Mexicanos Rubén Larios Cabadas y Nazario Delgado Haro (a) 'Nascar', de compras en el Mall Aventura Plaza de Trujillo, filmados por la Policía, el 26 de julio del 2014. Abajo, 'Nascar' con Rodrigo Torres (a) 'Lic', en Huanchaco.
Mexicanos Rubén Larios Cabadas y Nazario Delgado Haro (a) 'Nascar', de compras en el Mall Aventura Plaza de Trujillo, filmados por la Policía, el 26 de julio del 2014. Abajo, 'Nascar' con Rodrigo Torres (a) 'Lic', en Huanchaco.
Edición 2502: Miércoles, 23 de Agosto de 2017

Narcos de Película

Esta semana salen libres los principales implicados de la incautación de cocaína más grande de la historia.

Mexicanos Rubén Larios Cabadas y Nazario Delgado Haro (a) 'Nascar', de compras en el Mall Aventura Plaza de Trujillo, filmados por la Policía, el 26 de julio del 2014. Abajo, 'Nascar' con Rodrigo Torres (a) 'Lic', en Huanchaco.
Mexicanos Rubén Larios Cabadas y Nazario Delgado Haro (a) 'Nascar', de compras en el Mall Aventura Plaza de Trujillo, filmados por la Policía, el 26 de julio del 2014. Abajo, 'Nascar' con Rodrigo Torres (a) 'Lic', en Huanchaco.

Este jueves 24 saldrá en libertad el mexicano Rubén Larios Cabadas, uno de los principales implicados en el caso 'Carboneros', el mayor cargamento de droga capturado en el país, 7,3 toneladas de cocaína pura, incautado en Trujillo el 25 de agosto del 2014.

Leer: El Capo Inquilino 

Larios fue detenido durante la Operación 'Carbonero', ejecutado por la Dirección de Investigación Especial de la Dirandro (Divinesp). Junto con él cayeron otros cuatro presuntos narcotraficantes, el mexicano Joseph Gutiérrez, y los peruanos Carlos Manuel Mendoza Rodríguez, Néstor Porfirio Herrera Villanueva, y José Luis Tinta Jara.

En la casa donde fue arrestado Larios Cabadas la Policía encontró una reveladora agenda: el registro de los cargamentos de cocaína adquiridos para ser exportados con los seudónimos de los proveedores, 'Taz' y 'Mariloche' del VRAEM, entre otros. Sin embargo, todos saldrán libres esta semana.

Juez César Sahuanay rechazó pedido de prisión preventiva por 12 meses más.
Juez César Sahuanay rechazó pedido de prisión preventiva por 12 meses más.

CHOQUE DE PODERES

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, alertó sobre la inminente liberación de los presuntos narcotraficantes en su cuenta twitter: “Mi más enérgica protesta, duro golpe a lucha contra el delito”.

El grave incidente fue materia de un áspero intercambio verbal entre el presidente del Poder Judicial Duberlí Rodríguez y Jorge Chávez Cotrina, coordinador de fiscales contra el crimen organizado.

Leer también: El Cajero del Cártel

“Entiendo que los fiscales que están a cargo de este caso han sido absolutamente irresponsables y negligentes en la investigación”, lamentó Rodríguez en el programa No hay derecho de Ideéle Radio. “Y ahora que se le venció el plazo de prisión preventiva, recurren a lo más fácil, que es culpar a los jueces que se les haya dado libertad, y, el ministro del Interior, se va a lo último y no ve todos los antecedentes”.

TRES AÑOS PRESOS

Los acusados cumplen esta semana 36 meses de prisión preventiva. De acuerdo a ley, nadie puede permanecer en prisión más de tres años sin haber sido sentenciado. En junio pasado, la fiscal Mayra Mori Anto había solicitado la ampliación de la prisión preventiva por 12 meses.

El pedido fue inicialmente aceptado por la jueza Zaira Pérez Escalante, del Segundo Juzgado Penal Nacional de Investigación Preparatoria, pero rechazado por la Segunda Sala Penal de Apelaciones de la Corte Superior presidida por el juez César Sahuanay –el mismo que ratificó la prisión preventiva contra el expresidente Ollanta Humala y Nadine Heredia–.

Solo después del rechazo, la fiscal Mori formalizó los cargos contra Larios Cabadas y sus compinches, el 15 de julio pasado. Pidió 18 años y 4 meses de prisión para el mexicano, acusado de ser uno de los cabecillas de la banda de narcotraficantes, ligado al temible cartel de Sinaloa.

Al cierre de la presente edición, la fiscal Mori aún no había solicitado la reconsideración de medida cautelar por arresto domiciliario de los implicados. Así las cosas, Larios y los demás detenidos saldrían del penal de máxima seguridad Ancón 1 por la puerta grande.

Trujillo, 25 de agosto del 2014, la Policía incautó 7,3 toneladas de cocaína pura prensadas en rocas de carbón mineral.
Trujillo, 25 de agosto del 2014, la Policía incautó 7,3 toneladas de cocaína pura prensadas en rocas de carbón mineral.

CARBÓN CON YAPA

Larios Cabadas y los demás implicados fueron arrestados el 25 de agosto del 2014 luego de una paciente labor de inteligencia de la Dirandro. La Operación 'Carbonero' fue un trabajo estrechamente coordinado con la DEA de EE.UU. que se inició en marzo del 2014. La policía peruana fue alertada de la presencia de un empresario mexicano dedicado a la exportación de carbón … con yapa.

