Comandante Julio Becerra (‘Ardilla’) y subofi   cial superior Cecilia Garzón (‘Gaviota’). Fingieron ser novios y terminaron casándose.
Comandante Julio Becerra (‘Ardilla’) y subofi cial superior Cecilia Garzón (‘Gaviota’). Fingieron ser novios y terminaron casándose.
Edición 2503: Jueves, 31 de Agosto de 2017

La Captura de ‘Gonzalo’

A 25 años del arresto de Abimael Guzmán, un libro cuenta la historia secreta del GEIN. Un drama de héroes anónimos, celos profesionales y vendettas mortales.

Comandante Julio Becerra (‘Ardilla’) y subofi   cial superior Cecilia Garzón (‘Gaviota’). Fingieron ser novios y terminaron casándose.
Comandante Julio Becerra (‘Ardilla’) y subofi cial superior Cecilia Garzón (‘Gaviota’). Fingieron ser novios y terminaron casándose.

Esta es la historia de cómo el presidente de los Estados Unidos de entonces, George H.W. Bush, se enteró de la caída de Abimael Guzmán  antes que Alberto Fujimori. También es el relato de cómo el salsero Antonio Cartagena integró por unos pocos días el equipo. En el libro del periodista Carlos Paredes hay de todo: desde el avistamiento de Luis Arana Franco ‘Cholo Sotil’ deambulando por Lima hasta la verdad detrás de la traición al asesinado coronel Manuel Tumba. Allí están las donaciones de la colonia japonesa, el rol de ‘Bob’ (Superman), los líos de faldas en Sendero, la botella de whisky Johnnie Walker etiqueta roja de cinco litros, el sobrevuelo sobre la casa, la filtración del video y las técnicas de ‘ovice’ (observación, vigilancia y seguimiento). Los mitos, las leyendas urbanas y las estremecedoras verdades alrededor del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) y ‘la captura del siglo’.

–Primero, la mitología. La llamada ‘maldición del Cachetón’.
–Vamos a ser claros: el GEIN nace en una institución degradada, que era la Policía. Un dato de Miyashiro: ellos recibían S/ 72 cada seis meses para útiles de oficina. Entonces deciden cambiar de lógica: ya no buscar solo explosivos y armas, sino también buscar textos. Y ya no detienen para investigar, sino que ahora investigan para detener. Por eso todas las operaciones duraron en promedio tres meses y medio. Y todas están entrelazadas. Una llevó a la otra. Finalmente, luego de la captura, el GEIN terminó mal. Eran 89 (con solo tres mujeres), ahora son 87. Hay dos fallecidos, uno por traición y otro por un accidente.

El suboficial Gustavo Trujillo Tiburcio ‘Gitano’.
El suboficial Gustavo Trujillo Tiburcio ‘Gitano’.
–El propio Benedicto Jiménez terminó de esbirro de Rodolfo Orellana.
–Su situación legal es incierta. Todavía no se inicia el juicio a la red Orellana, donde se le acusa básicamente de lavado de activos y de pertenecer a una organización criminal. En el verano del 2016, en pleno penal de Ancón, Benedicto sufrió un infarto. Ahora se encuentra internado en el Hospital de la Policía gracias a un hábeas corpus. Su corazón funciona al 25%. Le han implantado un resucitador. Su situación de salud es grave.

Leer también: La Cacería de Gonzalo

–¿Qué dicen los demás miembros del GEIN de su caso?
–Cuando les preguntas qué pasó con Benedicto Jiménez, quien fuera el motor del GEIN, ellos te contestan: Benedicto Jiménez como policía, fue impecable. Como civil, no saben. Algunos de sus compañeros lo siguen visitando. Entiendo que Benedicto se ha disculpado en privado con algunos periodistas que difamó. Con el congresista (Víctor Andrés) García Belaunde, por ejemplo, se disculpó cuando fueron a entrevistarlo para la investigación parlamentaria del caso Orellana. Él dice que quiere sobrevivir para defender su salud y su nombre.

Teniente Guillermo Bonilla ‘Helio’. Derecha, Walter Capa, técnico y camarógrafo.
Teniente Guillermo Bonilla ‘Helio’. Derecha, Walter Capa, técnico y camarógrafo.

–¿Cómo se corrompe el héroe?
–Benedicto terminó frustrado. Nunca lo quisieron ascender a general. Se presentó cinco veces al ascenso y en las cinco era el número uno en puntaje. ¿Y sabes por qué no lo ascendieron? Porque tenía dos sanciones en su foja de servicio. Y las dos sanciones llegaron, una, por publicar un libro que él llamó La verdadera historia de la captura del siglo y, la otra, porque le da una entrevista a Fernando Rospigliosi para CARETAS. El día que él postula por quinta vez y no lo ascienden, pide una cita con el ministro del Interior de entonces, que era el propio Rospigliosi. Él le dice a Benedicto: “No te puedo ascender porque tienes ocho horas de castigo”. Benedicto le responde: “Sí, pero cuatro son tuyas, de la entrevista que te he dado”. Salió muy frustrado de la Policía. Eso no lo justifica, pero quizás en parte lo explica.

–El actual congresista Marco Miyashiro fue a quien mejor le fue.   
–Sí, llegó a ser jefe de la Dincote y director general de la PNP. Y ahora es congresista.

Carlos Morán Soto, analista. Llegó a general. Derecha, Antonio Ketín Vidal, exjefe Dincote.
Carlos Morán Soto, analista. Llegó a general. Derecha, Antonio Ketín Vidal, exjefe Dincote.

–¿Por qué Sendero Luminoso no mató al delator Luis Arana Franco ‘Sotil’ en Castro Castro?
–No lo sé, por alguna extraña razón no lo mataron. La historia del ‘Cholo Sotil’ es interesante porque él viene de una familia muy humilde. Quería ser ingeniero y logra ingresar a la UNI, pero su familia no tenía cómo pagar sus estudios. Él se ve obligado a buscar chamba y la primera que le ofrecen es como profesor en la academia preuniversitaria César Vallejo, enseñando matemáticas. Luego le ofrecen un puesto administrativo y se vuelve asistente de contabilidad. Sendero (Luminoso) buscaba a alguien sin antecedentes ni familiares terroristas. Arana acepta porque era la única forma de mantener un empleo fijo, adquirir una casa en Pueblo Libre, comprar un auto y tener un hijo. Desde la academia, Arana empieza a recolectar dinero para las acciones terroristas. La Policía lo vigila año y medio y lo quiebra con la posibilidad de perder a su hijo de seis meses de nacido, a quien adoraba y fotografiaba siempre. Ahí Arana se acoge a la ‘ley del arrepentimiento’, pero primero lo mandan a Castro Castro. Recién en el 93 le cambian la identidad y lo mandan a Bolivia.

Mayor PNP José Gil Becerra, estratega. Uno de los delfines junto a Bonilla.
Mayor PNP José Gil Becerra, estratega. Uno de los delfines junto a Bonilla.

–¿Cuál es la situación actual de los ex GEIN?
–Guillermo Bonilla Arévalo, por ejemplo, está en el retiro contra su voluntad, a pesar de tener mucho por aportar. Ahora está dando clases, instruyendo a policías de otros países. Los invitan a Colombia, Venezuela y España, pero no están en la Policía. Increíble. Y una pena porque si la experiencia del GEIN se hubiera continuado, no estaríamos ni con los Quispe Palomino ni con Movadef. Habría un trabajo preventivo de inteligencia, lo que no hay ahora.

Loading...