“Haya es una figura fundamental para la política latinoamericana”, dice. Derecha: intervención chermaniana de Haya.
“Haya es una figura fundamental para la política latinoamericana”, dice. Derecha: intervención chermaniana de Haya.
Edición 2517: Jueves, 7 de Diciembre de 2017

Haya o no Haya

Historiador Iñigo García-Bryce publica biografía política del líder del APRA, Víctor Raúl Haya de la Torre.

“Haya es una figura fundamental para la política latinoamericana”, dice. Derecha: intervención chermaniana de Haya.
“Haya es una figura fundamental para la política latinoamericana”, dice. Derecha: intervención chermaniana de Haya.

La primera pregunta se cae de madura. ¿Cómo escribir sobre Haya y no caer en alguno de los tan socorridos extremos del siglo XX? ¿Cómo escapar tanto del libelo como de la hagiografía (o ‘hayografía’)? Ardua tarea. La lista de autores que escribieron contra Haya es larga: Magda Portal, Alberto Hidalgo, Luis Eduardo Enríquez, Manuel César de la Guarda, Hernando Aguirre Gamio, Víctor Villanueva y un largo etcétera que incluye a viejos rivales y a desencantados ex simpatizantes por igual. En la otra orilla, Iñigo García-Bryce reconoce dos vertientes: las deliberadas hagiografías que fueron construyendo un culto a la personalidad de Haya (Felipe Cossío del Pomar, Luis Alberto Sánchez), y los valiosos trabajos más recientes y pro apristas (Percy Murillo, Roy Soto Rivera). “Todos tenemos sesgos y es importante hablar de eso”, agrega el autor de Haya de la Torre and the Pursuit of Power in Twentieth-Century Peru and Latin America, 1926-1979 (Chapel Hill: University of North Carolina Press, 2017).

El autor se aleja de la idea de que hubo más de un Haya. “Esta idea de que hay un Haya temprano antiimperialista y después todo es una especie de traición a sí mismo no me parece útil”, explica. “Y además tampoco está bien sustentado porque si uno ve desde temprano, ya en 1931, hay un discurso bastante moderado en Haya”. Además, el libro pretende desmitificar algunos malentendidos, desde el vacío de fuentes de lo que pasó el 48 hasta la intención de algunos generales de restarle relevancia a la juramentación de Haya el 78. El principal es el de la fundación del APRA. “Siempre se dice que se fundó en 1924 en México y eso no es cierto”, cuenta. “La primera célula es en París en 1926, y eso ya lo decían Pedro Planas y Mariano Valderrama. La explicación puede estar en una cita de Haya en la que relacionaba ese año 24 con el centenario de la Batalla de Ayacucho y expresa ahí una gran admiración por la figura de Bolívar. Y México, además, es un tema muy importante para Haya. La idea era hacer una Revolución Mexicana acá.” (CC)

Loading...