Castillo: “Si tenía un cuchillo con cuchillo, si tenía la bayoneta con bayoneta y si no, tiro”.
Castillo: “Si tenía un cuchillo con cuchillo, si tenía la bayoneta con bayoneta y si no, tiro”.
Edición 2515: Jueves, 23 de Noviembre de 2017

Del Combate a la Masacre

El testimonio de exmarino Carlos Castillo en el centro de la controversia por lesa humanidad en los hechos de El Frontón.

Castillo: “Si tenía un cuchillo con cuchillo, si tenía la bayoneta con bayoneta y si no, tiro”.
Castillo: “Si tenía un cuchillo con cuchillo, si tenía la bayoneta con bayoneta y si no, tiro”.

Un  poco de contexto. La controversia con cuatro miembros del Tribunal Constitucional, denunciados ante el Congreso, tiene en su centro la definición de los hechos del penal El Frontón, en 1986, como “crímenes de lesa humanidad”.

El suboficial contó que las ejecuciones solo se detuvieron cuando llegó Armando Villanueva. Por eso hubo sobrevivientes.
El suboficial contó que las ejecuciones solo se detuvieron cuando llegó Armando Villanueva. Por eso hubo sobrevivientes.
Los magistrados respondieron a un reclamo de la Procuraduría formulado en 2013, que llamó la atención sobre la votación de un exjuez del TC en la sentencia de ese año, que determinó que no cabía esa calificación por la no retroactividad de los instrumentos de derecho internacional suscritos por el Perú. La nueva decisión, un auto, corrige el marcador de esos votos y concluye que el TC no tiene la potestad de establecer esa definición, sino que eso le compete al Poder Judicial.

La justicia ordinaria, a su turno, ya había decidido que se trata de crímenes de lesa humanidad. En virtud a ello y a una exigencia del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, es que se produce el actual juicio oral, que cumplió su octava sesión tras iniciarse luego de casi cinco años. Son procesados 35 marinos y exmarinos.

“Ya se terminó de sanear las cuestiones preliminares como  cuestionamientos de si son o no crímenes de lesa humanidad, se dictó comparecencia simple para todos los procesados y no hay impedimento de salida. La parte demandada encabezada por el abogado Tapia quiso excluir a los abogados de IDL pero esto fue denegado”, señala Carlos Rivera, precisamente abogado de esa organización. Los abogados de la cúpula terrorista, Alfredo Crespo y Manuel Fajardo, también representan a las víctimas.

Rivera cuenta que este miércoles 29 la Fiscalía comenzará a presentar su lista  de más de 100 testigos, documentos y peritos. “Una vez que concluya la evaluación, la Fiscalía llamará a una presentación oral, pero eso será recién dentro de unos dos años, me parece, ya que solo tenemos unas horas los miércoles”, afirma.

Hasta hoy hay desaparecidos. Castillo ubicó zonas de entierro.
Hasta hoy hay desaparecidos. Castillo ubicó zonas de entierro.

Por lo que se consideró un error del Ministerio Público, Carlos Castillo Vega es colaborador eficaz y acusado a su vez. La acusación podría ser retirada cuando preste sus declaraciones. Su testimonio está registrado en la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (Nº 053-03-CVR-UIE) y en el Ministerio Público (colaborador con  Nº EE010102270603).

Perteneció a la Marina y en enero de 1992 fue dado de baja luego de diagnosticársele secuela de guerra. En 2003 colaboró con la fiscal Eliana Álvarez para mostrarle los lugares de entierro clandestino de los amotinados.

Contralmirante (r) Tello Aliaga tuvo el contacto directo con suboficial.
Contralmirante (r) Tello Aliaga tuvo el contacto directo con suboficial.

Castillo era un infante que se encontraba en el Batallón N° 1 de la compañía Alfa cuando se produjeron los hechos del 18 y 19 de junio de 1986, en momentos en los que el presidente Alan García encabezaba en Lima la Conferencia de la Internacional Socialista. Hubo motines senderistas en los penales de Lurigancho y El Frontón. En el primer caso, un proceso penal terminó con las condenas de la Guardia Republicana. Allí murieron todos, los 126 presos. La diferencia es que en El Frontón fueron abatidos “oficialmente” 133 reos y sobrevivieron aproximadamente 30, además de morir cuatro marinos, por lo que se consideraba que lo que hubo fue combate.

El testimonio de Castillo echa una luz muy distinta sobre los hechos. Según él, hubo combate que se inició en la madrugada del 19, pero alrededor de las tres de la tarde ya los amotinados estaban controlados. Ahí comienza, según su versión, una masiva ejecución extrajudicial, que solo termina cuando llega el presidente del Senado, Armando Villanueva del Campo (“entonces ya no se les pudo tocar”). Por eso hay aproximadamente 30 sobrevivientes. Castillo cifra el número total de muertos en más de 300.  

Sergio Tapia es el abogado de los marinos y denunció a miembros del TC.
Sergio Tapia es el abogado de los marinos y denunció a miembros del TC.

Con quien Castillo tuvo contacto directo fue con el oficial Carlos Tello Aliaga, ahora un contralmirante retirado que está entre los procesados. Ante la CVR Castillo explicó la cadena de mando:
“La escala  oficial era Vega Llona –Contralmirante Juan Carlos, asesinado por SL en 1987– como jefe, él estaba encargado de todo; el segundo de él era el Loco Lazo-Héctor Lazo Galliani-, Comandante Lazo, el loco Lazo le decíamos; de ahí quien sigue es Patrón –Teniente Primero César Patrón Baldwin–, de Patrón es Román –Oficial Luis Román Rodríguez–, de Román viene Tello –Oficial Carlos Tello Aliaga–, y de Tello viene el teniente Ríos…”.

Según cuenta, “a base de granadas los hemos sacado a todos (del llamado Pabellón Azul)… entonces han empezado a salir, pero hay gente que sí se rendía… inclusive el teniente Román le dijo a uno de estos que estaba saliendo, ya corre, vete para la orilla, eh se escapa uno, ese fue el clavo para que todos los que salieran ya murieran porque esa fue  la iniciativa para que todos, todos los que salían los mataban, porque este pata corrió hacia el mar y corrió otros y de ahí fusilamiento, en la misma playa; ya estando dentro del agua ahí mismo...bala... el que estaba ejecutando lo mataba como podía. Si tenía un cuchillo con cuchillo, si tenía la bayoneta con bayoneta y si no, tiro”.