El presidente Vizcarra y el embajador holandés Wiebe de Boer  encabezaron el pelotón.
El presidente Vizcarra y el embajador holandés Wiebe de Boer encabezaron el pelotón.
Edición 2539: Jueves, 17 de Mayo de 2018

El Poder del Pedal

La última bicicleteada organizada por la embajada de Holanda contó con la entusiasta participación del presidente Martín Vizcarra.

El presidente Vizcarra y el embajador holandés Wiebe de Boer  encabezaron el pelotón.
El presidente Vizcarra y el embajador holandés Wiebe de Boer encabezaron el pelotón.

Aquí he venido a participar de esta bicicleteada, no en mi condición de Presidente, como un ciudadano común como todos ustedes que quiere practicar deporte y quiere implementar nuevas formas de transporte que no contamine”. Con estas palabras, el presidente de la República, Martin Vizcarra, inauguró la séptima bicicletada organizada por la embajada de los Países Bajos en Lima el pasado domingo 6 de mayo.  

Giorgio Melis, agregado comercial de agua y logística de la embajada de los Países Bajos en Lima, llama a nuestra ciudad “Lima perfecta”. “El clima en Lima es agradable, no hace mucho frio, ni mucho calor. Es una ciudad plana con un transporte público ineficiente. Lima es la ciudad perfecta para usar la bici como medio de transporte.”, explica Melis en el taller de uso de la bicicleta durante el evento.

Holanda mantiene el récord por el mayor porcentaje de viajes realizados en bicicletas con un 26 por ciento. Sin embargo, Holanda no fue siempre conocida por su uso masivo de las bicicletas. Tan solo hace menos de 40 años, las calles de Amsterdam se llenaron de vehículos privados debido a una época de crecimiento económico, en el que obtener vehículos privados era mucho más fácil, más barato y más cómodo que antes, tal como lo vemos hoy en nuestra ciudad. “El problema con el auto es que es muy poco eficiente con su espacio. Intentar resolver la congestión con más vías, es como agrandar el cinturón para combatir la obesidad”, argumenta Melis.

El ejemplo holandés: en Amsterdam, una cuarta parte de los viajes se realizan en bici.
El ejemplo holandés: en Amsterdam, una cuarta parte de los viajes se realizan en bici.

En Lima, la congestión vehicular es un problema por resolver y para ello, se ha proyectado la construcción de seis líneas de metro. Sin embargo, la primera tomó 25 años en construir y la segunda sigue en construcción. A este paso, no estarán finalizadas ni en 40 años más. “Debemos actuar de inmediato”, comenta Javier Flores de la municipalidad de San Isidro.

Aumentar el uso de la bicicleta como medio de transporte para ir al trabajo, a estudiar o incluso al centro comercial traería varios beneficios para el usuario mismo, la sociedad y el empleador. Utilizar la bicicleta disminuiría la congestión, la contaminación del aire, el cambio climático y el ruido del tráfico. Además, el que monta bici diariamente mejora su salud y ahorra en gastos de viaje y tiempo. La velocidad de viaje promedio de un carro en el 2018 es de 11 km/h, mientras que un viaje en bici cuenta con una velocidad de 16 km/h. El beneficio económico del uso de la bicicleta es enorme. Se estima que quienes viven en un radio de 7 km de distancia de su oficina podrían y deberían migrar a la bicicleta. Si tan solo 10 por ciento de los empleados de una empresa migraran a la bicicleta, se ahorrarían 170,000 soles al año.

“La bicicleta es un transporte rápido y limpio, y más empresas nos están ayudando, más municipalidades nos están ayudando, facilitando el uso diario de la bicicleta. Hay empresas que tuvieron que aumentar la capacidad de estacionamiento de sus bicicletas y en eso estamos.”, dijo orgulloso Wiebe de Boer, embajador de Holanda en Lima.

Amsterdam es el ejemplo perfecto a seguir para nuestra capital. La infraestructura cicloviaria ha tenido que ser añadida a una ciudad construida para vehículos motorizados, tal como sería el caso aquí. Si Amsterdam, con sus fuertes nevadas y lluvias pudo implementar una cultura del uso de la bicicleta, ¿Por qué no hacerlo nosotros también? Intenta ir en bicicleta al trabajo un día. Te prometo que llegarás más feliz, más rápido y menos estresado. Eso sí, nunca hay que olvidar el casco. (Deborah Hellmig) 

Loading...