Obispo colombiano Antonio Londoño (68): nuevo Comisario Apostólico.
Obispo colombiano Antonio Londoño (68): nuevo Comisario Apostólico.
Edición 2522: Jueves, 18 de Enero de 2018

Sodalicio en la Mira

Papa dispuso intervención del Sodalicio. Orden de prisión preventiva a Figari y compañía sigue en el horno.

Obispo colombiano Antonio Londoño (68): nuevo Comisario Apostólico.
Obispo colombiano Antonio Londoño (68): nuevo Comisario Apostólico.

El papa Francisco fue criticado en Chile el pasado martes 16 por la presencia de Juan Barros, obispo acusado de ocultar crímenes de pedofilia, en la misa que dio en Santiago. Antes, en su discurso en el Palacio de la Moneda, Francisco pidió perdón por los abusos de la Iglesia y expresó su “dolor y vergüenza” por los curas abusadores. Mientras que el miércoles 17, en Perú, el grupo Proyecto de Rendición de Cuentas analizó denuncias por casos de abuso contra el clérigo. Esto a una semana de que el Vaticano designara como Comisario Apostólico en el Sodalicio al obispo colocho Antonio Londoño, a raíz de las acusaciones que pesan sobre Luis Figari.

Leer: Inquisición Sodálite

Gadea: Figari podría ser extraditado.
Gadea: Figari podría ser extraditado.
La orden llegó luego de que la fiscal María León solicitara nueve meses de prisión preventiva contra Figari, Virgilio Levaggi, Jeffrey Daniels y Daniel Murguía por los delitos de asociación ilícita para delinquir y lesiones psicológicas graves. Hasta el cierre de edición, no había fecha confirmada para la audiencia. De igual manera, el vocero de la Comisión de Ética que investigó al Sodalicio en el 2016 no respondió nuestros mensajes.

Si se aprueba el pedido, Figari podría ser extraditado de Roma –de acuerdo con el tratado de extradición de 1997 entre Perú e Italia–, donde vive recluido gracias a un decreto del Vaticano. Una acción paralela al proceso sería un mandato de detención con fines de extradición, lo que impediría una posible fuga. Un argumento de defensa cantado para Figari sería que el traslado podría mermar su salud. “El Estado tendría que alegar que en el Perú se le garantizaría la salud. Incluso se podría variar la prisión preventiva por un arresto domiciliario”, sentencia Héctor Gadea, abogado de las víctimas del Sodalicio. Él explica que el proceso no paralizaría una eventual investigación judicial. (JA.)                 

Loading...