El phishing es muy popular en el Perú porque es una forma fácil, barata y relativamente absurda de robar identidades y dinero.
El phishing es muy popular en el Perú porque es una forma fácil, barata y relativamente absurda de robar identidades y dinero.
Edición 2572: Jueves, 10 de Enero de 2019

Jaques de Hackers

Por: Kevin Montenegro | El 2018 Perú fue el segundo y cuarto país de América Latina con más crecimiento de malware (62%) y phishing (96%), respectivamente.

El phishing es muy popular en el Perú porque es una forma fácil, barata y relativamente absurda de robar identidades y dinero.
El phishing es muy popular en el Perú porque es una forma fácil, barata y relativamente absurda de robar identidades y dinero.

América Latina ha recibido más de 746 mil ataques de malware durante los últimos 12 meses. Eso significa un aproximado de 9 segundos por minuto. Estos son los datos que maneja Kaspersky Lab, compañía rusa dedicada a la seguridad informática con participación en más de 200 países.

El estudio de la firma rusa de Eugène Kaspersky explica cómo se vulneran (y se protegen) laptops, celulares y hasta cajeros electrónicos.
El estudio de la firma rusa de Eugène Kaspersky explica cómo se vulneran (y se protegen) laptops, celulares y hasta cajeros electrónicos.
Nadie se salva. El país con mayor aumento de ciberamenazas por malwares en la región es Argentina, con un crecimiento de 62%. Le sigue Perú, con 39%. Por su parte, México ocupa el tercer lugar con un incremento de 35%.

Leer: Ciberseguridad ya no es ciencia ficción

Para el mexicano Roberto Martínez, analista de Kaspersky Lab, las empresas apuestan toda la seguridad de sus sistemas a las herramientas de monitoreo, pero esto no es suficiente.  “Las herramientas artificiales no han sido entrenadas para identificar patrones, por eso deben capacitar a humanos para supervisar los sistemas”, apunta el especialista.  

Existen tres mercados de malwares. El primero es el malware blanco. “Esto se da cuando un hacker encuentra una vulnerabilidad en el sistema y la reporta al fabricante para que éste le brinde una recompensa económica por ayudarlo”, explica Martínez. Los montos oscilan entre los US$ 100 mil y los US$ 200 mil. El segundo es el malware negro. “En este mercado el especialista encuentra la vulnerabilidad y la vende o la subasta en la red profunda, pues solo las personas metidas en cyber crimen compran esto”, agrega el analista. Por último está el mercado de los malwares grises. “Es aquí cuando el hacker vende información sobre vulnerabilidades de distintos sistemas a las compañías para que éstas desarrollen tecnología de escucha”, explica Martínez. Un botón de ejemplo es Pegasus, software malicioso diseñado por la empresa tecnológica israelí NSO Group Technologies. El programa se vende únicamente a gobiernos con el fin de vigilar a organizaciones criminales y terroristas. En junio del 2017 distintas organizaciones civiles denunciaron que este malware fue utilizado por el gobierno mexicano para espiar a periodistas y defensores de derechos humanos.

Perú: +96% phishing y +39% malware.
Perú: +96% phishing y +39% malware.

Pero estas no son las únicas ciberamenazas. Durante noviembre del 2017 y noviembre del 2018, la firma rusa bloqueó más de 70 millones de ataques en América Latina que se presentaron a través del phishing, utilizado para referirse al fraude por correo electrónico. El objetivo es reunir información confidencial para el hurto de identidad y después usarla en transacciones electrónicas. El top de los países más atacados por este método lo lidera México, con  un aumento de 120%. A éste le sigue Colombia con un incremento de 118% y Brasil, con un crecimiento de 110%. Según Martínez, el phishing se previene discriminando información y separando lo confidencial de lo irrelevante. “Si las personas fueran conscientes de toda la información que manejan en sus correos, el riesgo de ser hackeado disminuiría”, dice el experto.   

Las amenazas también acechan a los dispositivos móviles. Uno de los peligros más usuales es el de las aplicaciones para teléfonos inteligentes que solicitan demasiada información para bajarlas. Una vez contaminado el equipo, los hackers se apoderan de la información de las llamadas, mensajes, fotos, contactos y hasta del micrófono, que puede ser usado cuando el especialista lo desee. “Hasta el 2018, el malware para Apple creció en un 300%”, cuenta Martínez, quien recomienda mantener la solución antimalware actualizada y separar los correos sospechosos.

Kaspersky Lab protege a  más de 400 millones de usuarios en el mundo.
Kaspersky Lab protege a  más de 400 millones de usuarios en el mundo.