Una de las fotos de Ramírez en uno de sus viajes a Miami, en los que se veía con Vásquez para explorar negocios de aviación.
Una de las fotos de Ramírez en uno de sus viajes a Miami, en los que se veía con Vásquez para explorar negocios de aviación.
Edición 2522: Lunes, 22 de Enero de 2018

La Confesión de Jesús

Entrevista: Enrique Chávez | Jesús Vásquez, excolaborador de la DEA, hace revelaciones sobre investigación a Joaquín Ramírez y sus propiedades en Florida. 

Una de las fotos de Ramírez en uno de sus viajes a Miami, en los que se veía con Vásquez para explorar negocios de aviación.
Una de las fotos de Ramírez en uno de sus viajes a Miami, en los que se veía con Vásquez para explorar negocios de aviación.

Jesús Vásquez, piloto peruano y excolaborador de la DEA radicado en Miami, volvió a ser noticia al presentar a la Fiscalía peruana un audio, emitido en el programa Cuarto Poder, en el que se escucha al trujillano Alfonso Urrunaga ofrecerle como intermediario US$ 200 mil para que cambie su versión sobre el exsecretario general de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez.  

Durante la última campaña presidencial, Vásquez acusó a Ramírez de haberle dicho que Keiko Fujimori le entregó US$ 15 millones que fueron ‘lavados’. Luego fue objeto de una célebre grabación editada por la que se señaló al excandidato a la vicepresidencia y actual secretario general de FP, José Chlimper.  

Una denuncia de esta naturaleza merece ser tratada con una pizca de sal. Pero un año y medio después de dar a conocer la historia, Vásquez sigue en sus trece. Aquí hace nuevas revelaciones.

Vásquez esta semana en Miami: “las propiedades debían venir del dinero que robó Fujimori porque hablamos de millones”.
Vásquez esta semana en Miami: “las propiedades debían venir del dinero que robó Fujimori porque hablamos de millones”.
–¿Cuándo comenzó a trabajar con la DEA?
–Desde el 2005 cuando comencé a colaborar en el caso de Fernando Zevallos. Estoy inscrito en la DEA en la embajada del Perú, Fort Lauderdale, Miami y en Weston.  

–¿Por qué dejó de colaborar?
–Desde el año 2015 dejé de trabajar con la DEA porque hubo una infidencia por parte de un agente y me delataron. Cuando llegaba al Perú me reunía también en la embajada con agentes peruanos. Se filtra eso y mi vida corre peligro.

–¿Por qué lado?
–Por el de Zevallos, ‘Eteco’ (Miguel Arévalo) o el mismo Ramírez.

–David Bazán, el exalcalde de Tocache que cayó preso en julio por trabajar para el narcotráfico, es primo de ‘Eteco’ y fue un importante operador fujimorista en el oriente del país. Según usted, Ramírez estaba investigado por su vinculación con ‘Eteco’. ¿Sabe si sigue en esa condición?
–La DEA debe continuar con la investigación. En el caso de Zevallos se demoraron varios años hasta que cae definitivamente. Me parece que ninguna autoridad peruana le ha pedido a la DEA, en virtud a los acuerdos internacionales, que les entregue copia de lo investigado. Antes de hacer mi declaración le envié una carta al jefe de mi grupo de la DEA donde hacía la referencia de lo que estaba pasando en el Perú, donde había conexiones entre el narcotráfico y los Fujimori. El país iba a caer en manos de esta gente. Le mandé una carta a la procuradora Sonia Medina sobre las propiedades que Joaquín dijo que eran de él. Inclusive el hotel donde tiene su departamento, me dijo que todo el edificio era de él. Él chateaba con Alberto y Keiko. De ahí deduje que las propiedades debían venir del dinero que robó Fujimori porque hablamos de millones. Medina me pidió un informe para someterlo a sus superiores. Empezaba por entonces (como jefa de procuradoras) Julia Príncipe, pero la doctora Medina me dijo que a su gente no le interesaba.

Leer: La Palabra de Jesús

Vásquez a su izquierda con Fidel Ramírez y la familia de este.
Vásquez a su izquierda con Fidel Ramírez y la familia de este.

–De un lado está la relación de Ramírez con los Fujimori. Pero de otro está la de Ramírez con ‘Eteco’.
–En el 2007 estábamos investigando a Arévalo. Me había hecho su amigo. Una noche me llama para que vaya a su casa en Weston. Se había enterado que yo era muy amigo de Francisco Artemio Távara, que había sido elegido presidente de la Corte Suprema. Arévalo dice me ha llegado una citación de fiscalía porque agarraron a un colombiano con más de 5 toneladas de droga y dice que la droga es mía y de Zevallos. ¿Cómo se te ocurre que me voy a comprometer?, le respondo. Solo quiero que le presentes a un representante que tengo en Lima. Nosotros vamos a cuidarte. Le acepté y al día siguiente apareció de forma vertiginosa aquí en Miami el general FAP en retiro César Follegati Noriega (exgerente de TANS y Wayra, representante de la aerolínea de Arévalo). Llegó a mediodía y en la noche estábamos viajando a Lima. Llamé a Távara y le dije que quería felicitarlo por su elección. Follegati me cita en una cafetería en Javier Prado, pasando Rosa y Toro en dirección a La Molina. Nos hacen pasar a una salita privada que tenía un gran espejo atravesado, como un televisor. Parecía un vidrio de reconocimiento, te sentaban allí para que la gente te mire. Al día siguiente fuimos a la cita con Távara pero la secretaria solo me hizo entrar a mí. Le dije que le quería presentar a este general FAP retirado. Me dijo que por mí ponía las manos al fuego pero que a él no lo podía recibir porque no lo conocía.

