Huatay rechaza ser senderista, pero abraza al “Presidente Gonzalo”.  Ultima foto de la abogada en público.
Huatay rechaza ser senderista, pero abraza al “Presidente Gonzalo”. Ultima foto de la abogada en público.
Edición 2509: Jueves, 12 de Octubre de 2017

Huatay de Puño y Letra

Por: Yulia Orbezo / Diego Quispe | La cabecilla de Socorro Popular está con un pie fuera de la cárcel tras cumplir condena de 25 años. Declaraciones exclusivas.

Huatay rechaza ser senderista, pero abraza al “Presidente Gonzalo”.  Ultima foto de la abogada en público.
Huatay rechaza ser senderista, pero abraza al “Presidente Gonzalo”. Ultima foto de la abogada en público.

A falta de cuatro días para que Martha Huatay, alias “camarada Rosa”, cumpla su condena de 25 años en la Penal de Ancón II, el Colegiado A de la Sana Penal Nacional rechazó brindar a la titular de la Fiscalía Supraprovincial de Lima, Marcelita Gutiérrez, las copias del testimonio de Óscar Ramírez Durand, alias “Feliciano”, quien el mes pasado responsabilizó a Huatay del atentado en la Calle Tarata en 1992.

El martes 3, la fiscal le abrió  a Huatay una indagación preliminar por dos razones: el pedido de investigación que efectuó el 27 de septiembre el procurador antiterrorismo Milko Ruiz y el reciente testimonio de “Feliciano”.

El abogado de Huatay, Mauro Apaico, respondió que “el Colegiado A de la Sala Penal rechazó la solicitud porque no puede haber dos procesos paralelos. Mi patrocinada ya está  incluida en el juicio a Tarata como testigo y no puede pasar a calidad de acusada”.

El martes último, Apaico entregó en exclusiva a CARETAS una carta con la versión de Huatay y un manuscrito que nos autoriza su difusión. Ahí responde a “Feliciano” y niega haber militado en Sendero Luminoso. Debido a la extensión del oficio, CARETAS  publica los  párrafos más relevantes:

 “Por la tortura (luego de ser arrestada) perdí mis facultades psíquicas superiores por más de 3 meses. Pese a estar sumamente enferma el Gobierno me confinó en la cárcel de Yanamayo, Puno, en donde estuve 9 años en condiciones inhumanas, degradantes y crueles, condiciones que fueron condenadas por la Naciones Unidas – ONU y la Corte Interamericana de Derechos Humanos de San José de Costa Rica.

Manuscrito escrito por Huatay en el Penal Ancón II en septiembre.
Manuscrito escrito por Huatay en el Penal Ancón II en septiembre.

Sobre mi relación con Sendero Luminoso, en el juicio oral del megaproceso dije que no pertenecía a sus filas, que no era integrante de ninguno de sus organismos, de su estructura y que mi relación era profesional. Y no existe ninguna prueba que acredite lo contrario. No he sido miembro de su Comité Central, ni de su Buró, ni de Socorro Popular.

En octubre de 1982, el Gobierno y la Dincote disponen mi detención al no haber podido asesinarme y/o desaparecerme, por haber denunciado a nivel nacional e internacional la política genocida del Estado peruano que aplicó en su lucha antisubversiva durante el conflicto armado. La prensa lo conoce, solo que hoy ha perdido la memoria.

Rechazo (sobre la Asociación de Abogados Democráticos) eso de “organismo de fachada de Sendero Luminoso” como imputó la Dincote para justificar el asesinato, desaparición y persecución de los abogados de la AADP.

El atentado a la calle Tarata en Miraflores dejó 25 muertos y más de 200 heridos.
El atentado a la calle Tarata en Miraflores dejó 25 muertos y más de 200 heridos.

Hoy, otra vez la Dincote y la Fiscalía me calumnian, imputándome ahora “participación en el atentado de la calle Tarata”. La fiscal Marcelita Gutiérrez Vallejos, Fiscal de la 2da. Fiscalía Penal Supraprovincial, con resolución del 27 de setiembre del 2017, abusando de su cargo, cometiendo delito de prevaricato, usando la noticia publicada en la carátula y página 6 del diario Correo de la misma fecha, con la rapidez que no suele funcionar el Ministerio Público es defensor de la legalidad y su acción debe ejercerla acorde a los principios del Estado constitucional y democrático, dispone en mi contra abrir investigación preliminar, porque según la noticia, proporcionada por la misma Fiscalía, dice que Oscar Ramírez Durand, en el proceso que se le sigue por el caso Tarata, habría dicho que la sentenciada Martha Isabel Huatay Ruiz “…ella tendría que haber sabido sobre el atentado Tarata”. Esta frase en condicional y otras semejantes no meritúan ni siquiera como indicio para abrir investigación preliminar en mi contra. Ni jurídica ni gramaticalmente sirve a un proceso de investigación preliminar”.  El texto completo está disponible en www.caretas.com.pe.

