Paul Puncca, Rayner Rayme, José Zenobio y Michael Quispe, del colegio de la Fundación Niños del Arco Iris, en Urubamba.
Paul Puncca, Rayner Rayme, José Zenobio y Michael Quispe, del colegio de la Fundación Niños del Arco Iris, en Urubamba.
Edición 2543: Jueves, 14 de Junio de 2018

Nativos Digitales

Paul Puncca, Rayner Rayme, José Zenobio y Michael Quispe, del colegio de la Fundación Niños del Arco Iris, en Urubamba.
Paul Puncca, Rayner Rayme, José Zenobio y Michael Quispe, del colegio de la Fundación Niños del Arco Iris, en Urubamba.

Como si de un abrazo de gol se tratase, el estrujón entre Paul, Rayner, José y Michael, de la Fundación Niños del Arco Iris, es el de una espontánea celebración por las metas alcanzadas. Desde fines del 2017, la escuela de la organización, situada en las alturas de Urubamba, fue incluida en el radar de acción del programa Educación Digital, impulsado por la Fundación Telefónica. “Cuando llegó el aula móvil fue muy beneficiosa”, apunta Flor de María Curahua, directora del colegio que acoge a 158 niños de bajos recursos de comunidades aledañas. El programa brinda a las instituciones una estación portátil (un maletín de fácil transporte) con una computadora matriz y tablets, con las que los niños complementan sus clases diarias. “Es una manera didáctica para que puedan agregarle algo más a los libros”, explica Jair Ruiz Chávez, profesor de la escuela capacitado para el uso del software. Solo en el Cusco, el programa proyecta beneficiar a 35 mil escolares de 92 instituciones. Y a nivel de todo el Perú la cifra aumenta a 815 mil.

Directora, Flor de María Curahua.
Directora, Flor de María Curahua.

Loading...