Abril de 2019

Llegaron Con Todo

Se inauguró nueva y sofisticada clínica San Pablo en Arequipa.

Acelerador lineal de última generación para el tratamiento de cáncer.
Acelerador lineal de última generación para el tratamiento de cáncer.

El acelerador lineal más moderno de Arequipa acaba de ser inaugurado por el Grupo San Pablo. El sofisticado equipo es utilizado en la radioterapia de pacientes con cáncer. La semana pasada, el grupo empresarial, presidido por José Álvarez y su esposa, abrió la nueva sede del conglomerado médico en la Ciudad Blanca.

“El objetivo es que el paciente del sur del Perú no tenga necesidad de ir a Lima”, explicó el doctor Álvarez.

José Álvarez, fundador y presidente del Grupo San Pablo, ante la nueva clínica de 12 pisos en Cerro Colorado, Arequipa.
José Álvarez, fundador y presidente del Grupo San Pablo, ante la nueva clínica de 12 pisos en Cerro Colorado, Arequipa.
La Clínica San Pablo de Arequipa tiene 70 camas y brinda desde lo más simples servicios, como rayos X, hasta el complejo tratamiento de enfermedades del corazón y el cáncer. El nosocomio posee 90 consultorios, unidades de cuidados intensivos, tanto para adultos como para niños, y un centro de rehabilitación complejo con dos piscinas de hidroterapia.

La inversión fue del orden de S/ 100 millones. Se trata de la octava y última clínica del Grupo San Pablo.

Asistieron a la ceremonia de inauguración el alcalde de Cerro Colorado, Benigno Cornejo, y el arzobispo de Arequipa, Javier del Río. El nuevo local fue apadrinado por César Lutgens, presidente saliente de la Cámara de Comercio de Arequipa, y Jessica Rodríguez, presidente entrante de la CCA.
 
ACREDITACIÓN INTERNACIONAL

Una de las características singulares de la red de clínicas San Pablo es su alto profesionalismo y trato humano.

“Tenemos una herramienta muy potente, que es la acreditación internacional”, explicó Álvarez.
Tres de los seis nosocomios ya están acreditados ante la Joint Comission International –la organización con más experiencia en acreditación sanitaria de todo el mundo, con sede en Estados Unidos–, lo que garantiza al paciente una mejor calidad y mayor seguridad en el servicio, tal cual lo subrayó el galeno.

La nueva clínica en Arequipa debe pasar los exigentes exámenes de acreditación en el curso del presente año.

La atención de menores de edad es una de las áreas prioritarias.
La atención de menores de edad es una de las áreas prioritarias.

El presidente del Grupo San Pablo, José Álvarez, 73, es un cardiólogo multifacético y sensible. Se graduó en Sao Paolo, Brasil, y trabajó a su retorno a Lima en el hospital Guillermo Almenara, con el recordado neurocirujano Esteban Rocca. En 1991, decidió inaugurar un instituto del corazón que reuniera todos los servicios y equipos necesarios para el tratamiento de enfermedades cardiovasculares. El Instituto pronto devino en la primera clínica del santoral: la de San Pablo, en Surco. Luego se abrirían en otros distritos limeños las clínicas San Gabriel, Santa Martha, Jesús del Norte y San Juan Bautista.

Ahora la red también está presente en Trujillo, Huaraz y Arequipa. Se trata de la primera red de clínicas privadas del país.

Álvarez con Jessica Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio de Arequipa y madrina de la clínica. Acompañan el alcalde de Cerro Colorado, Benigno Cornejo, y Fernando Farfán, gerente de la clínica.
Álvarez con Jessica Rodríguez, presidente de la Cámara de Comercio de Arequipa y madrina de la clínica. Acompañan el alcalde de Cerro Colorado, Benigno Cornejo, y Fernando Farfán, gerente de la clínica.

El desarrollo del Grupo es tan interesante como elocuente del estado de la salud pública. “Estamos muy mal. Tenemos uno de los peores índices de salud de América del Sur. Necesitamos una política continua y de largo plazo. Que no cambien los ministros cada seis meses”, puntualizó Álvarez.

La lista corta para una política de salud pública de Álvarez implica tener un cronograma de implementación de equipos en hospitales; recursos humanos, y capacitación y acreditación obligatorias, “aunque sea nacional, como en Colombia, aquicito nomás”.

Álvarez nació en Cachicadán, en la provincia de Santiago de Chuco, La Libertad. El nombre de la localidad significa “dar sal”. Acaso de ahí le nace su singular vocación de servicio.