Huatay niega pertenecer a Sendero Luminoso y menos aún muestra algún arrepentimiento.

LA CONTRAPARTE

“Cuando ocurre el atentado en Tarata, quien estaba a cargo de Socorro Popular era Martha Huatay porque los anteriores líderes, Yovanka Pardavé y Víctor Zavala Cataño, ya habían caído en junio de 1991, entonces ella asume todo el aparato”, cuenta el exagente del GEIN y autor del libro El Golpe Final, Guillermo Bonilla. 

En su juventud formó el frente “Profesores Clasistas”. Bonilla apunta al currículum de Huatay.
En su juventud formó el frente “Profesores Clasistas”. Bonilla apunta al currículum de Huatay.

Es así que a comienzos del régimen fujimorista, y hasta la caída de Abimael Guzmán en septiembre, “Socorro Popular –integrado por mujeres en su mayoría– fue responsable por el 90% de atentados en la capital. El año que capturamos a Guzmán en Los Sauces, en total hubo 32 atentados por coches bombas”, manifestó Bonilla.

“Augusta La Torre, ‘Norah’ –primera esposa de Guzmán– fue captando a mujeres mediante el Movimiento Femenino Popular que se dividían en dirigentes y militantes activas. Huatay tiene un rol clave por la cercanía a La Torre”, cuenta  el periodista Umberto Jara y autor del reciente libro Abimael. El Sendero del Terror.

Inicialmente, Socorro Popular nace como un órgano responsable de dar asistencia médica a heridos.  “Funcionaba para reclutar militantes y  atender a los heridos en Sendero Luminoso. Las primeras regiones donde funcionan son en Apurímac y Huancavelica”, afirma el especialista en terrorismo Pedro Yaranga.

“Cuando Huatay  asume en junio de 1991 la dirección de SOPO, ese año comienza a militarizarse, cierra su estudio y pasa a la clandestinidad  ya que debía concentrarse en su forma de lucha. Entonces, comenzó a tener sus destacamentos con acciones directas”, señala Yaranga.

Bonilla afirma que Tarata fue responsabilidad de Socorro, pero también están los ataques al Canal 2, al Centro Comercial San Isidro, al Puesto de Auxilio Rápido de la Policía General de la Avenida Argentina; el atentado contra la embajada  de Italia y la  muerte del exministro aprista Orestes Rodríguez.

A LA TERCERA LA VENCIDA

De tres operaciones del GEIN, Huatay escapó de dos. La primera fue en junio de 1990, luego que la PNP intervino la casa de Monterrico donde se realizó el velorio de la primera esposa de Guzmán; la segunda fue en noviembre del año posterior en que –según Bonilla– capturaron a todas las cabezas de SOPO y la tercera, la tarde del sábado 17 de octubre de 1992, cuando un vehículo con cuatro personas a bordo fue seguido por el GEIN rumbo a Pueblo Libre y al ver a Huatay dentro con, los agentes decidieron interceptarlo en la Calle Copacabana. Aquella fecha aparte de ella, también cayeron los senderistas Flumencio Jayo Díaz, Luigi Carlos Portillo y María Del Pilar Meneses. 

Antes de liderar SOPO, Huatay fundó  la Asociación de Abogados Democráticos en la década de los 80. “Al comienzo hacían  otro tipo de defensa no solo a senderistas y cumplía tres funciones básicas: dar  asistencia de salud a los senderistas heridos, defensa con los abogados y asistencia de familiares detenidos”, añadió Yaranga.

Su otra disciplina profesional, aparte del derecho, fue la educación. Además de AAD fundó el gremio “Profesores Clasistas” y a través de unos cursos en La Cantuta forjó su amistad con Elena Iparraguirre “Miriam” y Laura Zambrano.

Huatay también presidió “la comisión encargada del velorio de la primera esposa del líder del PCP – SL en Monterrico y el entierro en Trapiche – Comas. Si existe alguien aparte de Guzmán y “Miriam” que sabe sobre el motivo de la muerte de ‘Norah’ es ella”, sostiene el autor de El Golpe Final.   

 

Loading...