Pronto se detectó que un mexicano, Marco Antonio Larios Díaz, en efecto se dedicaba a la exportación del mineral desde Trujillo. La policía peruana se dedicó a vigilar, filmar e interceptar los teléfonos de Larios Díaz y de las personas con quien se reunía durante estos seis meses. Larios Díaz entraba y salía del país con frecuencia, pero cuando se encontraba en Trujillo, se alojaba en una casa en el balneario de Huanchaco.

La casa era de propiedad del excongresista José León de Perú Posible, quien la había alquilado al mexicano Rodrigo Torres (a) 'Lic'

Fiscal Mayra Mori recién presentó cargos al filo de los tres años de detención preventiva.
Fiscal Mayra Mori recién presentó cargos al filo de los tres años de detención preventiva.
LABOR DE INTELIGENCIA

También se siguieron los pasos a Rubén Larios Cabadas, quien era un visitante frecuente de la casa, y sobrino de Larios Díaz. Así como a Nazario Delgado Haro (a) 'Nascar', mexicano-norteamericano, responsable del acopio y acondicionamiento de la cocaí- na en rocas de carbón mineral, según la Policía. Larios Cabadas era el responsable de la logística de la operación.

La interceptación de las llamadas de Larios Cabadas detectó coordinaciones finales para la contratación de camiones para llevar la carga. La policía filmó a Larios Cabadas ingresando horas antes de la intervención al depósito en el barrio de El Milagro donde se hallaron las 7,3 toneladas de cocaína ya prensadas al interior de las rocas de carbón y a punto de ser despachadas a Europa.

Ante la inminencia del despacho, los agentes de la Policía dieron el golpe el 25 de agosto del 2014. El más grande en la historia del país.

EXPORTACIÓN NO TRADICIONAL

Los narcotraficantes habían formado cuatro empresas de exportación de carbón mineral: AyO, en México; Exportin and Importin D´art Blaper SL, en España; Alfa & Omega y Betas Andinas, en el Perú. Entre 2013 y 2014, Alfa & Omega, según la SUNAT, realizó 38 exportaciones a Europa de carbón mineral. La policía española detectó en diciembre del 2013, un contenedor con 9 toneladas de carbón mineral en cuyo interior habían 300 kilos de cocaína. Los sabuesos de la policía estaban sobre una pista caliente.

En la casa de Huanchaco y de El Golf, donde vivían los mexicanos, se decomisó abundante documentación incriminatoria. Una foto en la casa de Huanchaco resultó ser reveladora: la del narcotraficante guatemalteco Kevin Westendorff Godines, implicado meses antes en el decomiso de droga en los almacenes del Callao. En la casa de El Golf encontraron una agenda en la que se consignaba toda la droga acopiada.

Pero ni rastro de Rodrigo Torres ni de Marco Larios Díaz, los presuntos cabecillas. Torres salió del Perú junto con Nazario Delgado, el químico, el 29 de julio, casi un mes antes del golpe policiaco.

Retrato del narco guatemalteco Kevin Westendorff en la casa alquilada por el congresista José León en Huanchaco.
Retrato del narco guatemalteco Kevin Westendorff en la casa alquilada por el congresista José León en Huanchaco.

'EL DIVINO'

El acopio de las 7,3 toneladas de cocaína comprometió a una vasta red de traficantes locales e internacionales. El grueso llegó del VRAEM y 1,9 toneladas provenía de Colombia, despachadas por José Elber Merchán Cortés (a) Santero, un narco que recurría a la santería y sacrificio de gallos, hasta que se le acabó la suerte, y fue detenido en Colombia, en marzo del 2015, y extraditado a la prisión de Tampa, Florida.

Merchán “cantó” ante las autoridades antinarcóticos como Poncho Zuleta. Confesó que trabajó en sociedad con Larios Díaz (a) 'El Divino', quien se presentó como representante del Cartel de Sinaloa en América del Sur, desde el 2010.

“Con él realizamos varios envíos de drogas a EE.UU. y Europa desde nuestro centro de operaciones en Alto Guajira, Colombia, en la frontera con Venezuela. Los cargamentos salían vía marítima por la costa del Caribe hasta que la DEA intervino dos toneladas de droga a bordo del buque 'Two Brothers' con destino a EE.UU.”, confesó 'El Santero'.

Larios Díaz decidió entonces trasladarse al Perú, en 2011. Entre el 19 y el 21 de octubre del 2013, 'El Divino' y 'El Santero' acordaron envíos de droga desde Colombia al Perú.

A PASO DE TORTUGA

Pese a las contundentes pruebas, la Fiscalía no presentó cargos contra los implicados hasta julio pasado. Según fuentes policiales, la Fiscalía tardó cerca de un año en deslacrar los documentos incautados. La fiscal Mori asumió el caso recién en abril del 2015. Ella justifica la demora en los múltiples requerimientos de información realizados por su despacho ante EE.UU., México, Colombia y España. Los trámites legales de cooperación son lentos.

Fuentes de la Dirandro aseguran que Larios Cabadas admitió que Larios Díaz era su tío, y estaba dispuesto a confesar a cambio que le reduzca la condena. Nunca ocurrió.

El caso ya ha dejado un reguero de muertos en el camino. En noviembre del 2014, fue asesinado Aldo Daniel García Madrigal, en México. En diciembre del 2015, fue asesinado Julio Alan Reyes Alvarado, también implicado en el caso de los 'Carboneros', en Monterrey, México. En junio pasado, Alejandro Oziel Saucedo Rodríguez salvó de milagro de un atentado.

El mismo día de la intervención, la policía registró una última llamada de Larios Díaz al teléfono de Néstor Porfirio Herrera Villanueva. “Dime qué está pasando, qué está pasando Toledito, por qué no respondes, dime qué pasa”. Villanueva nunca respondió. La policía ya le había echado guante. Herrera es otro de los acusados que esta semana sale libre.