Alfredo Molina, arqueólogo del Museo de Sitio de Pachacámac, dice que en el parque hay restos arqu  eológicos registrados como patrimonio cultural.
Alfredo Molina, arqueólogo del Museo de Sitio de Pachacámac, dice que en el parque hay restos arqu eológicos registrados como patrimonio cultural.
Edición 2517: Jueves, 7 de Diciembre de 2017

Alerta en las Lomas

Escribe: Estefani Rodríguez | Explotación minera en zona prohibida podría destruir ecosistema de Pachacámac.

Alfredo Molina, arqueólogo del Museo de Sitio de Pachacámac, dice que en el parque hay restos arqu  eológicos registrados como patrimonio cultural.
Alfredo Molina, arqueólogo del Museo de Sitio de Pachacámac, dice que en el parque hay restos arqu eológicos registrados como patrimonio cultural.

Vecinos del distrito de Pachacámac acusan a la cementera UNACEM de querer expandir su cantera de explotación en áreas ecológicas y de patrimonio cultural, las cuales pertenecen al parque Paul Poblet Lind.

Este parque cuenta con diversas lomas que son muy productivas en los meses de junio, julio y agosto. En esta época del año sus tierras se vuelven altamente fértiles y pobladores de diversos lugares llegan para aprovechar ese recurso. Los agricultores cultivan frejol, maíz, camote, maní, ají, guayaba y palta, y hasta producen queso.

Mapa en mano, Javier Gordillo, vecino del lugar, manifiesta que UNACEM está ocupando zonas prohibidas.
Mapa en mano, Javier Gordillo, vecino del lugar, manifiesta que UNACEM está ocupando zonas prohibidas.

Además, desde tiempos ancestrales, existe un ecosistema formado gracias a la presencia de flora y fauna en el lugar. A mitad de año, se pueden ver en las lomas distintas especies de animales caminando por sus alrededores. Desde llamas, alpacas, cuyes, caracoles y hasta zorros. De igual manera, las plantas silvestres crecen cubriendo todo el parque, generando así una biodiversidad evidente.

 “Hay una continuidad histórica en aprovechar las lomas. Los pastores ordeñan sus vacas y hacen sus quesos. Entonces, no solo están pastoreando sino produciendo”, comenta Gabriela García, vecina del lugar.

Ancestral valle sagrado.
Ancestral valle sagrado.

Sin embargo, UNACEM viene realizando cambios evidentes en la zona. Por ejemplo, la cementera ya ha abierto trochas en el camino que facilitan el traslado de volquetes que transportan el material extraído (caliza). Asimismo, han instalado una caseta y colocado un portón en la entrada del parque, impidiendo el ingreso de personas ajenas a la empresa.

Hasta el momento, los únicos que pueden entrar son los ciclistas, quienes practican su deporte en estas zonas desde décadas atrás. Ellos también vienen manifestando su rechazo ante los actos de UNACEM.

Demolición constante de las lomas causaría graves daños en sus cultivos.
Demolición constante de las lomas causaría graves daños en sus cultivos.

Según Alfonso Roda, vecino y ex presidente del Club Ciclismo de Montaña Pachacámac, la loma de Chirimoyo, que se encuentra dentro de este parque ecológico, es la próxima en ser destruida. “La desesperación que tiene la cementera de tomar posesión de esta loma es porque ya se les acabó el material de otras lomas que han demolido”, afirma.

Una gran variedad de flores y plantas  de las lomas crece a mitad de año.
Una gran variedad de flores y plantas  de las lomas crece a mitad de año.
También sostiene que la destrucción del Chirimoyo pondría en riesgo el ecosistema que existe en el distrito de Pachacámac. “Al demoler la loma, los vientos que vienen desde la cantera llegarían hasta el valle y afectarían nuestros cultivos. Además, el polvillo gris puede perjudicar la salud de los lugareños”, sentencia Roda.

Frente a estos argumentos, la vocera del gabinete de comunicaciones de UNACEM dio su descargo a CARETAS. La cementera manifiesta tener un sistema de gestión ambiental con lineamientos establecidos sobre los recursos naturales de las lomas, fomentando así la preservación de las mismas. “El proyecto que se está realizando contempla un plan de manejo para la biodiversidad de las lomas”.

Asimismo, UNACEM asegura tener un acuerdo con los campesinos de la comunidad de Cucuya de Pachacámac para que puedan ingresar a la propiedad y realicen su actividad de pastoreo tradicional. “Buscamos un desarrollo integral de convivencia y armonía con el ecosistema de la zona.

Actualmente solo los ciclistas pueden ingresar al parque ecológico.
Actualmente solo los ciclistas pueden ingresar al parque ecológico.

Sin embargo, los vecinos vienen pidiendo a la Municipalidad de Pachacámac que tome cartas en el asunto y defienda la zona afectada. Para esto, la cementera dice tener previstas reuniones informativas con la comunidad y con las autoridades respectivas para que conozcan a mayor detalle sus proyectos y  evitar malos entendidos.

Por el momento se espera que ambas partes lleguen a un acuerdo fructuoso y no se ponga en riesgo un ecosistema que la propia naturaleza ha creado.

Loading...