Edición 2529: Martes, 6 de Marzo de 2018

Cerebro Cannábico

Escribe: Estefani Rodríguez | Esquizofrenia, pérdida de memoria y los problemas cognitivos asociados al consumo crónico de la marihuana.

Fumar un par de ‘hits’ de un ‘troncho’ de marihuana, hoy, sobra y basta para sentirse ‘stone’ o drogado. Antes, la persona tenía que acabarse todo el ‘bate’ o cigarrillo para sentir los efectos alucinógenos de la droga. Y es que la marihuana de los años 70 no es la misma que se consume actualmente.

La edad promedio de iniciación en el consumo de marihuana es 19 años.
La edad promedio de iniciación en el consumo de marihuana es 19 años.
Según Milton Rojas, consultor de Cedro, el actual THC –principal componente del cannabis– tiene entre 30% y 40% más de potencia. Esta diferencia provoca un mayor daño en el cerebro del consumidor.

Estudios de Cedro revelan que cuando la marihuana alcanza al cerebro a través del torrente sanguíneo, el THC estimula la expulsión de dopamina (el ‘neurotransmisor del placer’). Por ende, si el usuario fuma cannabis en exceso, la cantidad de dopamina se iría reduciendo mientras, simultáneamente, se alteraría la función cerebral.

Por ese motivo, una persona con adicción puede presentar deficiencias cognitivas, pérdida de memoria y problemas psiquiátricos. “El cannabis activa enfermedades mentales que han estado escondidas por mucho tiempo en el cerebro, por ejemplo, la esquizofrenia”, advierte Rojas. Estos daños son más evidentes en consumidores que han empezado a fumar marihuana a temprana edad  (12 a 14 años).

Desde hace más de 30 años, Lugar de Escucha es el programa de Cedro que atiende a personas adictas a las drogas, en especial a la marihuana. El año pasado se registraron 5,517 llamadas, 1,393 correos y 18 chats de ciudadanos pidiendo consejería y ayuda profesional. “Y no solo llaman de Lima, sino de todo el Perú”, afirma Rojas. “También llaman peruanos que se encuentran radicando en países vecinos”, agrega.

Milton Rojas, consultor de Cedro.
Milton Rojas, consultor de Cedro.
A más llamadas, más adictos confesos. Según Cedro, cada vez hay más ciudadanos que logran reconocer su adicción al cannabis. Las estadísticas de pacientes que se registraron en la ONG durante el 2017 lo demuestran: de un total de 734 personas que se atendieron, el 65% fue por problemas de marihuana. En el segundo puesto se ubican los consumidores de cocaína (10%).

Con respecto al consumo de drogas sintéticas, el Perú no presenta un problema mayor, ya que la ingesta de estas sustancias se da en colectivos muy reducidos. Sin embargo, dos nuevas drogas de efecto psicodélico andan circulando en las fiestas limeñas conocidas como ‘raves’: el 2CB (“cocaína rosa”) y el 25 N BOME (“bomba H”).

Los efectos de la primera se relacionan con la mezcla del LSD Y MDMA. La segunda es más potente. Incluso puede provocar  la muerte.

Aunque el Perú es uno de los grandes productores de cocaína y marihuana, no hay altas tasas de consumidores, en comparación con las cifras de otros países en la región. Según Cedro, vamos por buen camino.

Fue realizada de enero a abril del 2017 a 8,352 encuestados de Lima y Callao.
Fue realizada de enero a abril del 2017 a 8,352 encuestados de Lima y Callao.


Verano Verde
El 2.6% de encuestados que maneja afirma haber consumido marihuana al ir o regresar de la playa.

Los accidentes de tránsito que se van registrando en la Panamericana Norte y Sur, solo en lo que va del año, podrían estar asociados al consumo desmedido de alcohol y drogas. Para salir de esta duda, Cedro realizó una encuesta el pasado 27 y 28 de enero en 18 playas de Lima –desde Ancón hasta Asia– a 1,200 personas entre los 15 y 35 años de edad. Los resultados hablan por sí solos. El 6.9% de los participantes reconoció haber consumido alcohol junto con alguna droga ilícita como la marihuana o la cocaína. Asimismo, un 2.6% de los encuestados que manejan afirmó que han conducido sus vehículos desde o hacia la playa bajo los efectos del cannabis u otras sustancias ilegales. Al igual que esta encuesta, el estudio intitulado epidemiología de drogas en la población urbana peruana –que Cedro realiza cada año a nivel nacional– demuestra que un 10.7% de los encuestados entre 19 y 24 años han consumido marihuana aunque sea una vez en su vida (ver cuadro de arriba). Según esta investigación, el cannabis está por encima de otras sustancias en cuanto a prevalencia de vida de drogas ilegales.  Asimismo, el estudio informó que el uso del cannabis se incrementa en el nivel educativo superior. Ojo a los jóvenes universitarios.   

La encuesta se realizó mediante entrevistas personales en 18 playas de Lima, desde Ancón a Asia.
La encuesta se realizó mediante entrevistas personales en 18 playas de Lima, desde Ancón a Asia.

Loading...