Intervención en el cerro Centinela, zona bombardeada con 17 paneles de seis candidatos. Derecha, “Le robaremos la atención”, dice el líder. Tienen cuenta homónima en Facebook.
Intervención en el cerro Centinela, zona bombardeada con 17 paneles de seis candidatos. Derecha, “Le robaremos la atención”, dice el líder. Tienen cuenta homónima en Facebook.
Edición 2553: Jueves, 23 de Agosto de 2018

Tachas con Cacha

Escribe: Kevin Montenegro | A mes y medio de las elecciones, el colectivo Somos los de siempre responde con sátira a la proliferación de paneles políticos en La Molina.

Intervención en el cerro Centinela, zona bombardeada con 17 paneles de seis candidatos. Derecha, “Le robaremos la atención”, dice el líder. Tienen cuenta homónima en Facebook.
Intervención en el cerro Centinela, zona bombardeada con 17 paneles de seis candidatos. Derecha, “Le robaremos la atención”, dice el líder. Tienen cuenta homónima en Facebook.

¿Cómo los candidatos a la alcaldía de La Molina podrán mejorar el distrito si antes de tomarlo ya lo contaminan con publicidad?”, se cuestionan los miembros de Somos los de siempre, grupo de tres jóvenes estudiantes de arquitectura que desde junio pasado interviene los carteles publicitarios de los candidatos al distrito colocándoles stickers con símbolos de dólar.

El rechazo generalizado hacia los políticos se traduce en la última encuesta nacional de Datum: el 63% de los encuestados afirma no creerle a ninguno. Y también se traduce en la legítima sorna ciudadana. “Usamos la sátira para reflejar nuestro descontento, el Jurado Nacional de Elecciones es el ente que debería regular y fiscalizar la propaganda política”, apunta el líder del grupo, mientras interviene paneles en el cerro Centinela, punto en el que resaltan 17 carteles con los rostros de Gustavo Montoya, Álvaro Paz de la Barra, Enzo Trece, Orlando Tafur, Harry Mc Bride y Mario Muchaypiña. “No cesaremos en la lucha contra esta contaminación visual en el distrito”, sentencia el líder del colectivo. Cuídense, candidatos.

El anonimato es su mejor arma.
El anonimato es su mejor arma.

Loading...