Clan familiar detenido: Ever y Edinson Sabino Caruzo, y Felix Caruzo Ordóñez
Clan familiar detenido: Ever y Edinson Sabino Caruzo, y Felix Caruzo Ordóñez
Edición 2510: Jueves, 19 de Octubre de 2017

Los Caruzo

Tres generaciones de una familia que, recientemente, trató de exportar más de una tonelada de droga.

Clan familiar detenido: Ever y Edinson Sabino Caruzo, y Felix Caruzo Ordóñez
Clan familiar detenido: Ever y Edinson Sabino Caruzo, y Felix Caruzo Ordóñez

La tercera generación de la familia ‘Caruzo’, que en los años 80 se dedicaba al tráfico ilícito de PBC, continúa operando. Este clan de origen huanuqueño está conformado por una misma sangre de nietos y biznietos. También son conocidos en el mundo de los traficantes como los ‘Químicos’, porque transforman la droga cristalizada en cualquier objeto. Agentes de inteligencia del grupo ‘Orion’ de la DIRANDRO los puso al descubierto tras un trabajo de seguimiento de seis meses.

Con escuchas telefónicas judicialmente permitidas y video vigilancias se logró desarticular a la organización delictiva con la operación Sipán. Se logró gracias a la presencia de la Dra. Irene Mercado, de la Segunda Fiscalía contra el Crimen Organizado, la pasada madrugada del martes 17 de octubre, cuando se logró detener a 17 personas e incautar 1,360 kilos de clorhidrato de cocaína convertidos en tubos de plástico listos para ser exportados a México.

Nelson Dobbins Rebello: narco brasileño.
Nelson Dobbins Rebello: narco brasileño.
Los responsables, Edinson Domingo y Ever Sabino Caruzo, Bardales Caruzo y Félix Iván Caruzo Bardales, viajaron desde Huánuco a la ciudad de Lima en agosto pasado para enmascarar el estupefaciente en tubos de plástico.  Según la DIRANDRO, la droga se camufló con un soporte sintético entremezclado. A simple vista no se podía apreciar si era un tubo auténtico o falso. Ni el olfato de los perros de la policía antidrogas pudo detectar la ilícita mercancía. De los 126 tubos de plástico que iban a ser exportados, ocho estaban premiados con la droga. Yessica Caruzo Ruiz, sentenciada por TID a 8 años de prisión en el 2003, también fue parte de la organización.

Los ‘Caruzo’ fueron contratados por su cuñado Hilder Lino Céspedes (a) ‘Gringo’, quien además se encargó de recepcionar la droga que llegaba procedente del VRAEM. Analizadas las informaciones obtenidas de diversas fuentes, el grupo ‘Orion’ determinó que Jorge Antonio Cáceres Eugenio era el responsable de la recepción del dinero para el financiamiento, adquisición, traslado y acondicionamiento de la droga. Personalmente supervisó el traslado y entrega de los alijos de cocaína a las personas que se encargaban de acondicionar la misma en los tubos plásticos. Fue el representante de la organización y el nexo con los dos ciudadanos extranjeros –y financistas de la estructura- Nelson Dobbins Rebello  (de nacionalidad brasileña) y José Manuel Ríos Pérez (a) ‘Charro’, mexicano con nexos en el ‘Cartel de Sinaloa’.

Droga camuflada en tubos de plástico que tenían como destino México.
Droga camuflada en tubos de plástico que tenían como destino México.

En todo momento supervisaron la estiba de los tubos al contenedor TRITON TCNU-59617745G1-3, para su traslado y posterior exportación. Ellos fueron filmados ingresando a los dos depósitos ubicados en los distritos de Chosica y Lurín donde se acondicionó la droga. Los extranjeros conformaron la empresa exportadora de fachada ‘Nedo International SRL’ que tenía como representante a Patricia Tuesta Briceño. Se ha constatado que la misma ha efectuado una primera exportación de tubos similares el 1 de marzo pasado a México por un valor de US$ 30,000.00 exportación que habría sido aprovechada para efectuar un primer envío de droga.

Se dice que en el mundo del narcotráfico es mejor trabajar en familia, porque es más difícil que tu propia sangre te delate. Al menos eso es lo que cree uno de los oficiales artífices de esta operación.    

Loading...