El sábado 21, Morote llegó hasta la casa de Chaclacayo, ante la indignación de sus vecinos.
El sábado 21, Morote llegó hasta la casa de Chaclacayo, ante la indignación de sus vecinos.
Edición 2536: Jueves, 26 de Abril de 2018

El Huerto de Morote

Por: Diego Quispe | Osmán Morote cumple arresto domiciliario. ¿Puede ser sentenciado por el caso Tarata si estuvo en la cárcel cuando se produjo el atentado?

El sábado 21, Morote llegó hasta la casa de Chaclacayo, ante la indignación de sus vecinos.
El sábado 21, Morote llegó hasta la casa de Chaclacayo, ante la indignación de sus vecinos.

El senderista Osmán Morote Barrionuevo (75) cumple arresto domiciliario desde el último sábado en una vivienda de Chaclacayo que perteneció a su padre, el reconocido folclorista y antropólogo Efraín Morote Best, y que ocupa con su hermana Katia. El exintegrante del Comité Central del PCP – SL cumplió su condena por terrorismo en el 2013 –ya que fue capturado en 1988, antes de implementarse la cadena perpetua para los culpables de terrorismo– y todos los límites de la prisión preventiva de cinco años por el caso Tarata este 2018.

Sentencia se daría en tres meses.
Sentencia se daría en tres meses.
El episodio desató no solo la indignación ciudadana sino también el enfrentamiento entre el Poder Judicial de un lado, encabezado por el juez supremo Duberlí Rodríguez, y la fiscalía y la Procuraduría antiterrorismo del otro. Más calmados los ánimos, Rodríguez calcula que la sentencia del caso Tarata, atentado de 1992 en el que murieron 25 personas, en el que el fiscal Luis Landa pidió cadena perpetua por autoría mediata contra Morote y el resto de la cúpula senderista, se emitirá en tres meses.

Morote también arrastra acusaciones por la matanza de Soras en 1984 en Ayacucho, donde Sendero asesinó a 117 campesinos, y el caso Perseo, por el que se acusa al “Camarada Artemio” de financiar las actividades del Movadef con dinero del narcotráfico.

El último martes, la Oficina de Control de la Magistratura (OCMA) abrió indagación preliminar a los jueces del Colegiado A de la Sala Penal, René Martínez Castro, Edhín Campos Barranzuela y Hans Contreras Cuzcano por excarcelar a Morote y su compañera Margot Liendo. Ese mismo día, este colegiado realizó una audiencia en la Base Naval del Callao por el Caso Tarata. En la sesión la defensa de Morote y Liendo, a cargo de los abogados Manuel Fajardo y Mauro Paico anunciaron que sus patrocinados pagaron una caución de S/ 10 mil por el arresto domiciliario.

Vecinos reclamaron celeridad judicial.
Vecinos reclamaron celeridad judicial.

Para agilizar el proceso, el Poder Judicial realizará dos audiencias semanales. La próxima diligencia será el miércoles 3.

Según Fajardo, Morote no puede ser detenido si sale del domicilio porque la Policía solo está para “contar a la autoridad judicial si la medida está siendo cumplida o no”.

“Igual el Estado peruano está en falta. ¿Cómo pueden dictar esa medida si ya cumplió su condena y venció el plazo de prisión preventiva? Corresponde libertad”, desafía.
 

Morote se salvó de morir en Canto Grande, en mayo de 1992.
Morote se salvó de morir en Canto Grande, en mayo de 1992.

AUTORÍA MEDIATA
¿Puede ser condenado Morote por el caso Tarata si se toma en cuenta que llevaba preso cuatro años?
Para los exmiembros del GEIN, Guillermo Bonilla y Carlos Morán, sí.

“Yo participé en su captura en 1988 cuando estaba en el escuadrón Delta 8. Ahí él era miembro del Comité Central y recién había sido nombrado. En enero de ese año, ellos habían terminado el primer congreso del PCP – SL. En ese evento, quien tenía más jerarquía que Morote incluso, era Liendo”, cuenta Bonilla.

En la víspera de la captura de Morote, en la Calle Manuel Cuadros, a espaldas del Poder Judicial en Cercado de Lima, Bonilla detalla, que ese año, Sendero realizó la “Escuela Regional”. Morote participó de ese evento por cinco días “siendo titular de la zona norte de Sendero”.

Atentado de Tarata cobró 25 vidas. Morote llevaba cuatro años preso.
Atentado de Tarata cobró 25 vidas. Morote llevaba cuatro años preso.

“Ahí lo encontramos con Liendo y Nina Ruiz Altamirano. Se creyó que se capturó al número dos. Pero Morote nunca lo fue”, señala Bonilla. Igual piensa Morán: “Siempre fue Abimael Guzmán a la cabeza, luego estuvo Augusta La Torre “Norah”. Después de la muerte de ella, asume Elena Iparraguirre “Miriam” y el tercero era Óscar Ramírez Durán “Feliciano”.

Pero la planificación de atentados, según los exagentes, continuó en los penales de Lurigancho y Castro Castro, donde estuvo Morote. “¿Por qué lo enjuician? Porque siempre ha sido cabecilla y asumió esa función de organizar la cúpula desde la cárcel. Por eso en 1993, cuando Abimael Guzmán pide el acuerdo de paz, uno de los que sale a reforzar esa posición fue Morote. El único que deslindó fue “Feliciano””, agrega Bonilla.

“Directamente no es responsable, pero lo acusan por ser parte de la cúpula y organizarla. Igual que Alberto Fujimori, él no estuvo en Barrios Altos, pero le cayó responsabilidad. Morote nunca disparó, nunca puso un coche bomba, pero fue responsable intelectual”, puntualiza Morán.

Pudo no contarla. El 9 de mayo de 1992, durante un motín en Canto Grande, un comando paramilitar asesinó a miembros del Comité Central como Yovanka Pardavé Trujillo y Tito Valle Travesaño. Sorpresivamente, decidieron dejar vivo a Morote. “Solo lo hirieron de bala en la nalga”, recuerda Bonilla.

Loading...