Olivier Niggli es el director general de la WADA desde julio del 2016.
Olivier Niggli es el director general de la WADA desde julio del 2016.
Edición 2539: Jueves, 17 de Mayo de 2018

Esa Wada

Pruebas presentadas por Guerrero y sus abogados no fueron convincentes ante el TAS y la WADA.

Olivier Niggli es el director general de la WADA desde julio del 2016.
Olivier Niggli es el director general de la WADA desde julio del 2016.

En la cancha los artífices son los jugadores. Fuera de ella (y sobre todo en este caso), es otro cantar. Aquí es donde entran a tallar el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) y la Agencia Mundial Antidopaje (WADA).

Tras el dictamen de 12 meses impuesto como sanción para Paolo Guerrero el 3 de noviembre del 2017, el delantero apeló al TAS para rebajar su sanción a cero. En ella participaron el inglés Michael Beloff (juez presidente en la audiencia del caso), quien Presidente de la Asociación Británica de Deporte y Derecho. Otro miembro fue el estadounidense Jeffrey Benz. Su caso más sonado fue el de la tenista rusa María Sharapova, sentenciada a 15 meses por dopaje en 2016. A estos dos abogados se sumó el italiano Massimo Coccia, juez presidente en la audiencia que falló en contra de la Federación Boliviana de Fútbol en el caso Nelson Cabrera y brindó a Perú tres puntos en las eliminatorias para continuar en carrera.

Jorge ‘Kiko’ Balbi asesora a Guerrero.
Jorge ‘Kiko’ Balbi asesora a Guerrero.
Tras su apelación, el delantero no recibió los 12 meses previstos anteriormente por FIFA, sino fue sancionado por la mitad del tiempo. Pero el capitán no quedó conforme y quiso demostrar su inocencia a como dé lugar apelando nuevamente ante el TAS. Trascendió que un testigo de Guerrero habría atestiguado a través de una llamada de Skype. Sin embargo, la entidad que influyó para que la sanción contra el ‘Depredador’ sea aún peor fue la WADA. Precedida por Olivier Niggli, el organismo fue decisivo para que a Paolo le suban la sanción de 6 a 14 meses. La WADA basó su defensa en la “responsabilidad” del jugador al momento de consumir bebidas o alimentos. Además, habría presentado ante el TAS un documento brindado por el Swissotel en el que éste se limpió por completo de cualquier negligencia tras las acusaciones del delantero y sus abogados al implicar a uno de sus trabajadores (un mozo) de servir un té en un recipiente contaminado por otra bebida prohibida. La WADA encontró una “falta o negligencia significativa” en el jugador, quien tiene “algún grado de culpa o negligencia”. Ni el impecable historial del ’9’ en estos temas pudo impedir lo que ahora es una triste realidad.

Pese al duro golpe que implica esta sanción, se podría sacar algo positivo de cara al futuro. La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) catalogó de “injusto y desproporcionado” el castigo, considerando que el metabolito encontrado no implica una droga consumida para mejorar la performance. Esperamos que la justicia divina haga lo suyo. (PU/KM)

Loading...