“Ya marqué a los mejores de América, no me  preocuparía marcar a los europeos”.
“Ya marqué a los mejores de América, no me preocuparía marcar a los europeos”.
Edición 2517: Jueves, 7 de Diciembre de 2017

Patente de Corzo

Anécdotas, proyectos y pasiones de Aldo Corzo, lateral derecho de la selección peruana.

“Ya marqué a los mejores de América, no me  preocuparía marcar a los europeos”.
“Ya marqué a los mejores de América, no me preocuparía marcar a los europeos”.

Mi hijo prefirió ir a un cuadrangular amistoso con Alianza en Argentina que disfrutar de un momento único para un adolescente como lo es una fiesta de promoción. Así de pasional es Aldo por el fútbol. Y mira hasta dónde ha llegado”, cuenta orgullosa Roxana Chávez, mamá del lateral derecho de la selección.

Jorge Corzo (empresario) y Roxana Chávez (economista) junto al jovial Aldo.
Jorge Corzo (empresario) y Roxana Chávez (economista) junto al jovial Aldo.

Aldo Corzo siempre demostró estirpe de luchador. Aquella intervención con la cara en el decisivo partido contra Colombia del pasado 10 de octubre –previo al inolvidable gol de Paolo Guerrero– es tan solo una metáfora pelotera de su vida diaria. Y es que Aldo deja todo. No solo en el césped, también en otras canchas.

“Tengo muchas cosas para ser un buen gerente, un buen directivo de la Federación Peruana de Fútbol. No me veo haciendo algo que no tenga que ver con el deporte”, cuenta a CARETAS desde el jardín de su hogar en el Sol de la Molina. Raúl Diez Canseco, presidente de la USIL, le otorgó a Corzo una beca para que continúe con los estudios que interrumpió por el fútbol. Y para su suerte pudo sacar un Máster en Gerencia y Gestión Deportiva por adelantado.

Fervorosa devoción presente.
Fervorosa devoción presente.
  Jorge Corzo, empresario y hombre de negocios, y Roxana Chávez, economista de profesión, pero madre de familia a tiempo completo, son el soporte que Aldo tiene desde sus días de escolar en el Santa María. “Él siempre fue multifacético en los deportes. Le encantaban todos”, apunta Chávez. “Le inculqué siempre que debía estudiar una carrera y que siga con la vocación religiosa que tenemos todos en casa”, agrega.

Roxana cuenta, además, una genial anécdota que pinta de cuerpo entero a ‘El Mazo’. “Chemo del Solar convocó a Aldo para las Eliminatorias del 2010. Le tocó estar en el banco en un partido contra Brasil en el Maracaná. Al final del juego, tuvo que pasar el control antidoping y se encontró con Ronaldinho. Mi hijo solo atinó a decirle ‘oye, ¿no me reconoces?’, mientras que él, asombrado, le dijo que no sabía quién era. Aldo respondió “Cómo no, si te he enfrentado varias veces en el PlayStation”. Por esa broma, mi hijo se ganó el short de Ronaldinho, porque la camiseta ya la había regalado”, explicó.

Celebrando la clasificación a Rusia.
Celebrando la clasificación a Rusia.

Pese a haber disputado 12 partidos como titular en las últimas clasificatorias y a estar nominado como uno de los mejores laterales derechos de América, Corzo revela no sentirse fijo entre los 23 que viajarán a Rusia. “El mensaje fue claro: la eliminatoria es un torneo y el Mundial, otro. Hay que estar a la altura de lo que significa representar a tu país en el torneo más importante del mundo. Eso sí, no me voy a dejar estar. Trabajaré más duro para poder llegar”, sentencia junto a su familia, con quienes espera un nuevo viaje a tierras lejanas para dejar en alto el nombre del Perú.

De él dependerá visitar los estadios (y templos cristianos) rusos durante la fiesta máxima del deporte rey. (Pedro Uribe Ch.)

Loading...