Desde el 2012 hasta lo que va del 2019, la UNESCO ha registrado la muerte de cinco periodistas peruanos.
Desde el 2012 hasta lo que va del 2019, la UNESCO ha registrado la muerte de cinco periodistas peruanos.
Edición 2575: Lunes, 4 de Febrero de 2019

Prensa al filo

El número de periodistas asesinados en América Latina es mayor que hace cinco años. De doce países en la región, Perú está en el séptimo lugar.

Desde el 2012 hasta lo que va del 2019, la UNESCO ha registrado la muerte de cinco periodistas peruanos.
Desde el 2012 hasta lo que va del 2019, la UNESCO ha registrado la muerte de cinco periodistas peruanos.

La violencia contra los profesionales de la información ha avanzado, en los últimos años, a escalas lamentables.  Desde el 2012 hasta la fecha se ha registrado el asesinato de 174 periodistas en América Latina, es decir, más de 20 muertes al año.

Los números han sido tomados y recopilados de la base de datos de la UNESCO. El organismo internacional afirma que las cifras de periodistas asesinados en este periodo “casi duplica la cantidad registrada para el quinquenio anterior (2007 a 2011)”.

Según el informe ‘Tendencias mundiales en libertad de expresión y desarrollo de los medios’ elaborado para América Latina y El Caribe, México es el país que encabeza esta lista (64), le siguen Brasil (34) y Honduras (22). El Perú (5) ocupa el séptimo lugar de un total de 12 países de AL.

El asesinato no es el único mecanismo de violencia que vemos ejercer diariamente contra los trabajadores de los medios. La criminalización en la política y del sistema de justicia – en el caso peruano destacan los ‘Hermanitos’ – hace más vulnerables a los periodistas “a secuestros, palizas, destrucción de equipos, amenazas de muerte, intentos de asesinato, ataques sobre la infraestructura, detenciones ilegales y tortura”.

Sin embargo, desde el 2012 solo 14 casos, del total de asesinatos ocurridos en la región hasta el 2017, han sido resueltos en una instancia judicial. Otros 118 casos se encuentran en proceso. Aquellos cometidos a manos “de políticos, funcionarios y otros individuos poderosos” rara vez tienen repercusión penal.

La violencia de género también azuza contra las mujeres periodistas. Se han reportado seis feminicidios, uno de ellos fue el asesinato y violación de la periodista colombiana Jineth Bedoya en el año 2000.

Por otro lado, las amenazas en línea se han incrementado tanto para las mujeres como los hombres, aunque en las primeras el componente género advierte sobre el machismo en redes. “Referencias sexuales, las amenazas de violencia sexual y las amenazas de muerte”, son comunes en esta era.

El informe de la UNESCO da algunas luces de esperanza para el periodismo.  Una de ellas es que “más del 50 por ciento de la región, AL y el Caribe, (17 países) ha apoyado al menos una o más de las once resoluciones sobre la seguridad de los periodistas”.

Leer: En el Lugar de la Barbarie

Perú ha sido partícipe de las iniciativas que promueven la seguridad de los periodistas, firmando resoluciones de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Aunque aún se queda detrás de Argentina, Brasil, Paraguay y Chile.

Para conocer más a detalle la lista de periodistas muertos y desaparecidos en la región, la UNESCO creó el Observatorio de la Libertad de Prensa en América Latina. Un registro único de estos casos que datan desde 1982 hasta el 2014.

Ver listado en el siguiente enlace: Observatorio de la Libertad de Prensa en América Latina