El sínodo va hasta el próximo 28 de octubre. Francisco quiere convencer a los jóvenes de que la Iglesia aún es relevante.
El sínodo va hasta el próximo 28 de octubre. Francisco quiere convencer a los jóvenes de que la Iglesia aún es relevante.
Edición 2560: Jueves, 11 de Octubre de 2018

Mientras Tanto, en Roma

Papa Francisco tiende puentes con jóvenes alejados de la Iglesia y critica al “flagelo del clericalismo”.

El sínodo va hasta el próximo 28 de octubre. Francisco quiere convencer a los jóvenes de que la Iglesia aún es relevante.
El sínodo va hasta el próximo 28 de octubre. Francisco quiere convencer a los jóvenes de que la Iglesia aún es relevante.

La mira de la Iglesia está puesta en los jóvenes. El pasado miércoles 3 de octubre se inauguró en el Vaticano la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos. Participarán hasta el próximo 28 una treintena de católicos menores de 30 años y 270 miembros del clero. Se hablará de la sexualidad, la cultura y los videojuegos. Y de cómo recuperar a la feligresía juvenil católica. El papa Francisco puntualizó que el sínodo “tiene la oportunidad, la tarea y el deber de ser signo de una Iglesia que realmente escucha, que se deja cuestionar”.

Cardenal Cipriani: su mandato acaba en diciembre, cuando cumple 75.
Cardenal Cipriani: su mandato acaba en diciembre, cuando cumple 75.
No le queda de otra. Mientras que en América Latina los sectores evangélicos siguen atrayendo a católicos decepcionados de su Iglesia, en Roma la sotana ajusta el cuello a raíz del rosario de denuncias de abuso sexual –y su aparente encubrimiento– en Australia, Irlanda, Estados Unidos y Alemania. En agosto pasado, durante una visita del Papa a Irlanda, el exdiplomático del Vaticano en Estados Unidos, Carlo Maria Viganò, acusó a Francisco de encubrir los presuntos abusos del cardenal Theodore McCarrick. Francisco destacó que al coraje para hablar “debe corresponderle la humildad de escuchar”. Y calificó al clericalismo como la madre de los males en la Iglesia. Su intento de tender puentes es consecuente al discurso progresista que instauró desde el inicio de su papado. En el Perú, la posición de Francisco es similar a la del cardenal Pedro Barreto. Pero diametralmente opuesta a la del también cardenal Juan Luis Cipriani, cercano al ala conservadora. Cipriani podría ser jubilado en diciembre próximo cuando cumpla 75 años, debido a la ratificación del documento Motu Proprio (CARETAS 2527) que dispone dejar los cargos pastorales y administrativos a los 75.

Loading...