ernando Palomino, el del audio trucado que fue sentenciado por violación. Acusa a Keiko de ordenar montaje.
ernando Palomino, el del audio trucado que fue sentenciado por violación. Acusa a Keiko de ordenar montaje.
–¿Qué vincula a esto con Ramírez?
–En el 2011 voy al Perú con dos agentes de la DEA. Fidel Ramírez (dueño de Alas Peruanas y tío de Joaquín) le había comprado un avión a Aerocóndor, a Carlos Palacín. Lo tenían en Aeronaval de la Marina, donde no entra ni la Policía. Ya se sospechaba que ese avión iba a transportar droga de ‘Eteco’ a Estados Unidos. El brazo derecho de Fidel Ramírez  era Edgardo Sánchez. El mismo Palacín me dijo que ese avión tenía vencidos los trenes y los motores. Estaba en un estado calamitoso. No valía ni US$ 20 mil. Extrañamente, Fidel Ramírez paga por ese avión US$ 700 mil. El año pasado yo le había dicho a Joaquín que yo le conseguía uno volando por US$ 300 mil. Me dijo que sabía lo que iba a hacer, supuestamente era para transportar alumnos. Lo raro es que le metieron US$ 2 millones para pararlo. Los motores y los trenes los mandaron a la fábrica para hacerles overhaul. La única justificación podía ser transportar droga. Les había dicho que tenía un cliente que quería ver el avión. Yo fui con Edgardo Sánchez, cuando estoy mirando el avión adentro veo que llega Follegati. Me dijo que estaba con unos helicópteros rusos que trabajaban con unas petroleras en la selva. Pero la sospecha era que los helicópteros traían la droga de la selva. Sánchez y Follegati no se saludaron. Pero al día siguiente, Sánchez me lleva a la misma cafetería donde me llevó Follegati cuatro años atrás. ¡La misma sala y el mismo espejo!

–¿Por entonces tenía clara la relación de los Ramírez con los Fujimori?
–Acuérdate que Fidel Ramírez conocía a Montesinos muy bien y que alojó en un hostal suyo (Granada) a los agentes del SIN que incendiaron el Banco de la Nación en la Marcha de los Cuatro Suyos.

–¿Qué sabemos de los 15 millones supuestamente lavados por Ramírez para Keiko?
–La DEA tiene investigado un mall en la zona de Miramar que tiene unas 40 tiendas en alquiler. Un colombiano le administra esas propiedades a Joaquín. En Weston, y esto sí me lo dijeron Joaquín y Fidel, tienen una casa de US$ 6 millones. Ramírez nunca ha declarado esas propiedades. Hasta el mismo Palacín me comentó que estuvo en esa casa. En otra oportunidad fuimos a una inmobiliaria en Brickell. Era el año 2013-2014. Cuando volví con Univisión para el reportaje de 2016 ya lo encontramos en construcción. Regresé hace 6 meses y es un edificio de 40 pisos.

–¿Se sabe cuándo será su declaración ante el fiscal Wilson Salazar?
–Aparentemente van a venir a Estados Unidos. No puedo ir al Perú por razones de seguridad. Después de muerto no voy a hablar con nadie. Pero la Fiscalía tiene filtraciones. Apenas presenté este audio le pasaron la información a Urrunaga. Me escribió al chat y después me manda otro mensaje en el que me menta la madre.

–¿Qué ocurrió con la investigación por el audio adulterado de la campaña?
–No se le ha dado la importancia del caso. Chlimper y Luis Galarreta dieron declaraciones. Reconocieron que Chlimper entregó ese audio a Pedro Arbulú (exgerente del 5) por órdenes de Keiko. Hugo Guerra  me acusó en ese programa de criminal  por dos tickets de tránsito. No tengo antecedentes. El mismo domingo que se emite el programa, su director David Marturén viaja a Sarasota, Florida, con el pasaje pagado por Ramírez. Toman contacto con el tipo que me grabó,

–¿Fernando Palomino, el que acusaron de violación?
–Ya lo sentenciaron a 20 años al tipo. Había violado a todas sus azafatas. Además Barturén visitó a mis clientes (tenía un negocio de venta de productos marinos congelados) para que hablen mal de mí. Barturén estaba regresando con el material para editarlo de nuevo. Piensan que la gente ya se olvidó.

Loading...