Se retiró el 25 de septiembre de 1979, tres años antes del IX Campeonato Mundial de Voleibol Femenino jugado en el Perú.
Se retiró el 25 de septiembre de 1979, tres años antes del IX Campeonato Mundial de Voleibol Femenino jugado en el Perú.
Edición 2581: Jueves, 14 de Marzo de 2019

De Vuelta al Mate

Escribe: Jaro Adrianzén | A 40 años de su retiro, el documental Lucha Fuentes: la leyenda vive revela detalles de la vida deportiva y familiar de la voleibolista.

Se retiró el 25 de septiembre de 1979, tres años antes del IX Campeonato Mundial de Voleibol Femenino jugado en el Perú.
Se retiró el 25 de septiembre de 1979, tres años antes del IX Campeonato Mundial de Voleibol Femenino jugado en el Perú.

Pasaron casi 40 años para que Lucha Fuentes volviera al Coliseo Amauta. Llegó junto a Kevin Carbonell, un periodista y documentalista que el 25 de septiembre de 1979 ni siquiera estaba en planes. Fue ese día en el que las manos morenas de Fuentes se pasearon por última vez por el coliseo, ante una fervorosa multitud que parecía más de fieles que de hinchas, quizá en un insospechado presagio al uso religioso que hoy se le da al recinto de Breña.

Documental se estrenará cerca de los Panamericanos 2019.
Documental se estrenará cerca de los Panamericanos 2019.

Fuentes volvió y recorrió el lugar de cabo a rabo. Lo hizo como parte de la grabación aún inconclusa pero casi lista del documental Lucha Fuentes: la leyenda vive. Lo hizo junto a compañeras de antaño como Olga Asato, Pilancho Jiménez y Norma Velarde. Y lo hizo luego de vencer a la muerte en julio del 2017, cuando un accidente cerebrovascular la postró en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Nominada Mejor Jugadora del Siglo XX. Derecha, premiada por Velasco en 1971.
Nominada Mejor Jugadora del Siglo XX. Derecha, premiada por Velasco en 1971.
“Su familia me cuenta que todo el proceso de grabación, de visitar lugares, de ir por aquí y por allá, le ha servido para su recuperación”, cuenta el periodista. Él vio por primera vez el nombre de Fuentes en los laureles del antiguo Estadio Nacional, cuando durante su niñez bajaba por las tardes para hacer deporte. “Poco a poco ha ido recuperando la memoria”, agrega. Y es que tras su grave estado, la voleibolista perdió parte de sus recuerdos y su capacidad de hablar. Hoy sigue terapias físicas y de escritura con la misma disciplina con la que llevó su impecable carrera deportiva.

Profesora en Fundación Telefónica. Derecha, premiada por Velasco en 1971.
Profesora en Fundación Telefónica. Derecha, premiada por Velasco en 1971.

“No solamente jugaba bien: es una deportista íntegra. Tú rebuscas en su historia y no encuentras ningún escándalo, ningún aspecto de su vida publicado en periódicos”, asegura Carbonell, quien hizo arqueología de diarios de la época en la Biblioteca Nacional del Perú, principalmente ejemplares de La Prensa y Última Hora. Afirma que “un 80% de periódicos le dedicaron una portada a Lucha despidiéndola”. Y adelanta que a las fuentes hemerográficas utilizadas para el documental se le suma material audiovisual inédito: tomas de un video de 4 horas de toda la ceremonia de despedida de Fuentes (facilitado por la familia), registro de su matrimonio y hasta grabaciones de su vida cotidiana.
El afán es el de contar con detalles la vida deportiva y familiar de Fuentes. Para eso también se incluyen los testimonios de sus hijos Giorgio y Romina. Y la recreación de pasajes tan icónicos como la lectura de una carta que Pilancho Jiménez le hizo a Fuentes en el Amauta. Carbonell imitó al detalle los planos y tiros de cámara. “El documental funciona con lo antiguo y lo moderno”, sintetiza. Por eso se incluyó una visita al monumento del japonés Akira Kato en el cruce de las avenidas Javier Prado y Salaverry.

Condecorada por Chihuán en  Congreso.
Condecorada por Chihuán en  Congreso.

Kato, contratado durante el gobierno de Fernando Belaunde, fue quien descubrió a Fuentes cuando ella apenas tenía 15 años y aún jugaba en su natal Ica. Era 1967. “Akira me llamó por mis condiciones físicas, porque era alta para mi edad. Yo, técnicamente, he sido obra de Akira”, contó Fuentes a CARETAS 1000 allá por 1988, cuando tenía 7 meses de embarazo de quien luego sería bautizado como Giorgio. “Todo lo que hice en el vóley, fue obra de él. Y por eso lo recuerdo tanto”, agregó.

Fuentes fue campeona bolivariana y 6 veces campeona sudamericana. Participó en 2 copas del mundo, 4 campeonatos mundiales y en los Juegos Olímpicos de México ‘68 y Montreal ‘76. Su retiro fue tres años antes de que en el Perú se jugase el IX Campeonato Mundial de Voleibol Femenino, donde campeonó China. Años antes, en 1971, fue premiada por Juan Velasco. Y fue candidata a Mejor Jugadora del Siglo XX. El pasado viernes 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, recibió una condecoración en el Congreso de manos de la exvoleibolista Leyla Chihuán.

Participó en 2 olimpiadas, 4 panamericanos, 6 sudamericanos y 4 mundiales.
Participó en 2 olimpiadas, 4 panamericanos, 6 sudamericanos y 4 mundiales.

Muchos de los méritos que la hicieron merecedora de esos premios será lo que se verá en Lucha Fuentes: la leyenda vive, documental autofinanciado y filmado en un 90%. Carbonell estima que el estreno será en julio próximo, en el marco de los Juegos Panamericanos 2019. Y adelanta, sin decir nombres, que “hay canales que se han acercado a través de una persona y han mostrado su interés por difundirlo”. Junto a él trabajaron Andrés Montañez Rojas en dirección de fotografía y Víctor Cabrera Ramírez en edición. Además de la humilde protagonista de uno de los capítulos más memorables en la historia del deporte nacional: la inacabable Lucha Fuentes.